Con la colaboración de:

La UE inyecta a España los primeros fondos de recuperación para «asegurar la transición verde»

Forman parte de la primera transferencia, de 9.000 millones de euros, del plan de recuperación aprobado por la Comisión

Unión Europea. Imagen de Unsplasg

Primera inyección de fondos para impulsar las renovables en España a través del plan NextGenerationEU.

La Comisión Europea ya ha transferido a España los primeros 9.000 millones de euros del plan de recuperación, en forma de anticipo de los cerca de 70.000 millones que España solicitó a Bruselas en forma de transferencia no reembolsable.

Y parte de esta primera inyección de liquidez va a ir destinada al impulso de la energía menos contaminante.

Primera entrada de fondos

En concreto, la Comisión ha confirmado que ha desembolsado este martes 9.000 millones de euros a España en prefinanciación, lo que equivale al 13% de la asignación financiera del país en el marco del Fondo de Recuperación y Resiliencia (FRR). 

“El pago de prefinanciación ayudará a poner en marcha la implementación de las medidas cruciales de inversión y reforma descritas en el plan de recuperación y resiliencia de España”, indica el Ejecutivo comunitario. 

Además, apunta que, de forma progresiva, la Comisión autorizará nuevos desembolsos basados ​​en la implementación de las inversiones y reformas descritas en el plan de recuperación y resiliencia de España.

Se prevé que, en total, España recibirá un total de 69.500 millones de euros, que consisten íntegramente en subvenciones, durante la vigencia de su plan.

Y es ahí donde entran las renovables. El Fondo de Recuperación y Resilencia aspira, entre otras medidas, a asegurar la transición verde de la economía española.

Renovables y eficiencia energética

Incluye, según refleja la Comisión, “una ambiciosa ley sobre cambio climático y transición energética, que consagra los objetivos renovables para 2030 y la neutralidad climática para 2050, incluido un sistema eléctrico 100% renovable”.

“El plan también apoyará fuentes innovadoras de energía renovable con 3.900 millones de euros e incluye 3.400 millones de euros para respaldar más de medio millón de renovaciones de eficiencia energética en edificios residenciales”, indica la CE a través de un comunicado.

Las grandes energéticas del IBEX, por ejemplo, ha ido presentando en los últimos meses proyectos vinculados a la inyección de fondos de la UE. Entre ellos, los vinculados al desarrollo del hidrógeno verde, considerado uno de los combustibles menos contaminantes y con mayor proyección a futuro, donde las empresas requieren respaldadas por fondos públicos para garantizar su desarrollo.

Además, Bruselas destaca otros dos ámbitos a los que irán destinados estos fondos comunitarios. Por un lado, la digitalización. A las pymes y los autónomos se destinarán 3.000 millones de euros.

A estos se suman 3.600 millones millones para mejorar el nivel de competencias digitales de la población y la transformación digital de la educación; y otros 3.200 para la digitalización de la administración pública.

Por otro lado, “reforzar la resiliencia económica y social”. Este aspecto está vinculado a que el plan contempla la inversión de 2.400 millones de euros en la reducción del uso de contratos temporales en el mercado laboral; y casi 2.800 millones para reducir el desempleo juvenil.

“El desembolso de los fondos NextGenerarionEU proporcionará un impulso crucial para que el Pacto Verde Europeo se convierta en realidad, digitalizará aún más la economía y hará que España sea más resistente que nunca. Estamos listos para apoyarlo en cada paso del camino”, asegura la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen a través de un comunicado.

Por su parte, el comisario de Economía Paolo Gentiloni afirma que “la prefinanciación desembolsada hoy ayudará a España a salir más fuerte de la crisis. El plan dará un fuerte impulso a la transición verde de España, apoyando proyectos de energías renovables, renovaciones de eficiencia energética”.

Hay que recordar que, en total, España tiene asignados por parte de Bruselas un total de 140.000 millones de euros entre transferencias y créditos. 

Sin embargo, España, por ahora, sólo ha solicitado la parte no reembolsable, que supone, aproximadamente, la mitad de esa suma.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad