Con la colaboración de

La tecnología como motor de la inversión responsable

El encuentro ISR 'Soluciones tecnológicas para la gestión de la ISR' de Spainsif ha analizado su impacto

En sus inicios, los primeros fondos vinculados al universo de la inversión socialmente responsable (ISR) solo valoraban la exclusión como estrategia de inversión.

Años más tarde, en el crecimiento de la inversión sostenible «la demanda institucional, el impulso del regulador, la inversión de impacto y, más recientemente, el engagement de los inversores institucionales con los emisores», ha jugado «un papel fundamental».

Pero, «no sólo en sus propuestas», sino también «uniéndose con los activistas y, en un futuro próximo, reflejando también la opinión de los ahorradores individuales», señala Joaquín Garralda, presidente de Spainsif durante el encuentro ISR ‘Soluciones tecnológicas para la gestión de la ISR‘, organizado este jueves por la propia Asociación.

Un crecimiento que ha sido propiciado esencialmente por «la influencia de la tecnología y el aumento de las fuentes de información», señala Garralda.

Un debate en pleno auge y en el que, el proveedor de herramientas y servicios de inversión global, MSCI, y el regulador de valores de la Unión Europea, AEVM, ha sido los últimos en manifestar su interés.

Por ello, durante el encuentro, Spainsif ha analizado el papel que los avances tecnológicos están desempeñando a la hora de facilitar la gestión de la inversión sostenible y responsable (ISR).

Un análisis realizado tanto desde el punto de vista de herramientas y soluciones ESG que emplean los actores del mercado financiero, como desde la integración de la inteligencia artificial, el big data o la medición de impacto en los análisis de las empresas y las carteras.

Igualmente, Garralda ha considerado que ante esta nueva etapa de la inversión sostenible “no diluir la relevancia del juicio humano dentro de la inteligencia artificial será uno de los grandes retos para las gestoras y suministradores de información».

La tecnología como palanca para el impulso de la inversión sostenible y su actividad

La jornada ha contado con contado con cuatro intervenciones especializadas de gestoras y empresas que han encontrado en la tecnología una palanca para el impulso de la inversión sostenible y su actividad.

Aitor Jauregui, Yuliya Plyakha Ferenc, Javier Peñalva y Fernando Ibáñez, moderados por Carmen Orive, senior manager Capital Markets de Accenture España, han sido los expertos en analizar esta temática en la mesa redonda virtual del encuentro de Spainsif.

«En BlackRock siempre hemos sido conscientes del papel de la tecnología para ofrecer las mejores soluciones y para democratizar la inversión, y por eso es un pilar fundamental de nuestro negocio», manifiesta Aitor Jauregui, responsable para BlackRock en España, Portugal y Andorra.

Por ello, para BlackRock un claro ejemplo de su compromiso es «Aladdin Climate, una herramienta que permite medir los riesgos climáticos a los que se enfrentan los inversores», destacando cómo la tecnología permitirá la transición de la industria de gestión de activos hacia una economía neutra en carbono.

Desde MSCI ESG, Yuliya Plyakha Ferenc, portfolio Management Research, ha indicado que en el caso de este proveedor de información para inversores, «la inteligencia artificial y las diferentes técnicas de extracción de datos alternativos nos ayudan a minimizar la dependencia en información reportada por los emisores».

Además, ha comentado que a través de herramientas como el ‘Machine Learning’ o el ‘Natural Language Processing’ ayudan a «incrementar la precisión en la selección, validación y análisis de datos con el propósito de generar contenido ESG financieramente relevante».

Por otro lado, Javier Peñalva, director de Estrategia y Operaciones de Clarity AI, ha indicdo las limitaciones técnicas a las que se enfrentan los inversores sostenibles, y ha recalcado la necesidad de ir más allá de la simple provisión de datos y ofrecer a los inversores herramientas tecnológicas que integren estos datos de forma intuitiva, sencilla y con un bajo coste, así como innovaciones en las metodologías científicas para medir el impacto social y medioambiental.

Por esta razón, Peñalva señala que Clarity AI «es una empresa tecnológica cuya misión es traer impacto a los mercados, pero también a las empresas y negocios, a los gobiernos y reguladores y a los consumidores».

Por último, Fernando Ibáñez, director general de Ética, ha afirmado que «además de las soluciones tecnológicas, es necesario aplicar análisis y conocimiento humano a los datos ESG para poder construir carteras eficientes».

En los últimos dos años, en los que la sostenibilidad y la inversión sostenible han despegado, Ibáñez ha argumentado que «las gestoras españolas demandan una solución integral de gestión ESG que no sólo resuelva la parte de análisis y gestión, sino también las necesidades en cumplimiento normativo, estrategias y políticas ESG y formación del equipo».

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad