Con la colaboración de

La ESMA actuará como cortafuego de especuladores en el carbono

La Comisión insta a los países miembros a utilizar los ingresos de los derechos ETS para proteger a los consumidores, pero no da soluciones concretas para el alza de la luz

La Unión Europea ha incumplido las expectativas de quienes pedían medidas contundentes a corto plazo para paliar la subida de los precios energéticos.

A pesar de la amenaza de que la subida de la electricidad podría provocar incluso un rechazo a los compromisos del Green Deal, las propuestas presentadas este miércoles han sido más bien tibias, recogiendo algunas ideas que ya se habían puesto sobre la mesa y, reiterando, que el único camino para lograr que los precios se relajen a largo plazo es invertir en renovables.

Las peticiones españolas y de otros países, como Francia, por tanto, se han quedado en el tintero, excepto en un punto. Tratar de ‘cortar’ la actividad de los especuladores en el mercado de carbono.

Aunque ya se suponía que la European Securities and Markets Authority (ESMA) supervisaba el mercado ETS, la Comisión sí que ha lanzando un mensaje directo a los ‘especuladores’ -se le pedía un gesto que los desalentara a operar, aunque ha quedado muy lejos del ‘Whatever it takes’ de Mario Draghi-.

Así, la Comisión, a través de su responsable de Energía, Kadri Simson, anunció que uno de los pasos que se daría a corto plazo sería pedir a la ESMA que «mejorara el seguimiento» del mercado de carbono.

No obstante, los precios ya se habían relajado ante el temor a que se produjera una intervención.

Las iniciativas españolas, bajo análisis

En rueda de prensa, la comisaria avanzó que Bruselas continuará evaluando las peticiones de España -entre otras la compra centralizada de gas- y avanzó que espera que más países anuncien medidas para mitigar el encarecimiento de la electricidad.

«Apoyamos plenamente las acciones de los Estados miembros para proteger a los consumidores vulnerables. Lo que es importante desde el punto de vista de la Comisión es que las medidas sean determinadas (dirigidas específicamente, «targeted» en inglés) y es importante que cualquier medida (…) no distorsione o fragmente el mercado eléctrico», señaló Kadri Simson de acuerdo con EFE.

Se espera que el Decreto para reducir los precios de la luz se convalide este jueves

Simson también rechazó dar su respaldo a la iniciativa española de ‘confiscar’ parte de los beneficios de las eléctricas. Este jueves se espera que el Decreto que lo habilita se convalide en el Congreso -algunos partidos como el PNV, no obstante, están pidiendo que se debata-, ante las implicaciones que puede tener en el sector y también en la industria.

La comisaria de Energía se limitó a decir que señalar que ha estado «en contacto constante» con la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y contraatacó las argumentaciones de los que están tratando de relacionar el incremento del coste de la energía, con el propósito de la Unión Europea de liderar la transición energética.

«Quiero ser muy clara. No estamos enfrentándonos a un aumento de los precios energéticos por nuestra política climática o porque las energías renovables sean caras, sino porque los precios de los combustibles fósiles están disparados. No tenemos aún suficiente energía verde y asequible para todo el mundo. Tenemos que acelerar la transición verde, no ralentizarla», insistió la comisaria.

Medidas a corto plazo

La Comisión avanzó una serie de recomendaciones para que los distintos países de la zona euro afrontaran el incremento del precio de la luz, además de anunciar el mayor escrutinio de la ESMA.

Aprovechar los ingresos logrados en el mercado ETS para paliar el impacto en los consumidores en riesgo de pobreza energética. Se pueden dar bonos o afrontar el pago parcial del coste

  • Autorizar temporalmente el aplazamiento de facturas
  • Asegurar que no se producen desconexiones de red
  • Reducción de impuestos temporal para las familias vulnerables
  • Ayudar, de acuerdo a la legislación europea, a empresas e industrias
  • Mejorar el alcance internacional de la energía para garantizar la transparencia, liquidez y flexibilidad de los mercados internacionales.
  • Impulsar y apoyar la accesibilidad a los acuerdos de compra de energía renovable

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad