Con la colaboración de

Europa presiona a Biden: empresarios y políticos le exigen compromisos climáticos ambiciosos el 22 de abril

Los CEOs de Iberdrola, Amundi e Ikea, entre otros, demandan a Estados Unidos que la semana que viene, durante su cumbre virtual internacional, anuncie una hoja de ruta audaz. Debería superar la propuesta por Barack Obama

La crisis climática no entiende de fronteras ni de colores políticos. Por eso, un centenar de altos directivos y representantes políticos europeos ha instado al nuevo gobierno de los Estados Unidos a construir una «nueva cooperación transatlántica» con la que lograr los objetivos de descarbonización de la economía mundial para 2050.

Anticipándose a la cumbre climática organizada por el gobierno de Biden y Harris la semana próxima, un total de 107 políticos y consejeros delegados han remitido este martes una misiva presionando al ejecutivo estadounidense para que refuerce sus ambiciones en la lucha contra el cambio climático.

«Nosotros, responsables políticos europeos, consejeros delegados, organizaciones empresariales, sindicatos y think-tanks, pedimos a los Estados Unidos que cumpla las ambiciones adoptando un objetivo climático de reducir por al menos el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, en comparación con los niveles de 2005″, reza el escrito.

La mayor economía del mundo revelará su objetivo de reducción de emisiones el próximo 22 de abril, en una reunión virtual a la que la Casa Blanca ha invitado a 40 líderes internacionales.

En su invitación, el presidente Biden instó a los líderes a aprovechar esta oportunidad para «delinear cómo sus países contribuirán a una ambición climática más fuerte«, lo que podría impulsar a otros grandes emisores para realizar las grandes reducciones de emisiones que son necesarias.

Alianza «fundamental»

Según la misiva, la alianza entre Estados Unidos y Europa es «fundamental» para abordar el cambio climático y permitir una transición justa y sostenible.

Ambas regiones, con 800 millones de personas, suman alrededor del 25% de las emisiones globales de dióxido de carbono y el 40% del PIB mundial.

«Actuando juntos, podemos hacer diferencia (…) Tenemos la oportunidad de construir un nueva cooperación transatlántica con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono en su núcleo», argumenta la carta.

Con este razonamiento, el escrito firmado por los altos ejecutivos europeos pide a los altos mandatarios de los Estados Unidos que sea «tan audaz y ambicioso» como ha sido el ‘European Green Deal’.

«Es una oportunidad única, ¡no la desaprovechemos!», zanja la misiva promovida por el europarlamentario francés Pascal Canfin, responsable de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.

Un momento clave por la próxima Cumbre

Este azote a los Estados Unidos llega en un momento clave, pocos días antes de la cumbre climática promovida por Biden. A esta cumbre están invitados el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; así como el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

La promesa actual de Estados Unidos, hecha bajo el ex presidente Barack Obama, es que las emisiones en 2025 estarán entre un 26% y un 28% por debajo de los niveles del 2005. Los grupos ecologistas instan a Washington a reducirlas en al menos un 50% antes de que acabe la década.

En el numeroso grupo de mandatorios internacionales que han recibido la invitación están los altos representantes de China o India. El último es el tercer mayor emisor después de Estados Unidos y China, bajo presión para hacer compromisos más ambiciosos.

Este movimiento de Estados Unidos podría estimular a otros grandes emisores. «Una fuerte señal de Washington podría desbloquear acciones audaces de otros países», ha señalado Canfin, el miembro francés del Parlamento Europeo.

Quiénes firman esta carta de presión

Entre la veintena de diputados europeos que firman este escrito de presión también figuran europarlamentarios españoles. En concreto, dos socialistas españoles aparecen en la carta.

Los representantes españoles dentro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo son César Luena, que vicepreside la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, y Javi López , que también forma parte de dicha comisión como miembro.

En el plano empresarial, más de 50 consejeros delegados de compañías de primer nivel firman la misiva. Entre ellos figuran Alan Jope, CEO de Unilever; Helena Helmersson, CEO de H&M; o Jesper Brodin, CEO de Ingka Group, matriz de IKEA.

El presidente de Iberdrola es uno de los firmantes

En ese grupo, también está el primero ejecutivo de una compañía del IBEX 35. Este es Ignacio Sánchez Galán, el presidente y consejero delegado de Iberdrola. La energética es parte de los ‘nueve magníficos’ con mejor nota en ESG del índice SOCIAL INVESTOR.

Las gestoras de activos se suman a este reclamo

Esta carta de presión para la Casa Blanca cuenta con apoyo de varias de las grandes compañías europeas del ámbito de la gestión de activos. Entre los signatarios aparecen el CEO de AXA, Thomas Buber; el CEO de Amundi, Yves Perrier; o el primer ejecutivo de Mirova, Philippe Zaouati.

Los CEOS de Amundi, AXA y Mirova apoyan esta carta

No obstante, no aparece ninguno de los bancos españoles ni gestoras independientes patrias. En dicho ámbito, el único firmante español es Enrique Tombas Navarro, consejero delegado de la gestora de capital riesgo Suma Capital.

Por su parte, el director ejecutivo de Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), Víctor Viñuales, también figura entre los perfiles académicos que se encuentra en la carta, consultada por SOCIAL INVESTOR.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad