Europa se autoimpone ser menos contaminante en 2030

El Consejo Europeo valida la propuesta de la Comisión e incrementa hasta el 55% el objetivo de reducción de emisiones en la próxima década

Tras una intensa noche de debate el Consejo Europeo, este viernes, los líderes de la Unión han dado un paso al frente y han aprobado un nuevo objetivo climático para reducir las emisiones de gases de efecto en invernadero (GEI), que se incrementa hasta al menos el 55% de cara al 2030, frente al 40% previo.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha anunciado esta mañana a través de su cuenta oficial de Twitter que su propuesta había logrado el apoyo de los países integrados en la unión.

«¡Una excelente manera de celebrar el primer aniversario de nuestro #EUGreenDeal! #EUCO ha respaldado nuestra ambiciosa propuesta para un nuevo objetivo climático de la UE. Europa reducirá las emisiones en al menos un 55% para 2030. Esto nos dirige hacia camino claro para lograr la neutralidad climática en 2050.»

Cinco años más tarde del Acuerdo de París, la UE continúa su lucha hacia la neutralidad climática y por liderar la bandera verde en la carrera contra el cambio climático.

El anuncio ha llegado pocos días después de que se conocieran los nuevos objetivos en materia climática del primer ministro, Boris Johnson, que es todavía más exigente, y tras el apoyo público de más de 200 empresarios del mundo a la propuesta presentada por la Comisión Europea.

Tras este nuevo hito en materia del clima, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha manifestado el nuevo avance realizado por el bloque europeo.

«Europa es líder en la lucha contra el cambio climático. Decidimos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030».

Sin embargo, son varios los países que se han mostrado reacios, aunque han apoyado el nuevo objetivo. La principal preocupación es sobre cómo financiar y gestionar la transición verde.

Por ejemplo, Polonia, respaldada por otros países de Europa central dependientes del carbón, habían demandado garantías sobre la financiación para pagar una transición de energía limpia.

Sin embargo, se estima que Europa cuenta con un paquete récord de 1,82 billones de euros que se convertirán en programas en inversiones destinados a ayudar a los Estados miembros, las regiones y los sectores particularmente afectados por la transición verde, que necesitan una profunda transformación económica y social. Los líderes de la UE han acordado que el 30% del programa se utilice para apoyar la transición energética.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad