Con la colaboración de

El número de nuevas empresas comprometidas con las cero emisiones marca récord en marzo

Hasta 129 compañías dieron un paso el mes pasado para alinearse con el Acuerdo de París. Entre ellas cinco españolas: Tubacex, Noabrands, Equipos Móviles de Campaña Arpa, Vall Companys y Product Cia de Importaciones Asiáticas

El activismo climático está de enhorabuena. La fuerte presión inversora y pública para que las empresas asuman públicamente su compromiso con la ruta hacia las cero emisiones ha marcado un nuevo récord en marzo.

De acuerdo con ‘Bloomberg’, hasta 129 empresas internacionales se sumaron a Science-Based Targets Initiative (SBTi) en marzo. Fue el mes más activo de toda la historia, ya que el anterior máximo se había logrado en enero, con 93 empresas.

El incremento es tan significativo que el mes pasado se adhirieron más compañías que en el conjunto del primer trimestre de 2020, cuando SBTi logró captar 123 nuevos firmantes.

En los tres primeros meses de 2020 se captaron solo 123 nuevos firmantes

Science-Based Targets Initiative, impulsado por CDP, United Nations Global Compact, World Resources Institute (WRI) y el World Wide Fund for Nature (WWF) busca movilizar al sector privado para que se implique en la lucha contra el calentamiento global y lo haga desde la base de criterios científicos.

«Al guiar a las empresas en el establecimiento de objetivos basados ​​en la ciencia, les permitimos abordar el calentamiento global mientras aprovechan los beneficios y aumentan su competitividad en la transición a una economía cero emisiones», explica.

«Es necesario actuar en sectores clave, muchos de los cuales requieren enfoques adaptados para establecer objetivos. El SBTi proporciona claridad y orientación sobre estos viajes, desde el sector del petróleo y el gas hasta el financiero», añade.

En este sentido, avanza que el grupo está trabajando en la definición de estándares basados en la ciencia para garantizar que los objetivos netos cero de las empresas se traduzcan en acciones consistentes para lograr la descarbonización en 2050.

De las 1.323 empresas que se han adherido al grupo a lo largo de los años, 481 ya han incorporado objetivos en línea con los compromisos del Acuerdo de París y 652 habrían establecido metas científicas concretas.

Cotizadas, capital riesgo y ‘pymes’ españolas en el grupo

En marzo, tres empresas españolas se habrían alineado con el objetivo de impulsar que el calentamiento global no supere los 1,5 grados, que coinciden con los objetivos del Acuerdo de París; concretamente Tubacex, Noabrands y Equipos Móviles de Campaña Arpa.

Además, otras dos –Vall Companys Group y Product Cia de Importaciones Asiáticas– habrían dado el primer paso al adherirse al grupo, aunque todavía sin fijar objetivos concretos científicos. Es decir, estarían en el que se considera el primer paso del proceso, que se limita a comprometerse.

El distinto perfil de cada una de ellas es un ejemplo la diversidad de compañías que están asumiendo compromisos para luchar contra el cambio climático. Tubacex es una empresa cotizada, con un valor de mercado de aproximadamente 250 millones de euros, que vende tubos de soldadura de acero inoxidable especialmente a la industria del gas y del petróleo.

Su incorporación a SBTi la obliga a alinearse con la consecución de que el calentamiento global no supere los 1,5 grados, pero no ha incorporado más datos.

Sus operaciones se vieron dañadas el año pasado por la evolución de la pandemia y, durante la presentación de resultados de 2020, ya avanzó que había iniciado un proceso de reconversión.

Tubacex reconoce la necesidad de avanzar en la transición hacia fuente de energía más más limpias

«La profunda crisis estructural del sector, agravada por la pandemia, está acelerando la transición hacia fuentes de energía más limpias, lo que ha obligado a la empresa a tomar urgentemente medidas de calado en los ámbitos financiero, organizativo y comercial», señalaba tras anunciar unas pérdidas de 25,3 millones.

Su consejero delegado, Jesús Esmoris, explicaba que las decisiones pasaba por llevar a cabo un ajuste del 20% de su plantilla a nivel global (una 600 personas) para poder «garantizar la sostenibilidad del grupo». En febrero, la reestructuración ya estaba muy avanzaba, aunque el ajuste en las plantas españolas seguía pendiente.

Noabrands, por su parte, es uno de las empresas líderes del mundo en maquiníes para el sector de ventas al por menor (uno de sus principales clientes es Inditex).

Es propiedad de The Visuality Corporation (TVC), en la que participa el fondo de capital riesgo español Miura Private Equity. Aunque SBTi no facilita información sobre cuál es el plan de reducción de emisiones previsto, la compañía sí que cuenta con una hoja de ruta definida hacia las cero emisiones, a las que se ha comprometido a llegar en 2050.

Noabrands, participada por Miura Private Equity, incorpora la economía circular dentro de sus proceso

La compañía insiste en que su camino hacia la sostenibilidad ya comenzó hace años y lo concreta en el uso de materiales y procesos sostenibles, el fomento de la trazabilidad o el reciclaje de sus productos una vez finalizan su proceso de vida; dando lugar a un modelo de negocio circular.

«Nuestras iniciativas tienen como objetivo crear sistemas y soluciones circulares más sostenibles, destinados a lograr la neutralidad de carbono para 2050, son grandes pasos en la dirección correcta para impulsar el cambio en nuestra industria», apunta Marisa Tendero, consejera delegada de Noabrands.

El capital riesgo es uno de los sectores que está impulsando los criterios ESG bajo la premisa de que su incorporación es capaz de crear valor, por ejemplo, en el momento de la venta de sus participadas.

Por último, Equipos Móviles de Campaña Arpa, es una compañía especializada en la instalación de equipación de campaña para áreas como la defensa, la salud o las emergencias.

En su incorporación a SBTi de ha adherido a un modelo especial para pymes. La compañía ha asumido una serie de compromisos. Por ejemplo, reducir en un 50% las emisiones ‘scope 1’ y ‘scope 2’ (las generadas por si misma y por su propia operativa) para 2030 respecto al nivel de 2018. Asimismo, medirá y reducirá sus emisiones de alcance 3.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad