El plan verde de Biden alienta las salidas a bolsa en el sector de renovables

Grandes empresas del sector estudian el salto al parqué, con los valores de la industria cotizando en máximos, ante la expectativa de grandes inversiones

Joe Biden calienta las expectativas del sector. Foto de Gayatri Malhotra en Unsplash

Tras el inesperado asalto al Capitolio, Estados Unidos continúa con el calendario previsto para la investidura como presidente de Joe Biden y las empresas hacen planes para tratar de aprovechar que el sector de renovables será uno de los pilares claves de la reactivación postpandemia tanto de la primera economía mundial, como de la Unión Europea.

Una de las vías para captar recursos y crecer en este contexto son las salidas a bolsa y algunos de los principales actores del mundo ya estarían trabajando en su debut en el parqué para aprovechar el tirón que está teniendo el sector en los últimos meses.

A nivel mundial, por ejemplo, uno de los que podría estrenarse es el líder en renovables de la India, ReNew Power, en la que participan Goldman Sachs, el fondo soberano de Abu Dhabi o el Canada Pension Plan Investment Board.

“La inversión ESG como tema es cada vez más grande y seguirá creciendo, por lo que creo que los mercados nos ofrecen una buena oportunidad para captar capital en algún momento», explica en una entrevista a Bloomberg, el presidente y director general de ReNew Power, Sumant Sinha.

La India debe multiplicar por cinco su capacidad de generación renovable

ReNew Power estaría buscando fondos para crecer en renovables en el gigante emergente. La India también se ha adherido a los compromisos de reducción de emisiones y espera que el 40% de capacidad energética provenga en 2030 de fuentes de generación ajenas a los combustibles fósiles.

Para alcanzarlo, el país necesita multiplicar por cinco su capacidad de generación renovable actual, ya que, se espera que el propio desarrollo económico del país incremente con fuerza la demanda energética y este aumento pilla al país tratando de descarbonizarse.

Aunque no existe una fecha concreta para el debut, la compañía reconoce que el cambio de presidencia en Estados Unidos, «hace más atractiva» la salida a bolsa.

Si Biden cumple su promesa, está previsto que ponga en marcha inversiones por dos billones de dólares para incentivar al sector renovable y poner a Estados Unidos dentro del marco de los Acuerdos de París. Donald Trump dejó fuera a la primera economía del mundo en 2017.

Un entorno muy positivo para el sector

Las empresas relacionadas con el mundo de las renovables son algunas de las que se están viendo más beneficiadas por el impulso de la ESG, además de por las expectativas de un fuerte incremento de negocio a futuro.

Ese gancho las impulsó con fuerza en bolsa el año pasado y también las ayudó a dar el salto al parqué a pesar de la pandemia.

En España, el ejemplo fue Soltec. La compañía solar fue el único debut que vivió el parqué nacional el año pasado y los valores españoles del sector se destacaron.

Y esa fue la tónica general entre las grandes empresas del mundo que se dedican al sector de renovables. A pesar de la pandemia, el apetito inversor por este tipo de compañías ha sido muy fuerte en los últimos meses.

El índice S&P Global Clean Energy se anota más de un 200% desde los mínimos de marzo de 2020

La consecuencia es que, en su conjunto, el 2020 ha sido un ejercicio brillante en rentabilidades -el índice S&P Global Clean Energy, compuesto por las principales compañías del sector se anotó más de un 200% desde sus mínimos en marzo-, que incrementa el atractivo para dar el salto al parqué.

Solo realizando una valoración por comparables, los actuales precios en bolsa del sector, elevan el hipotético valor teórico de una empresa. Ese gancho es positivo tanto para los inversores actuales que quieran desinvertir, como para captar un mayor volumen de recursos al dar el salto al parqué.

El mercado parece dispuesto a pagar un sobreprecio por exponerse al sector de renovables en este momento, aunque algunas voces previenen de que la subida ha sido demasiado vertical como para no requerir de un respiro.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad