Con la colaboración de

EEUU sigue desmontando las medidas anti ESG de Trump con un guiño a los ‘proxy’

La SEC paraliza la aplicación de las reglas de voto de los 'proxy' reformuladas el pasado verano, que dificultaban el 'engagement' de los inversores con las compañías

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

El nuevo ejecutivo de los Estados Unidos continúa quitando los palos que puso la anterior administración Trump en las ruedas del progreso ambiental, social y de buena gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés).

La SEC (Securities and Exchange Commission), que regula el mercado bursátil estadounidense, acaba de paralizar la aplicación de las reglas de voto de los ‘proxy’ reformuladas el pasado verano que dificultaban el ‘engagement’ de los inversores con la compañías.

«He indicado al personal que reconsidere si recomendar más medidas regulatorias al respecto del asesoramiento de votos por poder», ha anunciado el nuevo presidente de la SEC, Gary Gensler, en una declaración pública oficial.

En particular, ha instado al personal a considerar la posibilidad de recomendar que la Comisión revise su codificación de 2020 sobre el asesoramiento de ‘proxys’, la guía de 2019 sobre su definición y las condiciones sobre las exenciones de requisitos de información y las enmiendas presentadas.

Dichas reglas, que se aprobaron en dos votaciones de la SEC en julio y septiembre de 2020 y se revisarán tras este anuncio, habían establecido limitaciones más estrictas para las propuestas de accionistas, lo que afectaba de forma negativa a las relacionadas con temas ESG.

En concreto, se limitó el número de propuestas de los accionistas que se podrían votar en las juntas generales de accionistas, aumentó el umbral de tenencia de acciones necesario para presentar propuestas y se elevaron los criterios de apoyo requeridos para volver a presentar propuestas en juntas futuras.

Los asesores de voto interpretan el movimiento como una victoria

El anuncio de este martes ha sido recibido como una victoria por la industria de los ‘proxy’, que consideraba que la anterior reforma de la SEC era «inconsistente con la ley y actuaba en contra de los inversores a los que debía proteger», según voces representativas como la del gigante Institutional Shareholder Services (ISS).

Hace solo un par de meses, un grupo de casi 200 fondos de pensiones, gestoras de activos, fundaciones y grupos de consumidores remitió una carta al congreso de los Estados Unidos lamentando que las enmiendas aprobadas limitaban gravemente la capacidad de los accionistas para presentar resoluciones sobre cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza.

Por ello, el presidente y director ejecutivo de ISS, Gary Retelny, ha celebrado en un comunicado la decisión anunciada por la SEC. «Damos la bienvenida a la decisión anunciada (…) Esperamos participar en el próximo proceso de elaboración de normas y alentamos a los partidarios del buen gobierno a hacer lo mismo», ha señalado.

Más regulación ESG

Con este gesto, el presidente de la SEC, que asumió el cargo el pasado 17 de abril tras ser propuesto por el presidente Biden en febrero, da un paso más en el desarme de la artillería en contra de los criterios ESG que imperó durante la era Trump.

Y es que el regulador del mercado bursátil estadounidense ha entrado de lleno en el debate sobre las necesidades de regulación de las cuestiones ESG de las compañías cotizadas, con la defensa de una regulación específica y actualizada según las necesidades actuales.

Hace unos días, su comisaria Allison Herren Lee, defendió acabar con los “mitos y las «falsas creencias» ligadas a la materialidad de la información sobre las cuestiones ESG. Reiteró que la información no financiera es igual de relevante en la toma de decisiones de los inversores.

Y es que la relevancia de esta información para los inversores es crucial para los inversores y todavía es muy incompleta, según el supervisor que también ha emprendido una cruzada contra el ‘greenwashing’.

Tras llevar a cabo exámenes para evaluar la actuación en ESG de diferentes gestores de activos, fondos y firmas de asesoramiento, la SEC una «alerta de riesgo» sobre las «deficiencias y la debilidad en los controles internos» en el empleo de los criterios ESG.

Más allá de las acciones de la SEC, la administración liderada por Biden y Harris también ha empujado a la industria de los planes de pensiones hacia el ESG.

En una orden presidencial de Biden requirió a su Secretario de Trabajo, Marty Walsh a que considere “suspender, revisar o derogar”, cualquier normativa de la anterior administración que haya impedido a las empresas de inversión considerar los criterios ESG en todas las decisiones de inversión relativas a los planes de pensiones. Entre ellos, incluye los riesgos vinculados al clima.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad