Repsol y Endesa pujarán por los fondos de recuperación de la UE para financiar su giro sostenible

Serán claves para poner en marcha la millonaria apuesta por el hidrógeno verde

Los grandes grupos energéticos españoles se juegan la mayor parte de su apuesta a futuro al ‘verde’. Y, en ese proceso de transformación, conseguir una parte de los fondos de recuperación de la Unión Europea va a ser fundamental para cumplir en tiempo y forma.

Por ello, dos de las grandes energéticas cotizadas, Endesa y Repsol, ya han confirmado que irán a la ‘puja’, que va a ser fundamental para sacar adelante la millonaria apuesta por el hidrógeno verde en la que ya están inmersas las compañías.

Tanto Endesa, como Repsol, han confirmado sus movimientos esta misma semana, dado que ambos grupos han presentado sus nuevos planes estratégicos para los próximos años.

Unas hojas de ruta que suponen reforzar su apuesta medioambiental, dentro de la estrategia ESG (Environmental, Social & Corportate Governance), más aún cuanto están por detrás en rating ESG de sus principales competidores.

Un ‘maná’ de un total de 140.000 millones de euros, entre préstamos y ayudas, donde el Gobierno de Pedro Sánchez va a tener la batuta a la hora de elegir proyectos, a través de una ventanilla única.

Para ello, Moncloa ha ideado la figura de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (PERTE), que permitan canalizar la colaboración público-privada.

Endesa puja por hasta 16.000 millones

Endesa, al menos por lo que comunica, va un paso por delante en cuanto a qué proyectos quiere presentar. La compañía encabezada por José Bogas explica a SOCIAL INVESTOR que ya ha trasladado al Gobierno, para que este a su vez los analice y envíe a Bruselas, proyectos por un total de 19.000 millones de euros de inversión.

Moncloa ha ideado la figura de los PERTE, que permitan canalizar la colaboración público-privada

“De esta cifra, entendemos que 16.000 millones podrían proceder de fondos a recibir por España del Recovery Fund europeo”, explica la compañía.

En cuánto a qué proyectos puede poner en marcha con estos fondos, desglosa que tiene identificado más de un centenar. En concreto, 110.

Entre ellos, 3.100 millones de euros enfocados a la transición energética en los territorios extrapeninsulares, 2.200 millones a transporte sostenible, 4.000 millones destinados a rehabilitación de edificios para mejorar su eficiencia energética; 700 al hidrógeno verde, además de 2.100 millones destinados a proyectos para impulsar la transición energética en la Península.

Endesa apunta que todos los proyectos que ha identificado son ejecutables en el corto plazo, antes de que acabe 2023. Entre todos, asegura, se podrían generar 215.000 empleos, aportar 21.650 millones de euros al PIB y reducir en 136 millones de toneladas las emisiones contaminantes de CO2. 

Repsol aspira a ayudas para las tecnologías incipientes

Mientras, Repsol no desglosa proyectos concretos que aspirarán a esas ayudas, pero sí da pistas. No irá a por fondos, cuando la compañía pueda sola. “Vamos a sacar adelante los proyectos [renovables] porque creemos en ellos y porque es el camino que vemos para Repsol como la compañía”, apuntó su consejero delegado, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico hasta 2025.

“Lógicamente si hay parte de estos proyectos que tienen un encaje directo en el marco que los fondos de recuperación europea vayan definiendo, como todo lo que tiene que ver con la generación renovable, el almacenamiento, el hidrógeno, la descarbonización de los centros industriales… encaja perfectamente en el objetivo de esos fondos”, añadió el CEO.

Encaje que ve “tanto desde el punto de vista del objetivo de descarbonización, de la tecnología como, también, de la incidencia directa en la actividad económica, industrial y en el empleo en España. Estamos y estaremos en contacto con las autoridades en materia de gestión de este fondo”, aclaró.

«Para proyector de tecnología incipiente, por supuesto que vamos a utilizar todos los recursos que desde la Unión Europea se puedan poner articulados a través del Gobierno de España»

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

Y, finalmente, aclaró: aspirará a ayudas para proyectos de tecnología incipiente. “Aquello que sea susceptible, no para hacer lo que vayamos a hacer en cualquier caso, sino para estos proyectos que puede depender bastante por su incipiente tecnología del respaldo de una ayuda pública, por supuesto que vamos a utilizar todos los recursos que desde la Unión Europea se puedan poner articulados a través del Gobierno de España”.

Y en esa tecnología incipiente está el hidrógeno verde. No en vano, el Gobierno y las grandes energéticas del Ibex escenificaron hace unos días su apuesta conjunta por este combustible renovable en un acto con cuatro ministros, además de Pedro Sánchez.

En ese evento, el Ejecutivo se comprometió a destinar 1.500 millones de euros al hidrógeno entre 2021 y 2023… Dinero que vendrá de Bruselas.

De momento, los otros grandes grupos energéticos cotizados (Iberdrola, Naturgy, Acciona…) aún no se han pronunciado sobre si irán a por los fondos de recuperación de la UE para financiar sus proyectos. Pero dado el foco de la descarbonización, es muy probable que la mayoría de grandes empresas con proyectos en renovables esté entre los candidatos que aspiran a esa financiación.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad