Oliu invierte el 80% de su sueldo en acciones del Sabadell tras las críticas a su remuneración

El banquero cobrará 1,5 millones este ejercicio y ha comprado títulos valorados en 1,19 millones esta semana. Casi el 33% del capital rechazó en la junta las retribuciones del banco para 2021-2023

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, ha lanzado un mensaje al mercado después de la polémica generada alrededor de su retribución tras ceder a César González-Bueno los poderes ejecutivos.

Tras la presentación de resultados, Oliu ha adquirido en varias operaciones acciones valoradas en 1,19 millones de euros; una cifra que equivale a un 79,33% de la que percibirá este año. Está previsto que ingresee 1,5 millones de euros.

De hecho, una de las polémicas surgidas tras el paso atrás del histórico presidente del Sabadell fue que el cambio de funciones no conllevara una reducción notable de su salario -en 2020 habría percibido 1,986 millones, según figura en el informe de retribuciones comunicado a la CNMV– y la política de retribuciones fue uno de los temas más cuestionados por los asesores de voto antes de la junta de accionistas, celebrada el pasado 26 de marzo.

Los tres principales proxy –ISS, Glass Lewis y Corporance– coincidieron en aconsejar a los accionistas votar en contra de la hoja de ruta en materia de retribuciones que proponía el consejo para este año y los dos siguientes.

ISS, por ejemplo, insistía en que una de las causas de su rechazo eran las condiciones económicas de Oliu. Para el proxy, tanto el salario fijo, como la indemnización por ‘despido’ establecida (dos años de sueldo) «no son adecuadas teniendo en cuenta su perfil no ejecutivo».

Tampoco estaba de acuerdo con la propuesta total retributiva para González-Bueno; más concretamente en el mix de los pagos relacionados con el desempeño y el no desempeño (el salario fijo es de 2 millones de euros).

Rechazo en la junta

Aunque la propuesta en materia de retribuciones salió adelante en la junta de accionistas del banco, el porcentaje del capital que su opuso a la nueva hoja de ruta fue muy significativo.

En concreto, al punto 8 de la orden del día «Aprobación de la Política de Remuneraciones de los Consejeros para los ejercicios 2021, 2022 y 2023» se opuso un 32,65% del capital presente en la junta.

Un 32,65% del capital se opuso a la política de remuneraciones en la junta

El rechazo fue mucho más alto que el recibido por la política de remuneraciones de 2020, que recibió algo más de un 10% del capital en votos en contra y que ha sido uno de los puntos del día que ha suscitado más polémica esta temporada en el conjunto de las empresas del IBEX.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad