Norges votará a favor del sueldo de Goirigolzarri y de la cúpula de Caixabank

El que es uno de los inversores institucionales más relevantes del banco apoyará todas las propuestas del consejo este viernes en la junta de accionistas

Norges se queda al margen de la presión que el sector público están realizando sobre los sueldos de los banqueros. A la expectativa de qué haga el FROBEconomía Digital adelantaba este miércoles que se podría abstener-, el que es uno de los mayores accionistas institucionales del banco avanza que apoyará todas las propuestas que la entidad que lidera Gonzalo Gortázar presentará a la junta de accionistas -la primera tras el cierre de la fusión con Bankia– que se celebra este viernes.

El brazo inversor del ahorro público noruego no parece alinearse ni con el posicionamiento del gobierno de Pedro Sánchez, ni tampoco con el de algunos asesores de voto, que han cuestionado ciertos salarios, como el de José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad.

Una de sus críticas es que es superior al que percibía Jordi Gual; si bien Goirigolzarri acumula una serie de funciones ejecutivas. Un modelo que le gusta menos al Banco Central Europeo (BCE), que prefiere las presidencias institucionales, pero que Norges no cuestiona.

El fondo soberano con lo que es muy crítico es con la separación de roles entre presidente y consejero delegado. De hecho, fue una de las cuestiones contra las que más se opuso en la temporada de juntas del año pasado.

De acuerdo con Bloomberg, Norges controla un 2,24% del capital de Caixabank; siendo su segundo mayor accionista institucional, por detrás de BlackRock, que ostentaría el 2,96%

Otras gestoras con un peso relevante en el capital del banco fusionado son Vanguard e Invesco, con un 1,53% y 1,46%, respectivamente.

Por supuesto que su peso es muy pequeño comparado con el que mantiene Criteria (30%) y el FROB (16,12%).

Voto en contra al Banco Sabadell

Norges, sin embargo, no habría tenido la misma actitud con todos los bancos españoles que han presentado nuevas políticas retributivas en esta temporada juntas. En concreto, rechazó la hoja de ruta de retribuciones presentada por el Banco Sabadell a sus accionistas el pasado 25 de marzo.

La propuesta para los próximos años -en la que Josep Oliu mantenía un rango salarial en línea con el que percibía cuando era presidente ejecutivo y César González-Bueno obtenía una retribución por encima de la que venía recibiendo Jaime Guardiola– ha sido una de las que ha generado más polémica.

En concreto, alrededor de un 30% del capital presente en la junta del Sabadell rechazó este punto. En el caso de Norges -que sí apoyó el informe de retribuciones del año pasado-, optó por votar en contra de la política para el futuro.

Una de sus apreciaciones fue que el salario -haciendo referencia al consejero delegado- debía contar con algún tipo de compromiso a largo plazo. «Una proporción sustancial de la remuneración anual debe proporcionarse en forma de acciones bloqueadas durante cinco a diez años, independientemente de la renuncia o jubilación», señala Norges.

El fondo votó, sin embargo, a favor de las propuestas del Banco Santander, BBVA y Bankinter.

La polémica sobre el sueldo de los banqueros

El debate sobre si los sueldos de los banqueros son adecuados o no, se convirtió en uno de los grandes protagonistas de la temporada de resultados del primer trimestre.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, cuestionó su importe en un contexto en el que el sector financiero está poniendo en marcha expedientes de regulación de empleo (ERE) o impulsando las bajas con el objetivo de ahorrar costes.

Caixabank está impulsando el más numeroso, por el que dejarán el grupo cerca de 7.800 trabajadores, de acuerdo con los términos actuales que se negocian con los sindicatos.

Durante las distintas presentaciones de resultados, los ejecutivos financieros han defendido que sus salarios están en línea con los de otros competidores, fuertemente regulados, y que han obtenido el apoyo mayoritario de los accionistas.

Efectivamente, aunque suele ser uno de los puntos del día que genera más controversia en las juntas, el capital que ha votado en las de esta temporada ha apoyado mayoritariamente tanto las propuestas en materia de retribución, como los salarios percibidos con cargo al 2020.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad