Mapfre venderá sus fondos sostenibles en Reino Unido

En 2021 comenzará a comercializar sus productos, de la mano de un socio local, entre inversores institucionales

Mapfre AM, la división de gestión de activos de la aseguradora española, pone un pie en el Reino Unido y lo hace de la mano de sus fondos bajo criterios ESG (Environmental, Social & Corporate Governance).

Lo hace a través de los tres fondos que cumplen, respectivamente, uno de esos tres criterios. Uno de ellos, centrado en Good Governance (gobierno corporativo) y los otros dos en Inclusión Responsable y Capital Responsable.

Precisamente, estos dos últimos acaban de lograr la certificación ‘Label ISR’, creada y está respaldada por el ministerio de Finanzas francés.

«En Inglaterra, lo que hemos hecho es registrar varios de los fondos que tenemos. Los tres que han tenido un positivo comportamiento» a lo largo de 2020, según ha adelantado este jueves Álvaro Anguita, consejero delegado de MAPFRE AM.

Un desembarco en el que Mapfre no va sola, sino de la mano de un socio local; y que comenzará a materializarse en 2021.

«Vamos a intentar esta aventura, tenemos una compañía que nos va a ayudar en la localización de inversores institucionales, no vamos al ‘retail», ha apuntado Anguita en un encuentro con medios de comunicación. Lo que no ha desvelado es el nombre de ese socio británico.

Opción de nuevos fondos ESG

En cuanto a la opción de la lanzar nuevos fondos bajo criterios ESG, el consejero delegado de MAPFRE AM se ha mostrado cómodo con su oferta actual de productos, pero ha dejado la puerta abierta a dar un paso más.

«Estamos intentando abarcar las tres categorías, tanto en fondos de inversión como de pensiones», en referencia a que cuentan con un fondo que se corresponde con cada una de las siglas ESG. «Lo importante es avanzar», ha asegurado. Con un matiz. «Estamos abiertos a nuevos productos que tengan sentido«.

La gestora busca integrar los criterios ESG en toda su cartera de productos

Pero su prioridad es incorporar estos criterios de sostenibilidad y responsabilidad social a toda su actividad. «Integrar estos criterios no sólo en esos fondos, sino en todos los productos y carteras. Ese es el mayor reto».

Además, ha recordado que, junto al futuro desembarco en Reino Unido, Mapfre AM ya comercializa sus fondos ESG en Francia.

En el país vecino, cuenta con el 25% del capital de la gestora La Financière Responsable. Una adquisición que realizó a finales de 2017. En España, además, han lanzado un fondo de impacto social junto con Global Social Impact (GSI).

En cuanto a la rentabilidad de estos productos ESG, Anguita ha asegurado que han estado este año por encima del sector y de sus competidores.

«Estamos demostrando que la integración de los criterios ESG, con criterios propios, es rentable; y con un ‘aproach value’, para designar las carteras. Es un binomio que está funcionando», ha resumido.

Parte del efecto de estas inversiones se ve también reflejado en que las compañías que integran la cartera de estos tres fondos ESG tienen que reducir sus emisiones de CO2.

En concreto, las firma del fondo Mapfre AM Capital Responsable las han reducido un 18%; las del fondo Inclusión Responsable, un 17%; y las de Good Governance, un 48%. Datos que corresponden al cierre de noviembre.

«Estamos demostrando que la integración de los criterios ESG, con criterios propios, es rentable»

Respecto a uno de estos tres fondos -el Inclusión Responsable-, José Luis Jiménez, director general de inversiones de MAPFRE, ha destacado que centra «uno de los principales objetivos» de la gestora. «Sobre todo por las consecuencias de la pandemia».

Se trata de un fondo de inversión calificado de impacto social, que selecciona para sus inversiones aquellas empresas comprometidas con el mundo de la discapacidad y que ha sido destacado por Naciones Unidas como ejemplo en su guía de buenas prácticas de la ISR (Inversión Socialmente Responsable).

Retos de inversión en 2021

En cuanto a qué marcará 2021, Javier Lendines, director general de MAPFRE AM, adelanta factores que los inversores van a tener en cuenta.

Entre ellos, el previsible impacto de la vacuna contra el coronavirus en la recuperación económica, el Brexit y la nueva política monetaria en Estados Unidos con la llegada de Joe Biden a la presidencia a partir del próximo 20 de enero.

Lendines también ha apuntado el «desafío de los bancos centrales», sobre todo del Banco Central Europeo ante un escenario donde aumenta el diferencial de crecimiento entre las diferentes economías de la eurozona.

«Los tipos de interés en Europa van a continuar en niveles muy reducidos; y las primas, muy estrechas», ha indicado. En cuanto a éstas cree que «aún tienen margen de estrechamiento».

Lendines no prevé un inminente incremento de los tipos, aunque ‘sine die’. «Vamos a poder asumir algo más de riesgo», ha indicado. «Esta situación de bajos tipos de interés no va a perdurar en el tiempo. El aumento de la deuda pública tarde o temprano se va a reflejar en un aumento de los tipos de interés».

Además, prevé que el BCE mantenga la compra de activos aunque ve «posible» una «retirada de las compras en la segunda parte del próximo año».

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad