Los ‘proxy’ discrepan sobre la calidad de la propuesta climática de Ferrovial

Glass Lewis es el más crítico y la considera incompleta. Pero Corporance e ISS la apoyan por ser un ejemplo de participación de los accionistas en asuntos climáticos, escasos en España

Ferrovial será la primera empresa cotizada española que, de forma voluntaria, propondrá a la junta de accionistas, que se celebra este viernes 9 de abril, un plan de reducción de emisiones de CO2.

Tras la experiencia de AENA, el gestor de infraestructuras, en cuyo capital también está presente el inversor Chris Hohn, ha dado un paso adelante y propondrá a los accionistas tanto la aprobación de este plan, como un seguimiento anual.

Así propone que, a partir de 2022, la junta se pronuncie anualmente con carácter consultivo del Informe de Estrategia Climática de la Sociedad.

Este documento se elaborará teniendo en cuenta las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Declaraciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD por sus siglas en inglés).

«Asimismo, incluirá la evolución de las emisiones de las distintas actividades de negocio, instalaciones y activos sobre los que Ferrovial mantiene el control, de acuerdo con los estándares internacionales (ISO 14064 o equivalente), indicando el progreso anual respecto del Plan de Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero«, señala en la compañía en la documentación de la junta de accionistas.

Corporance e ISS aconsejan votar a favor del plan, pero Glass recomienda abstenerse

Sin embargo, la decisión del componente del IBEX 35 no ha sido acogida con el mismo entusiasmo por todos los asesores de voto. De hecho, el análisis que realizan los principales ‘proxy’ –Proxinvest (antes ECGS), donde se integra el español Corporance, ISS y Glass Lewis-, es diferente.

Los dos primeros aconsejan votar a favor del plan y del compromiso de comunicación anual, pero Glass recomienda abstenerse en el primero de los puntos y votar en contra del segundo. El ‘proxy’ norteamericano es crítico tanto con la profundidad de la propuesta del plan, como con la alineación de Ferrovial con Say on Climate.

Ferrovial es una de las empresas mundiales -la única española- que se han adherido voluntariamente a este movimiento, impulsado, entre otros, por el Children’s Investment Fund de Chris Hohn.

Unilever, Moody’s, Royal Dutch Shell, Canadian National Railway, Glencore, Rio Tinto, VINCI, Nestlé, Lafarge, Total o S&P son otras que se han sumado.

Un documento que no contempla toda la estrategia

Ferrovial no es una compañía novata en materia de publicación de su estrategia climática. De hecho, ella misma destaca que desde 2012 difunde un informe sobre esta temática, verificado por un tercero, y que actualmente está adaptado a las recomendaciones de la TCFD.

En este documento se incluyen datos como la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero (huella
de carbono) respecto a los niveles previstos en el plan de reducción de dichas emisiones del grupo o la estrategia para desarrollar los objetivos establecidos en dicho plan (horizonte 2020 y, a partir del próximo ejercicio, 2030 y 2050).

Por ello, el principal reproche de los asesores de voto en este punto es que la compañía presente a votación en la junta una versión ‘reducida’ de su hoja de ruta climática.

«Sugerimos que la compañía presente la totalidad de la Estrategia de Clima a votación, y no solo el plan, para dar una perspectiva completa a los accionistas sobre los objetivos del grupo para hacer frente a la crisis climática», apuntan desde Corporance; si bien aconsejan apoyar este punto.

Ferrovial estima que ha reducido sus emisiones ‘scope 1’ un 35,4% entre 2009 y 2020

«A pesar de nuestra preocupación porque los objetivos no son suficientemente desafiantes, consideramos que es un buen primer paso hacia la participación de los accionistas en asuntos de sostenibilidad. También hemos percibido que se han redefinido y añadido objetivos intermedios, así como que se ha establecido el compromiso de que un 100 por 100 de la energía proceda de fuentes renovables en 2025», analiza.

En la propuesta de dos páginas que Ferrovial presenta a votación a la junta se incluye, por una parte, un resumen sobre la reducción de las emisiones que ha llevado a cabo entre 2009 y 202, que cifra en un 35% en términos de ‘scope 1’ -sus emisiones directas-. En 2020 estas ascendieron a 817.504 toneladas equivalentes de CO2.

Por la otra, avanza una hoja de ruta a futuro con el objetivo de ser ‘cero emisiones’ en 2050. Considerando 2019 como ejercicio base, se compromete a una reducción del 17,1% de las emisiones ‘scope 1’ y ‘scope 2’ hasta 2024 y del 35,3% hasta 2030.

Un esfuerzo que Glass Lewis reconoce a la compañía, pero que considera incompletos; de ahí que aconseje a los accionistas de Ferrovial que se abstengan. «Creemos que los accionistas requieren de información adicional sobre cómo la compañía alcanzará estos objetivos para que puedan votar con profundidad sobre la estrategia de la empresa. Creemos que esos detalles subyacentes se incluirán en el próximo informe de estrategia climática», apunta.

Ferrovial señala en la documentación de la junta que esta información se pondrá a disposición de los accionistas en los 60 días posteriores a la reunión del próximo 9 de abril,

Por último, Glass Lewis también es especialmente negativo -tanto ISS como Corporance recomiendan apoyarla- con la decisión de Ferrovial de someter, anualmente, a votación en la junta de su informe de estrategia climática y aconseja votar en contra.

El ‘proxy’ norteamericano duda de que la propuesta de Say on Climate sea la más recomendable para los accionistas de Ferrovial y cree que puede suponer riesgos «innecesarios» en este momento.

¿Un voto como incentivo para otras empresas?

Ferrovial es la primera empresa española que da un paso adelante para sacar adelante por voluntad propia un compromiso con la descarbonización de este tipo; por lo que su éxito puede ser clave para que otras compañías españolas den pronto este paso que, por otra parte, los grandes inversores están demandando.

ISS destaca que Ferrovial se convierte en un líder en su sector en materia climática

Las cotizadas españolas no son líderes en esta temática -las nórdicas o las anglosajonas están más avanzadas-, por lo que desde algunos proxy, como Corporance, creen que es un factor a tener en cuenta a la hora de analizar las recomendaciones de voto. «Es necesario estar cerca del mercado para entender las circunstancias particulares», apunta Juan Prieto, fundador del ‘proxy’ español.

ISS, al contrario de Glass, también valora positivamente la decisión de Ferrovial -que apoya- y que cree que con el plan que se pone en marcha, Ferrovial se convierte en un líder del mercado «en términos de planificación hacia la transición climática». No pone, además, ninguna pega a la adhesión a Say on Climate y destaca que son varias las compañías a nivel internacional que están adscribiéndose.

También destaca que la empresa cuenta con una estructura de gobierno que sostiene dicha estrategia, con la reciente creación de un comité de sostenibilidad en la que participan representantes de hasta siete unidades de negocio.

Corporance tampoco ve ningún problema en la adoptación de Ferrovial de la iniciativa Say on Climate y explica que está a favor de sus propuestas anuales.

«Creemos que involucrar a los accionistas y conseguir su opinión sobre la implementación de la Estratégica Climática cada año es un paso crucial para mejorar la sostenibilidad a largo plazo», señala el asesor de voto español.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad