Los gigantes del motor aceleran su carrera hacia la electrificación

Ford, Renault, Stellantis, Volkswagen, BMW o Daimler suben de media un 10% en bolsa en un mes, alentadas por la reactivación económica y los planes para el vehículo eléctrico

Acabar con los coches de combustión. Una medida que aparentemente es sencilla, pero que presenta una gran complejidad tecnológica y social.

A pesar de ello, la industria automovilística, uno de los sectores con más retos por delante en materia de descarbonización, junto al sector del gas, carbón y petróleo están viviendo una arranque de ejercicio muy positivo en la bolsa.

La reactivación económica, sus efectos en el consumo, y los planes de las distintas firmas para avanzar hacia los eléctricos, está ayudándolas.

Así, fabricantes europeos como Renault, Stellantis, Aston Martin, Volkswagen, BMW, Daimler AG o Ferrari, suben aproximadamente un 10% en un mes, siendo Aston Martin (25%) y Daimler (20%) los que mejor se comportan.

En el otro lado del Atlántico el saldo mensual es más discreto. El conjunto del sector prácticamente cotiza en tablas en el mes, pero con relevantes diferencias por fabricantes: Ford se anota un 15%, pero General Motors o Tesla caen.

No obstante, todas ellas se anotan subidas este año. La de Ford -de un 30%- es la más significativa, pero General Motors y Tesla se aprecian un 16 y 11%, respectivamente.

El efecto arrastre del vehículo eléctrico

La carrera por la electrificación se vio interrumpida por la pandemia del COVID-19, provocando que las ventas de automóviles en Europa cayeran a un mínimo histórico en el mes de enero durante la tercera ola de la pandemia.

Pero el retorno a la normalidad ha impulsado tanto los planes de las compañías, como la expectativa de que el consumo regrese y de los distintos estados impulsen la renovación de los parqués de vehículos favoreciendo al transporte no contaminante.

Ford, de hecho, no ha querido perder el tiempo y ha anunciado que en 2030 todos los automóviles que ponga a la venta en Europa serán eléctricos.

En Europa, ha sido Renault el que presentó el mes pasado su nuevo plan estratégico, «Renaultion», en el que la electrificación está muy presente.

Los próximos trece modelos de Renault será 100 por 100 eléctricos

En concreto, su consejero delegado, Luca de Meo, confía en la transformación tecnológica para que la marca supere sus dificultades y ponga el foco en la rentabilidad.

En esta nueva hoja de ruta, la firma francesa elimina paulatinamente el diésel, que solo se impondrá en los vehículos comerciales, para que la electrificación tome el control en sus próximos 13 modelos 100% eléctricos.

Así, esta estrategia se extiende en sus marcas con líneas de negocio distintas: Renault, Dacia, Alpine y Mobilize y, destaca a la entidad Alpine como la responsable de desarrollar vehículos eléctricos deportivos cargados de innovación.

Aston Martin espera que el 25% de sus ventas procedan de eléctricos

El fabricante premium, Aston Martin, una de las marcas que mejor comportamiento ha tenido en bolsa en el último mes, también se une al mercado generalista en este sentido tras anunciar que los ingenieros de la firma están trabajando para hibridar y electrificar su gama de modelos para 2030. 

Según las estimaciones de la marca, para la próxima década sus ventas deberían estar en el 25% de vehículos eléctricas y el resto de porcentajes deberían estar repartidos entre los híbridos y los que vehículos aún por comercializar solo cuenten con motores tradicionales.

Los objetivos de Daimler

En lo referente a Alemania, la multinacional Daimler AG, que engloba marcas como Mercedes Benz, Smart y Maybach, ha puesto en marcha varias estrategias de electrificación.

Con el horizonte del 2022, el grupo Daimler distribuirá en el mercado más de diez vehículos totalmente eléctricos. En concreto, la firma a ha adoptado un enfoque holístico de electrificación bajo la nueva marca de producto y tecnología EQ

Sobre todo pone el foco en su marca alemana, Mercedes Benz, -pionera en vehículos de movilidad sin CO2 desde 2007-, al electrificar toda su cartera: desde pequeños vehículos hasta los SUV o sedán.

En cuanto al transporte a larga distancia, Daimler, con la ayuda de Volvo, producirá camiones con pila de combustible a base de hidrógeno y la nueva filial que se reunirá todas las actividades de la compañía alemana relacionadas con la pila de combustible recibe el nombre de Daimler Truck Fuell Cell.

Por su parte, el Grupo Volkswagen, formado Porsche, Audi, Seat, Skoda y Volkswagen, declaró en el 2019 su intención de ampliar 70 modelos eléctricos para 2028 -un total de 22 millones de vehículos para esa fecha- y, a través de estos hitos, alcanzar la descarbonización completa para el 2050.

A corto plazo, la firma alemana prevé reducir su huella de CO2 de su flota de vehículos un 30% para el 2025.

Por su parte BMW, tiene como objetivo ampliar su cartera de vehículos con un total de 25 modelos electrificados para 2023.

A finales de 2020, el grupo PSA fijaba como objetivo conseguir que el 100% de su gama de vehículos de sus marcas fuesen híbridos enchufables o eléctricos para el 2025, mientras que el Grupo Peugot comunicó que entre sus planes de electrificación, todos sus vehículos tendrían una versión electrificada para 2025. 

Los planes de los gigantes de EEUU

Los principales grupos automovilísticos de América como General Motors, Ford Motor Company y Tesla también proyectan sus planes hacia el continente europeo.

En este aspecto, la multinacional Ford Motor Company, más conocida como Ford, ha sido la última compañía en mover ficha en este sentido, tras anunciar que revisará drásticamente su negocio en Europa, dado que las ventas cayeron en picado en 2020.

Asimismo, promete que su línea de automóviles en Europa será totalmente eléctrica en 2030 y, en 2026, comenzará a ofrecer híbridos enchufables o totalmente eléctricos.

Ford se compromete a electrificar toda su cartera en Europa en la próxima década

«Esto refuerza nuestro compromiso con la región europea», indicó Stuart Rowley, jefe de operaciones europeas de Ford, en una presentación a prensa.

El grupo General Motors, el mayor fabricantes de automóviles estadounidense y séptimo a nivel mundial, comunicó el pasado mes de enero su intención de electrificar su flota y eliminar todos sus modelos de combustión para el 2035.

Asimismo, el fabricante de automóviles, camiones y motores busca ser neutral en carbono para 2040, es decir, no emitir carbono a la atmosfera y, recalcan que comprarán créditos de otras empresas que sean responsables en esta materia.

Por su parte la apuesta inicial de la compañía deElon Musk, Tesla, han sido los coches eléctricos, por lo que sus siguientes pasos residen en aumentar la producción de estos tras su caída durante la crisis mundial sanitaria.

Marcas asiáticas pioneras en la movilidad menos contaminante

Desde principios del siglo XXI, dos de las marcas pioneras en apostar por la movilidad con emisiones de CO2 a la atmosfera: las japonesas Honda y Toyota.

El fabricante asiático japonés, Honda, consideró que el 100% de su gama europea consiga estar electrificada para el 2025, y en 2030, a nivel global.

Bajo su marca global Honda e:Technology, la firma unifica todos sus modelos electrificados.

En lo referente a Toyota, siempre ha pujado por la tecnología híbrida, sin embargo, el fabricante está inmerso en el lanzamiento de versiones electrificados de sus modelos Toyota y Lexus para que en 2025 la mitad de sus ventas globales sean coches electrificados.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad