Los bancos aceleran su agenda climática

Tras el regreso del dividendo, las entidades españolas avanzan en su estrategia sostenible, con los inversores presionando para que se comprometan. Noviembre será un mes clave

Los resultados del primer semestre de los bancos del IBEX han supuesto el carpetazo -con el permiso de la variante delta del coronavirus y de las que puedan surgir- a la pandemia.

A pesar de que la morosidad todavía tendrá que crecer, las fuertes provisiones realizadas en 2020 han permitido a las entidades del IBEX recuperar una de sus herramientas tradicionales de marketing financiero más potente: la política de retribución.

La más novedosa -que también ha dejado novedades durante la presentación de resultados- es el giro estratégico que se está imponiendo en el sector por su papel clave en la lucha contra el cambio climático.

En materia de retribución, BBVA comenzará a recomprar acciones en el cuarto trimestre -previsiblemente en noviembre – y espera invertir entre 1.000-1.200 millones entre los primeros dos y cuatro meses de vigencia del plan. El programa se extendería durante un año, aunque estará vinculado al precio de las acciones en bolsa.

BBVA espera invertir entre 1.000 y 1.200 millones en los primeros cuatro meses de su plan de recompra

Además, el BBVA ‘promete’ un dividendo en efectivo equivalente al 35-40% de su resultado y está abierto a otras alternativas -como un extraordinario- si no llegan oportunidades de compra.

Caixabank ha anunciado un dividendo en efectivo del 50% de su beneficio neto consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia. Hasta el momento, eliminando dichos atípicos, la entidad ha acumulado 1.278 millones en los seis primeros meses de 2021 en beneficios. Una cifra a la que habrá que añadir lo que genere en la segunda mitad.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, no quiso adelantar previsiones, pero, a los precios actuales en bolsa, la parte proporcional del dividendo acumulado, equivaldría a una rentabilidad del 3,2%.

El Santander, por su parte, no quiere esperar mucho tiempo para volver a abonar dividendos normalizados y, según explicó su consejero delegado, José Antonio Álvarez, planea sentar al consejo en septiembre para aprobar un primer dividendo a cuenta, que se abonaría en noviembre.

El Banco Sabadell también ha recuperado el dividendo en efectivo, con un 30% del pay-out respecto a los resultados de 2021

En cuanto a Bankinter -que fue la única entidad que publicó sus cifras semestrales antes de que el Banco Central Europeo (BCE) levantara la restricción al reparto de retribución – lo comunicó el viernes 23 de julio-, su planteamiento es recuperar su «tradicional» pay-out del 50%.

La carrera hacia la descarbonización

Tras el renacimiento del dividendo, el otro frente en el que las entidades españolas han acelerado en el primer trimestre es en objetivos climáticos.

La integración en la Net Zero Banking Alliance (NZBA), a la que ya pertenecen el Banco Santander, BBVA y Caixabank, además de Abanca e Ibercaja, exige publicar objetivos de descarbonización concretos en 18 meses desde el pasado abril, pero algunos esperan poder dar visibilidad antes.

Las entidades integradas NZBA se comprometen a descarbonizar su cartera completamente hasta 2050 y a ir marcando objetivos intermedios claros para las industrias más contaminantes.

El BBVA, por ejemplo, ha programado un ‘Investors Day’ para el 18 de noviembre en el que la sostenibilidad será uno de los temas en la agenda. El banco que preside Carlos Torres avanzó hace unas semanas que dará a conocer una hoja de ruta más amplia que la guía sobre el carbón publicada hasta el momento.

El Santander, por su parte, ve complicado poder presentar antes de la junta del año que viene compromisos ampliados por la inseguridad regulatoria -lo reclaman algunos accionistas activistas-, pero podría ofrecer alguna actualización o pista a lo largo de los próximos meses, porque tienen programados algunos eventos con materia climática.

El Santander celebra el 3 de noviembre su conferencia anual con enfoque climático

Así, celebra su ‘Santander Internacional Banking Conference’ el 3 de noviembre con el título «Reunited: Partnerships for the planet and prosperity», en el que parece que el giro climático tendrá protagonismo.

La cita coincidirá con la cita en Glasgow de la COP 26 y, además, previamente, el próximo 29 de septiembre, Ana Botín participa en un evento virtual organizado por el banco como antesala a esta cumbre climática.

El primer banco español, por tanto, va a tener oportunidades de aportar alguna guía adicional a lo largo de los próximos meses. Por el momento, su compromiso es ampliar el calendario y las industrias emisoras y las fechas en las que dejaría de operar antes de septiembre de 2022.

Caixabank y su nuevo plan estratégico

Entre las tres entidades cotizadas la única que no ha presentado un objetivo específico en 2021 de reducción de operaciones con empresas ligadas al carbón a corto plazo es Caixabank.

Aunque el banco también está integrado en la NZBA por el momento, además de comprometerse a ser neutro en emisiones en 2050, solo ha avanzado algunos compromisos, pero lo hizo en 2019, antes de su integración en la alianza.

«En febrero de 2019, CaixaBank aprobó una política de gestión del riesgo medioambiental que establece limitaciones en la financiación a las actividades con mayor impacto ambiental. Esta política incluye el compromiso a no asumir riesgo de crédito en nuevos proyectos de minería de carbón ni a financiar nuevas operaciones de empresas que dependan de la minería de carbón en más de un 40% de sus ingresos, entre otras limitaciones al sector», explican desde la entidad financiera.

El plan de Banca Responsable de Caixabank está a punto de finalizar

No obstante, el plan de Banca Responsable 2019-2021 está a punto de finalizar y, probablemente, en su actualización se establezcan nuevos compromisos.

Por el momento, Caixabank no ha dado una fecha concreta sobre la actualización de esta política, que podría formar parte, o no, de su futuro nuevo plan estratégico.

Gonzalo Gortázar avanzó este viernes que esta última hoja de ruta se dará a conocer durante el segundo trimestre de 2022.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad