Línea Directa renovará su plan de sostenibilidad en su primer año en el parqué

La aseguradora que se escindirá de Bankinter no cuenta por el momento con una comisión de sostenibilidad

Línea Directa saldrá a bolsa la próxima semana en el que será el primer paso de nuevas cotizadas de 2021. Un año en el que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prevé un ‘récord’ de colocaciones pese a que las dudas sobre la burbuja renovable pueden paralizar algunos de los movimientos previstos.

La aseguradora comenzará a cotizar el próximo jueves 29 de abril tras su escisión de Bankinter, que entregará el 82,6% de su capital entre los actuales accionistas de la entidad financiera. No conllevará una ecuación de canje, sino que traspasará una acción de la firma de seguros por cada título del banco.

Y, precisamente, por ser una escisión de un negocio desde hace años estructurado, una filial con una operativa propia, la nueva cotizada ya cuenta con una estrategia ESG (Enviromental, Social & Corporate Governance), aunque no tan desarrollada como las grandes firmas del parqué. 

La compañía explica en su folleto de salida a bolsa que, en 2020 aprobó un Plan de Sostenibilidad para tres ejercicios, hasta 2022. Un movimiento con el que, indica, daba por superada una concepción previa basada más en la Responsabilidad Social Corporativa que la ESG y que, además, conllevaba dar el paso a un planteamiento de gestión de riesgos.

La empresa explica a SOCIAL INVESTOR que esa hoja de ruta “contempla 15 áreas de actuación y 71 acciones concretas desde los puntos de vista del negocio, la organización y la sociedad”. Y añade que “entre esas medidas se incluye el desarrollo de productos comprometidos que atiendan las necesidades reales de los clientes, promover la movilidad sostenible y facilitar el cuidado de la salud y el bienestar de nuestros empleados”.

ESG ligada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

En cuanto a qué medidas concretas, en su folleto aprobado por la CNMV desglosa que la base de su Plan de Sostenibilidad está ligado a Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS).

En concreto, liga determinados ODS a áreas de actividad como aseguradora, pero, en cambio, no incluye otros aspectos ligados a la ESG, como los objetivos de reducción de emisiones. En detalle, se vincula con seis ODS: salud y bienestar (ODS 3), igualdad de género (5), trabajo decente (8), agua, industria e innovación (9), acción por el clima (13); y paz, justicia e instituciones sólidas (16). De momento, esa estrategia ESG de Línea Directa comunicada a la CNMV indica más objetivos generales que el desglose de acciones concretas. 

El 43% del consejo de la aseguradora está compuesto por mujeres

Entre ellas, menciona, áreas de su negocio. Por ejemplo, en el ODS de salud, su división Vivaz, además de la promoción de un estilo de vida saludable en sus empleados y prevención de accidentes. En materia de género cita el plan de igualdad de la compañía o la prevención de la violencia de género. Y, en el ODS 8, el laboral; la promoción interna del talento, según resume en su folleto de salida a bolsa.

El nuevo plan ESG, a finales de 2022

Si continúa o no priorizando estos objetivos tendrá que decidirlo el próximo año. “El Plan es lo suficientemente ambicioso como cubrir los tres ejercicios previstos”, explican fuentes de la compañía. “A final de 2022, como hemos hecho hasta ahora en los anteriores planes, evaluaremos el nivel de cumplimiento y el impacto social y medioambiental de la compañía e identificaremos y analizaremos las nuevas tendencias y preocupaciones; en base a eso definiremos un nuevo plan”, añade la aseguradora. 

Tampoco tiene previsto, de momento, la creación de una Comisión de Sostenibilidad. Una especialización dentro de la alta dirección de las cotizadas que va en aumento pero que aún no ha calado, por ejemplo, en el conjunto de empresas del Ibex

“Por ahora no se ha configurado una Comisión de Sostenibilidad del Consejo de Administración como tal, algo que no descartamos a futuro”, incide. En cambio, apunta que, desde 2011, la aseguradora cuenta con Comité de Sostenibilidad y Reputación, integrado por presidente, el consejero delegado y el equipo de dirección de la compañía.

Diversidad de género en el consejo

Precisamente, en cuanto al consejo de administración de la futura cotizada, está integrado por siete miembros. De ellos, un 57% son vocales independientes y un 43%, mujeres. En este sentido, se trata de tres consejeras Elena Otero-Novas, Rita Estévez y Ana María Plaza Arregui, con las que la aseguradora supera las recomendaciones de la CNMV, que marca la meta de un 40% de consejeras en 2022.

En cuanto a los principales cargos, cabe recordar que la presidencia no ejecutiva de Línea Directa recae en Alfonso Botín-Sanz de Sautuola, que controlará más del 19% del capital de la nueva cotizada y será su principal accionista. Mientras, el cargo ejecutivo recae en Miguel Ángel Merino, como consejero delegado.

Y, respecto a la presencia de mujeres en el conjunto de la compañía, ésta explica en su folleto que cuenta con una plantilla de 2.561 personas. De ellas, el 51% son mujeres -no desglosa la distribución por sueldos-. Sí indica que el 94% de sus empleados cuenta con empleo indefinido. 

Línea Directa saltará con estas características al parqué pero sin rating de calificación ESG por parte de las principales firmas de análisis en esta materia (S&P, Sustainalitycs o MSCI). Y de momento, no va a contar con ellos. Unos rating que son clave para poder formar parte del índice ‘best in class’ que publica SOCIAL INVESTOR.

La compañía explica que, hasta la fecha, no ha sometido su evolución ESG a ninguna calificación internacional, aunque, matiza, trabajará “para estar a futuro en los índices de sostenibilidad”.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad