Las otras ‘AENAs’ de Chris Hohn

La campaña 'Say on Climate', que puso en marcha tras su exitosa maniobra en España, ya ha enganchado a Unilever, Moody’s, Royal Dutch Shell, VINCI, Glencore o Rio Tinto

“Implementar prácticas comerciales sostenibles en todo el mundo a través de la promoción de planes corporativos de acción sobre el clima”.

Ese es el principal objetivo del movimiento ‘Say on Climate, de la que forma parte la organización benéfica The Children’s Investment Fund (CIFF por sus siglas en inglés), uno de los mayores financiadores del mundo en acciones del cambio climático, y que vio la luz después de la exitosa experiencia con AENA el año pasado.

Una campaña con la que su precursor Sir Chris Hohn planea presentar a “cientos de grandes empresas a nivel mundial” antes de la celebración de sus Juntas Generales de Accionistas del 2022.

Canadian Pacific Railway, S&P Global, Union Pacif Railroad, Charter Communications, Alphabet Inc., Santos o Woodside Petroleum han sido las últimas compañías convocadas a dar un paso al frente para que definan nuevas estrategias climáticas, pero, por ahora, ninguna de ellas ha hecho pública su respuesta.

No obstante, un total de ocho empresas ya se han suscrito de manera voluntaria al listado que conforma esta campaña. 

Unilever, Moody’s, Royal Dutch Shell, Canadian National Railway, VINCI, Glencore o Rio Tinto Group son los nombres propios que han aceptado el reto lanzado por Hohn.

El precedente español

Hace aproximadamente siete meses, Hohn, con un 3,86% de capital social en Aena, logró implicar al estado español, accionista mayoritario del gestor español de aeropuertos, para reclamar la sostenibilidad en sus estatutos. Un audaz movimiento que fue efectivo gracias a la carta dirigida a la Vicepresidenta Teresa Ribera

“El propósito de esta carta es expresar nuestras preocupaciones sobre el plan del cambio climático de Aena y solicitar su apoyo para proponer a la dirección mejoras específicas del plan”.

Finalmente, Hohn no solo hizo historia en España con Aena tras logar que se sometiera a votación de los accionistas en su Junta General de Accionistas de 2020, sino también en el activismo ambiental tras ejecutar este ‘engagement’ del universo de inversión de la ESG (Environmental, Social & Governance).

Tras el ‘caso de éxito de Aena’, un total de siete compañías se han unido al movimiento ‘Say on Climate’

Desde el pasado mes de noviembre, esta iniciativa, alineada con Climate Action 100+, presiona a los consejos de administración a pronunciarse en materia climática y, por ende, obliga a las compañías a optimizar sus divulgaciones de emisiones GEI y definir estrategias climáticas en línea con el Acuerdo de París.

Las últimas incorporaciones

El mayor comerciante mundial en materias primas y gigante del carbón, Glencore, y el grupo empresarial internacional del sector de la minería, Rio Tinto Group, han sido las últimas corporaciones en asumir el desafío de Hohn.

Ambas empresas, conocidas como grandes emisores corporativos de carbono más grandes del mundo, se han implicado en divulgar anualmente sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), crear un plan para reducir el exceso de CO2 y dar voz a los accionistas sobre los esfuerzos llevados a cabo. La actividad de ClimateAccion100+ ha sido clave.

Por un lado, la multinacional suiza dedicada a la producción y comercio de minería y metales, energía y agricultura, y con una capitalización de mercado de 39.000 millones de euros, anunció su compromiso de cero emisiones para 2050 el pasado mes de diciembre y la reducción de su exposición al negocio del carbón mientras la economía se descarboniza.

Igualmente, en su presentación de resultados, comunicó que los accionistas tendrán la oportunidad de votar (consultiva) sobre las iniciativas climáticas de la compañía en la Junta General de Accionistas del próximo mes de abril, tal y como adelantaba Carlota García- Mañas, miembro de CA 100+, en exclusiva para SOCIAL INVESTOR

Por su parte, Rio Tinto Group planea llevar a cabo la misma estrategia. En este caso sobre las divulgaciones financieras relacionadas con el clima en la próxima reunión anual del 2022.

VINCI, Glencore y Rio Tinto Group han sido los últimos emisores corporativos en unirse a la campaña de Hohn

Antes de ellos, Unilever fue el primero en dar el paso. El pasado mes de diciembre, la junta de la multinacional británico-neerlandesa dedicada a los jabones comunicó su intención de presentar un plan de acción de transición climática a los accionistas y buscar un voto consultivo no vinculante sobre sus objetivos cero emisiones.

Más tarde, Moody’s asumió los requerimientos de ‘Say on Climate’. De este modo, fue la primera empresa del S&P 500 en sumarse a este movimiento como parte de su plan de descarbonización.

“Activar un futuro sostenible para el medio ambiente es un objetivo central de Moody’s y estamos orgullosos de asumir un papel de liderazgo en el apoyo a la campaña Say on Climate”, declaró Robert Fauber, consejero delegado entrante de Moody’s Corporation.

En el mes de febrero, Royal Dutch Shell buscaba acelerar la búsqueda de emisiones netas cero con una estrategia centrada en el cliente con este proyecto.

«Nuestra estrategia acelerada reducirá las emisiones de carbono y ofrecerá valor a nuestros accionistas, nuestros clientes y la sociedad en general», manifestó Ben van Beurden, director ejecutivo de Royal Dutch Shell.

Por su parte, la ferroviaria canadiense Canadian National Railway también informó de su intención de buscar la votación (consultiva anual) sobre el plan de acción climática de la Compañía este mes de abril.

«CN apoya el Acuerdo de París y se enorgullece de ser parte de la solución climática, incluida la de estar entre las empresas líderes a nivel mundial para permitir que los accionistas voten sobre el plan de acción climática de la empresa», declaró Robert Pace, presidente del consejo de CN.

Por último, el grupo industrial francés VINCI también ha asumido la reclamación de ‘Say on climate’.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad