Las empresas españolas avanzan en diversidad de género, pero están lejos de las mejores prácticas europeas

Se sitúan por delante de Alemania, Portugal y Austria tras ganar tres puestos en un año. El sector bancario es el mejor posicionado

España avanza de forma significativa en el número de mujeres en la alta dirección de las empresas cotizadas, pero aún le queda mucho camino por recorrer. Esta es una de las conclusiones del índice ‘European Women on Boards Gender Diversity’, que elabora la asociación European Women on Boards, que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea.

España sale bien parada en este índice no sólo porque avanza desde la posición 14 hasta la 11, sino porque además es el país que más escalones sube, rebasando a países como Alemania o Portugal.

Un repunte en posiciones y en nota, porque esta asociación otorga a cada Estado que analiza una puntuación. Es decir, un índice o ‘score’ en función de distintos aspectos, como la presencia de mujeres en los consejos de administración, en puestos de dirección y en cargos (como la dirección financiera de las empresas) o en las comisiones (de retribuciones, nombramientos, etc…)

Además, el índice puntúa a las grandes cotizadas que forman parte del índice STOXX Europe 600.

Bajo esas premisas, la European Women on Boards indica que el ‘score’ que otorga a España (0.49), pese a la mejora que supone, aún es el sexto por la cola entre los 16 países europeos que cuentan con cotizadas en STOXX Europe 600.

“Esta puntuación está 0,07 puntos por debajo de la media europea”, apunta en el informe de la asociación en sus conclusiones.

En aspecto positivo, analiza 25 compañías. Y de ellas, 21 ya estaba bajo la lupa durante 2019, lo que permite ver cómo se ha ido mejorando. En concreto, recoge que 14 compañías han mejorado su diversidad durante el año 2020 y apunta que el mayor avance corresponde a BBVA.

En su informe, European Women on Boards tiene en cuenta 25 grandes cotizadas españolas. Sin embargo, tres de ellas (Viscofán, Red Eléctrica y Naturgy) no entran en su ranking ni logran ‘score’ porque, asegura no hay información pública sobre ciertos niveles de su estructura de governance.

De esas 22 empresas cotizadas donde sí desglosa puntuación, la mitad saca una puntuación mejor que la otorgada a España como país. Y, en ese ranking, la mejor nota es para la banca, con cuatro entidades en cabeza: Caixabank, Santander, Bankinter y BBVA. En cambio, las más rezagadas para este ‘lobby’ europeo son dos empresas vinculadas al sector de la construcción y las concesiones, como ACS y Ferrovial.

El golpe del Covid a la diversidad

Además de esa clasificación de países y de compañías, el informe elaborado por la European Women on Boards también pone de relieve cómo la pandemia de coronavirus ha tenido consecuencias para la diversidad.

“Además de las consecuencias directas para la salud, la pandemia de Covid-19 dañó el equilibrio entre la vida personal y laboral de muchos empleados, al tiempo que expone a otros problemas”, como posibles despidos o recortes temporales de empleo. Una situación que, según indica el informe, ha golpeado más a las mujeres.

El informe pone de relieve que “al observar la participación de las mujeres en las posiciones liderazgo corporativo de las empresas europeas, el número sigue siendo bajo”. “Pero hay algo bueno”, matiza, porque “en algunas áreas, observamos notables mejoras”.

En ese desglose de datos, apunta que solo el 28% de los puestos de liderazgo, de las 668 empresas analizadas, estaban ocupados por mujeres; aunque en los consejos de administración ese porcentaje asciende al 34%.

Y, si se tienen solo en cuenta los puestos ejecutivos, la presencia de mujeres se reduce al 17%. Además, de las casi 670 empresas analizadas, 42 (el 6%) contaba con una consejera delegada y 130 con una primera ejecutiva o una responsable de operaciones o financiera.

Los principales avances en el último año

En cuanto a los aspectos más positivos del último año respecto a la diversidad de género en la dirección, la asociación europea destaca que ha habido avances muy significativos.

Uno de ellos, que el número de empresas analizadas con una alta participación de mujeres en la toma de decisiones se ha duplicado durante el ejercicio 2020. Para medir esa evolución, el análisis tiene en cuenta el índice de diversidad de género, que debería estar por encima de 0.8. Una cifra que ha pasado de 30 a 62 empresas. Eso sí, matiza que el ‘score’ ideal sería 1.

“Esta mejora se debe, principalmente, al hecho de alcanzar las 87 empresas, de toda la muestra analizada, donde la media de mujeres en todos roles de liderazgo es del 40% o más”. Un año antes en esa situación estaban 47 compañías.

Y los países nórdicos llevan la delantera. “Las compañías de Noruega, Francia, Reino Unido, Finlandia y Suecia están más cerca de tener un modelo de buen gobierno con un  equilibrio de género. Algo que ya ocurría en 2019. Por sectores, el financiero, bienes de consumo y ‘retail’ presentan un mayor equilibrio.

“Nuestra investigación es clara: hay margen de mejora en todo el mundo empresarial y en todos los estados miembros europeos”, concluye Päivi Jokinen, presidenta del European Women on Boards.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad