Las eléctricas tradicionales, próximas ganadoras en bolsa del ‘boom’ renovable

Su recorrido en el parqué es ahora mayor, tras la fuerte subida acumulada por las empresas eólicas o solares

Vestas

El sector energético está en plena fase de crecimiento. No sólo por el giro renovable que están dando la mayoría de compañías, sino porque, además, pueden ser una de las grandes beneficiadas de los planes de recuperación de la Unión Europea.

El ejercicio 2020, también, ha sido muy positivo para muchas de las compañías renovables, pese a la volatilidad del mercado y el desplome bursátil derivado de la epidemia de coronavirus.

Solaria, por ejemplo, se ha revalorizado más de un 200% en bolsa, en un ejercicio en el que, además, ha desembarcado en el IBEX 35; o el fabricante de aerogeneradores Siemens Gamesa, ha mejorado su cotización en lo que va de año más de un 80%.

Son dos ejemplos de cómo el mercado de las renovables se ha ganado el respaldo del mercado en este complejo 2020. Y, de cara a 2021, es previsible que los inversores miren a empresas energéticas donde vean más potencial de crecimiento, como las eléctricas más tradicionales, las que tienen que capacidad de transformar su negocio.

El impulso puede venir de la mano de las políticas nacionales, como los planes de transición renovable lanzados en Reino Unido por el Gobierno de Boris Johnson; pero también del ‘Green Deal’ de la Unión Europea. Más aún cuando Bruselas ha incrementado el objetivo de reducción de emisiones contaminantes de cara a 2030.

El mercado de las renovables se ha ganado el respaldo del mercado en este complejo 2020

Ya hay inversores que apuntan el menor potencial que pueden tener en 2021 los títulos vinculados al sector solar o al eólico, mientras que esas ‘utilities’, que presentan menos riesgo, pueden ser una opción con más capacidad de crecimiento a futuro.

La tortuga gana a la liebre

“A largo plazo, la tortuga puede ganarle la carrera a la liebre”, asegura a Bloomberg Ursula Tonkin, responsable de estrategia en mercados cotizados de la firma de inversión en infraestructuras Whitehelm Capital.

En este mismo sentido, hay que apuntar el cambio de tendencia en los mercados, a raíz de la irrupción de las vacunas contra el coronavirus, cuyo potencial hace que los inversores recuperen la confianza respecto al crecimiento económico en 2020.

De hecho, la gestora Mapfre AM indicaba este jueves en un encuentro con medios como, tras la confirmación de la efectividad de las vacunas, los inversores han virado sus preferencias desde aquellos valores más premiados en el año -por la exigencia de permanecer en los domicilios, como Netflix– por otros más tradicionales que vislumbran la recuperación, como las aerolíneas.

En el sector energético, además, se suma la llegada a la presidencia de Estados de Joe Biden, que jurará el cargo el próximo 20 de enero, y que la colocado la lucha contra el cambio climático como una de sus prioridades. Un cambio de política que, de nuevo, puede impulsar a las eléctricas en proceso de transición verde.

En la segunda mitad de 2020, el European Renewable Energy Index despega un 70%; el Stoxx 600 Utilities Index, un 8%.

Analistas consultados por Bloomberg destacan el potencial de valores como la alemana RWE o la portuguesa EDP, del 16% y del 6%, respectivamente ; mientras que señalan un recorte del 11% en el precio objetivo de los fabricantes eólicos Vestas y Siemens Gamesa.

“Muchas de estas ‘utilities’ se han posicionado ellas mismas como candidatas a capitalizar estas oportunidades de transformación verde, tras ‘limpiar’ su cartera de activos contaminantes durante los últimos años”, asegura a la agencia estadounidense el analista de UBS AG, Sam Arie.

En España, por ejemplo, las grandes firmas del sector energético, como Repsol, Endesa, Iberdrola o Naturgy, ya se han posicionado claramente como protagonistas de este giro renovable y, también, como candidatas a recibir parte de los fondos de recuperación europeos.

Y, como ejemplo de este potencial en bolsa, en lo que va de la segunda mitad de 2020, el European Renewable Energy Index se ha revalorizado un 70%; mientras que el Stoxx 600 Utilities Index solo lo ha hecho un 8%.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad