Las diez empresas ajenas al IBEX que son líderes en transparencia medioambiental

DIA y Logista son las que se colocan a la cabeza de la clasificación anual de CDP, pero también se destacan Sacyr o Cepsa

Es la clasificación internacional más relevante en materia de transparencia medioambiental y, aunque el IBEX 35 domina las primeras posiciones, hay nombres en ella más allá del selectivo.

Se trata de la clasificación de compañías que mejor informan sobre su impacto medioambiental elaborada por CDP. Un ranking en el que aparecen tanto firmas cotizadas como otras que operan al margen del mercado de valores, incluso participadas por el Estado.

¿Y quienes son las más transparentes fuera del IBEX? Las diez mejores son DIA, Logista, Miquel y Costas, Cajamar, Sacyr, Cepsa, FCC, Correos, Mediaset y Euskaltel, según la información publicada el ‘lobby’, sin ánimo de lucro, que vela por que las empresas den a conocer qué hacer en materia medioambiental y, además, si cumplen con los compromisos que comunican.

Estar en esta lista, se sea o no cotizada, es relevante porque no accede cualquier empresa. En la última clasificación aparecen 313 compañías de todo el mundo, de un universo de cerca de 9.600 firmas.

¿Quién logra la mejor nota y por qué?

De esas diez compañías con mejor puntuación medioambiental sólo dos logran la mayor nota posible: la calificación A. Se trata del grupo de supermercados DIA y de la compañía de distribución Logista.

En cuanto a DIA, es la primera compañía española fuera del IBEX entre las analizadas por CDP y se coloca entre las diez primeras en materia medioambiental, en esa última posición de ‘top 10’. Un año antes su valoración estaba por detrás, ya que obtuvo una B. Este ranking abarca hasta la calificación D, la más baja; y la F, para aquellas empresas a las que se les han solicitado datos pero declinan participar.

La compañía de ‘súper’ ha vivido en los últimos dos años una transformación profunda y un maremoto en su accionariado, tras la toma de control por parte del inversor ruso Mikhail Fridman y la acusación de fraude a su anterior equipo directivo.

Fridman, a través de su sociedad Letterone controla actualmente casi el 75% del capital del DIA, tras la oferta pública de adquisición (OPA) finalizada en 2019.

DIA, en cuanto a su estrategia medioambiental, desglosa algunos de sus últimos pasos en su informe anual de información no financiera.

Entre otras cuestiones, detalla cómo ha ido reduciendo el uso de bolsas de plástico. Por un lado, porque las bolsas que usan sus clientes -como en el conjunto de la distribución alimentaria- tienen que estar fabricadas por hasta un 70% de plástico reciclado.

DIA ha rebajado el uso de plástico en sus supermercados y las emisiones con efecto invernadero

Por otro, porque en el conjunto de 2019 (el último año con datos disponibles), las ventas de hortalizas a granel se dispararon un 70%. Lo que le permitió, asegura, evitar el uso de 1.000 toneladas de plástico

Y, respecto a su huella de carbono, en 2019 la situó en 628.463 toneladas de CO2 equivalente (un 16% menos que en el año anterior).

Reconoce que aumentó sus emisiones tras incrementar la frecuencia de distribución de productos. Pero lo compensó por el mejor impacto medioambiental de los nuevos sistemas de refrigeración de sus establecimientos, menos contaminantes; y como consecuencia derivada del cierre de tiendas.

También indica en ese informe que disminuyó sustancialmente el uso de energía renovable: que pasó de 62 millones de kWh en 2018, a 35 millones de kWh en 2019.

Logista mantiene su nota ‘A’

Logista es la undécima empresa española con mejor nota según CDP y, además, consigue mantenerla respecto al año anterior. De hecho, en su informe anual reconoce que, cada año, remite al CDP información sobre su gestión relacionada con cambio climático.

En este mismo sentido, la compañía desglosa en su informe anual de 2019 que ha tenido en consideración las recomendaciones del CDP respecto a la reducción “year-on-year” de emisiones contaminantes, que incluye una reducción del 2,1% anual.

Explica que, en cuanto a los tres tipos de alcance de emisiones de gases con efecto invernadero, a la compañía de distribución le pesa, sobre todo, las clasificadas dentro del ‘Scope 3’, que abarca las vinculadas con actividades de transporte.

Asegura que, en su caso, en cuanto a esas emisiones de CO2 las mide a través de una metodología denominada GEVA (Emisiones de efecto invernadero por unidad de valor añadido), que determina que un 83% de sus emisiones están dentro de esas categorías de Scope 3.

¿Y cuáles son sus objetivos para reducirlas? Aspira a lograr un 30% de reducción en 2030, con base a 2013; y en un 54% en 2050, también con base a ese mismo ejercicio.

Cuatro empresas A- y otras cuatro B

Entre las diez mejores ‘no IBEX’ en gestión medioambiental hay cuatro empresas que se quedan a un solo paso de lograr la mejor nota de CDP. El grupo papelero Miquel y Costas; la entidad financiera Cajamar, la constructora Sacyr y el grupo energético Cepsa.

Y la ‘B’, la siguiente calificación, la obtienen otras cuatro empresas de ese ‘top 10’: otra constructora, FCC; la empresa pública Correos (controlada a través de la SEPI), la filial española del grupo audiovisual Mediaset y el grupo de telecomunicaciones Euskaltel, ahora en pleno desembarco en el conjunto de España a través de la marca Virgin.

Sólo una de esas empresas, algunas cotizadas y otras no -como Correos, Cajamar o Cepsa- está a un paso del ‘Top 10’: Miquel y Costas, pero en el informe anual que remite a la CNMV no desglosa su política medioambiental.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad