La presidencia ‘sin poderes’ de Marc Murtra en Indra se gana el aval de los asesores de voto

Glass-Lewis también respalda el nuevo bonus para los consejeros delegados, ligado a la consecución de objetivos ESG

El presidente no ejecutivo de Indra, Marc Murtra

Indra parece que ha resuelto de cara a los asesores de voto la crisis reputacional por el relevo de Fernando Abril-Martorell de la presidencia y su sustitución por Marc Murtra, que, tal como se había planteado en su arranque ponía en cuestión la independencia del consejo.

Sin embargo, la decisión de dejar la presidencia en no ejecutiva, y dividir poderes entre dos consejeros delegados, parece que ha rehabilitado a Indra al menos de cara a los asesores de voto.

Un movimiento respaldado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), principal accionista de Indra con el 18,75% del accionariado, que es percibido como suficiente por los principales firmas asesoras de voto de cara a la junta de accionistas del próximo 29 de junio.

Los ‘proxy advisor’ son proclives a respaldar la separación de roles -tradicionalmente a través de los cargos de de presidente no ejecutivo y consejero delegado- y eso es, precisamente, lo que ocurre en el caso de la compañía tecnológica. A la espera de ver cómo transcurre esa cita con los inversores, parece que las dudas sobre si el orden del día puede salir adelante comienzan a disiparse. 

En este caso, a Murtra se le reserva la presidencia no ejecutiva, mientras que la empresa pondrá en marcha la fórmula, poco habitual en el IBEX, de contar con dos consejeros delegados. 

Cargos ejecutivos que serán ocupados por Ignacio Mataix Entero y Cristina Ruiz Ortega, hasta ahora máximos responsables de las divisiones de Transporte y Defensa.

El ‘proxy’ español Corporance, asegura a SOCIAL INVESTOR que no va a oponerse a los nombramientos propuestos a la junta de Indra, ya que considera que la separación de poderes es una buena práctica desde el punto de vista del buen gobierno corporativo. 

Las argumentaciones de Glass Lewis

Por su parte, el ‘proxy’ estadounidense Glass Lewis indica en el informe de recomendaciones de voto de cara a la junta de Indra que no considera que haya cuestiones sustanciales para que los accionistas se opongan a estos nombramientos y, en consecuencia, recomienda votar a favor.

Glass Lewis sí entra al detalle en los relativo a esta separación de poderes del grupo tecnológico participado por el Estado español. Apunta, por ejemplo, que Murtra no estará en el consejo de administración como ‘independiente’, sino que tendrá consideración de ‘externo’.

Señala que Indra justificó el relevo de Abril-Martorell por la exigencia de que quien ocupa el puesto de consejero delegado debe contar con la “plena confianza” de su principal accionistas, dado que, además, es el principal cliente de la compañía. 

Además, Glass Lewis recoge que Indra ha comunicado que llevó a cabo un proceso de selección en el que también se tuvo en cuenta a otros candidatos, a los que se entrevistó. Un proceso que concluyó con la elección de Murtra como consejero no ejecutivo y consideración de ‘externo’.

En este sentido, Glass Lewis resalta que la SEPI ha “confirmado por escrito” que Murtra no está en el consejo en representación de la sociedad estatal y que ésta “está limitada” a dos consejeros, en referencia a los asientos que ocupan Antonio Cuevas y Miguel Sebastián.

Indra avala el perfil de Murtra

Además, respecto a la idoneidad del nuevo presidente de Indra, Glass Lewis señala que la compañía destaca el “conocimiento y vasta experiencia” de Marc Murtra respecto al sector público, “así como su capacidad de liderazgo y de diálogo” que son cualidades relevantes para una empresa con un elevado volumen de contratos públicos.

“Su perfil contribuirá a mejorar las ya excelentes relaciones de la compañía con las distintas administraciones públicas, así como a reforzar la posición de Indra ante los fondos europeos NextGenerationEU y, por tanto, aumentar su capacidad de crecimiento”, ha justificado la cotizada.

“En el mismo sentido, su capacidad de liderazgo y representación institucional, así como su experiencia en el campo de la comunicación confirman su idoneidad para asumir la representación institucional de la empresa y las funciones relacionadas con la presidencia” recoge Glass Lewis respecto a los motivos que Indra destaca sobre la elección de Murtra.

En cuanto a la elección de los dos consejeros delegados, el ‘proxy’ norteamericano destaca su experiencia previa como directores de las dos principales áreas de negocio de Indra, por lo que no pone problemas a sus nombramientos.

Al margen de las opiniones de estos dos asesores de voto, quedan por saber realmente cuál es la opinión de los accionistas, entre los que se encuentran algunos pesos pesados de la ESG, como el fondo soberano de Noruega.

Norges, según los registros que figuran en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) controla cerca del 3,2% del capital de Indra, aunque de acuerdo con Bloomberg su participación habría caído hasta el 2,92% el pasado 11 de junio.

Nueva política de retribuciones

En cuanto a la nueva estrategia de retribuciones para los dos consejeros delegados hasta 2023 -que liga el variable a la consecución de objetivos ESG, como alinear a la compañía con la nueva taxonomía sostenible desarrollada por Bruselas- Glass Lewis también la respalda.

El ‘proxy’ considera que es una estructura de incentivos apropiada, que liga los intereses de los ejecutivos con los de los accionistas.

Sin embargo, la firma estadounidense de asesoría de voto no entra al detalle en cuanto a valorar los criterios ESG que tendrá en cuenta Indra, entre los que también está, un consumo del 100% de energía renovable, en España; y la reducción de emisiones de gases con efecto invernadero.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad