La empresa española apuesta fuerte por los índices de sostenibilidad

Según se desprende de la reciente revisión de la familia DJ Sustainability, es, junto a la italiana, la más proactiva para formar parte de estos indicadores entre sus homólogas en las grandes economías de la zona euro

Standard & Poor’s (S&P) anunciaba el pasado viernes cuál sería la composición de su familia de índices de sostenibilidad a partir del 22 de noviembre.

España contará con quince componentes en el hermano global, el DJ Sustainability World (BBVA, Banco Santander, Bankinter, Caixabank, Ferrovial, Siemens Gamesa, Línea Directa Aseguradora, Grifols, Inditex, Amadeus, Indra, Enagás, Endesa, Iberdrola y Red Eléctrica).

Y lo hará no solo por la calidad en sostenibilidad, sino porque las compañías españolas muestran una especial sensibilidad a formar parte de estos indicadores en comparación con sus homólogas europeas.

Una de las características de los indicadores que elabora S&P es que para lograr ser componente, voluntariamente, las empresas deben contestar a un cuestionario, del que se obtiene la nota que les hace merecedoras, o no, de la integración.

Y, a pesar de que los índices de sostenibilidad siguen ganando peso en medio de la expansión de la ESG, todavía son muchas las empresas que voluntariamente rechazan participar.

En la última edición, participaron 1.843 empresas del mundo, aproximadamente un 35 ciento de las más de 5.300 cotizadas que fueron invitadas por S&P a contestar al cuestionario. Supuso un incremento del 33 por ciento, frente a las 1.386 de la edición de 2020.

Las empresas españolas quedaron muy por encima de la media. Un 77 por ciento de las invitadas a participar en la encuesta lo hicieron. Es decir, 23 de las 30 contactadas por S&P.

Porcentualmente es una de las mayores tasas de interés entre las cotizadas que forman parte de las principales economías de la zona euro. Solo Italia (véase gráfico superior), obtiene una tasa de participación igual de elevada.

Francia, donde la tradición de la ESG está muy arraigada, se queda por detrás, con una tasa de respuesta del 61 por ciento, aunque con más del doble de compañías participantes (50).

La predisposición de las empresas germanas a optar a formar parte de los índices de sostenibilidad de S&P es todavía más baja; ya que se queda en el 50 por ciento.

El retraso de Estados Unidos

El ser más proactivo en la participación en la encuesta, es una oportunidad para salir 'sobreponderado' en los índices de sostenibilidad de S&P. Uno de los casos más claros es lo que sucede en la banca intercional.

A pesar de que Estados Unidos cuenta con varios de los bancos más grandes del mundo, es un sector poco representado en el DJ Sustainability World. Las empresas de la primera economía del mundo son relativamente menos proclives a participar en la encuesta que elabora S&P y eso se nota en una menor representatividad de la que deberían tener en un índice global.

Solo el 36 por ciento de las empresas estadounidenses ha participado en la revisión

Así, a partir del 22 de noviembre, en el DJ Sustainability World, cotizarán un total de 24 bancos, pero ninguno de ellos es estadounidense. En contraste, sí serán componentes cuatro entidades financieras españolas: el BBVA, el Banco Santander, Bankinter y Caixabank.

De acuerdo con los datos de S&P, solo el 36 por ciento de las 1.023 empresas norteamericanas a las que se contactó para la renovación de los indicadores de sostenibilidad optaron por participar. Es una tasa inferior a la que muestra la India (44 por ciento), y ni siquiera dobla de la China (23 por ciento).

La implicación de los dos países con los que la primera economía del mundo hace frontera -Canadá y México- también es más elevada. Llega al 51 y al 77 por ciento.

Sumando Estados Unidos y Canadá, la proactividad de Norteamérica es todavía inferior a la europea. Participaron un 35 por ciento de las cotizadas invitadas, frente al 50 por ciento de Europa.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad