La CNMV exige a las cotizadas más transparencia en sueldos, indemnizaciones y jubilaciones

Quiere que las compañías concreten mejor cómo estructuran los planes de pensiones y ahorro a largo plazo y las retribuciones variables

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no está plenamente satisfecha con el modo en el que las compañías cotizadas informan sobre sus modelos de retribución a los consejeros.

No lo está porque cree que hay sustancial capacidad de mejora en aspectos clave del gobierno corporativo de las empresas: las retribuciones a largo plazo (como los planes de pensiones) y las remuneraciones variables, según recoge en el Informe de remuneraciones de los consejeros de las sociedades cotizadas del ejercicio 2019.

Un modelo de pago a la alta dirección de las empresas cotizadas que es parte esencial de la G de las siglas ESG (Envirommental, Social & Corporate Governance). Es decir, el modo en el que las compañías se gestionan de puertas adentro.

La CNMV explica que ésta es la segunda ocasión en la que las compañías han podido remitir al regulador su informe de remuneraciones en formato libre, acompañado del correspondiente anexo estadístico. Una opción que por la que se han decantado 22 sociedades (16 del IBEX 35).

“Algunas sociedades no aportan el suficiente detalle, en relación con las prestaciones de los sistemas de ahorro a largo plazo y las indemnizaciones por cese”

En el conjunto de informes que recibe, la CNMV percibe “una ligera mejora respecto de años anteriores” pero que no es significativa.

Se mezclan sin una estructuración adecuada los distintos parámetros, métricas, condiciones y objetivos que deben tenerse en cuenta de cara a aplicar los sistemas retributivos, especialmente de la retribución variable”.

En estas críticas, la CNMV señala los fallos que ve en la información de las cotizadas, o si son IBEX o del Continuo, pero no identifica a las empresas que fallan a la hora de presentar su información.

Indica, por ejemplo, que “algunas sociedades” no aportan “el suficiente detalle, en relación con las prestaciones de los sistemas de ahorro a largo plazo y las indemnizaciones por cese”, así como los derechos económicos que pactan los consejeros, como si acuerdan un determinado número de años de permanencia, o si esta depende de los objetivos que la empresa consiga durante su gestión.

En lo relativo a los sistemas de ahorro a largo plazo, el organismo hasta este miércoles encabezado por Sebastián Albella apunta que “no siempre se incluyen sus características”. Entre ellas, la prestación final a la que tengan derecho los beneficiarios, las condiciones en las que consolidan los derechos económicos o si son compatibles o no con una indemnización por cese.

Los ahorros ‘por jubilación’ en el Ibex

Estos ahorros a largo plazo son relevantes en cuantía. En 2019, “un total de 40 sociedades (22 del Ibex 35) realizaron aportaciones a los sistemas de ahorro de 76 consejeros”. Indica, además, que la aportación media a los planes con derechos económicos consolidados ascendió a 254.000 euros.

“En tres sociedades (ACS, Banco Santander y Sacyr) la aportación individual a los planes con derechos económicos consolidados de alguno de sus consejeros ejecutivos superó el importe de 1 millón de euros, y en una de ellas (ACS) superó los 2 millones”.

Además, añade que “en cinco entidades (Acciona, ACS, BBVA, CAF y Mapfre), las aportaciones a los planes con derecho económicos no consolidados individuales de alguno de sus consejeros ejecutivos superaron un millón de euros, y en una sociedad (Acciona) superaron los 3 millones de euros».

El supervisor del mercado, apunta también que en ese pasado ejercicio “dos consejeros en dos sociedades (ACS y Banco Santander) informan de fondos acumulados consolidados por un importe superior a 40 millones de euros”. Y, “adicionalmente, otros cinco consejeros de tres sociedades (ACS, Banco Santander y Endesa) informan de fondos acumulados consolidados por un importe comprendido entre 10 y 20 millones de euros».

Pide más Información sobre indemnizaciones…

La CNMV también entra a valorar la capacidad de mejora de las empresas respecto a las indeminizaciones de su alta dirección. Considera que debería computar “toda cantidad que se tenga derecho a percibir en caso de cese anticipado, incluidos los importes no previamente consolidados de sistemas de ahorro a largo plazo y las cantidades que se abonen en virtud de pactos de no competencia”.

Además, insta a que las empresas aporten más información sobre el calendario previsto para estos pagos y si esas cláusulas de no competencia se activan automáticamente o si eso lo decide el consejo, por ejemplo.

… Y sobre cómo se construyen los variables

El supervisor también pone énfasis en los criterios en los que se basan las retribuciones variables. Considera que las empresas “no siempre explican con el suficiente nivel de detalle los métodos utilizados para determinar si se han cumplido, y en qué medida, dichos criterios, ni la metodología aplicada para vincular el grado de cumplimiento con el importe de retribuciones devengadas”.

Eso sí, pone una excepción de compañías que sí lo hacen bien: las entidades financieras del IBEX. “Las cuales suelen detallar este tipo de criterios o parámetros”.

La CNMV destaca que las entidades financieras informan mejor sobre el variable de sus consejeros

Otro aspecto que enfatiza es que las cotizadas “informan sobre parámetros financieros de forma poco específica (por ejemplo, refiriéndose a resultados de negocio del grupo), sin detallar cuáles son los objetivos concretos a los que se sujetan las distintas ponderaciones”.

En otros casos, “se alude a parámetros no financieros vinculados a objetivos de desempeño individuales del consejero, sin determinar cuáles son estos objetivos ni cómo se miden”.

Estas son algunas de las recomendaciones de mejora que señala la CNMV para los próximos años tras un ejercicio en el que remuneración media devengada globalmente por los consejos de administración de las sociedades cotizadas fue, en promedio, de 4,03 millones de euros, un 6,4% superior a la del año anterior.

En el caso del IBEX, ese importe es de 9,5 millones de euros de promedio; y en el resto de cotizadas, de 2,03 millones.

La mejora de la información de las empresas será una cuestión que ya quede sobre la mesa de la nueva dirección de la CNMV.

Precisamente, este jueves toman posesión de sus cargos de presidente y vicepresidenta del supervisor, Rodrigo Buenaventura y Montserrat Martínez.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad