Junta de Indra: Norges apoyará a Marc Murtra y al tándem de nuevos consejeros delegados

El gigante nórdico ha reducido su participación ligeramente tras el polémico relevo de Fernando Abril-Martorell, pero dará su apoyo al nuevo equipo el próximo 30 de junio

El presidente no ejecutivo de Indra, Marc Murtra

El que es uno de los principales accionistas institucionales de Indra y también uno de los inversores ESG más relevantes del mundo, Norges, no pondrá trabas a la reforma del consejo que la compañía española presenta a votación a la junta de accionistas el próximo 30 de junio.

El inversor, que ostenta un 3% del capital de la empresa participada por la SEPI, dará el visto bueno a todos los puntos del orden del día; entre ellos al nombramiento de Marc Murtra como presidente no ejecutivo tras el ceso de Fernando Abril-Martorell, o a la reelección de Ignacio Mataix y Cristina Ruiz Ortega, aunque ahora en categoría de co-consejeros delegados.

También emitirá votos a favor de la reelección de otros miembros del consejo de administración, como Enrique de Leyva, Ignacio Martin San Vicente o a la ratificación de Ana Maria de Pro Gonzalo.

Los asesores de voto ya habían validado el modelo elegido por el consejo para plantear el relevo de Abril-Martorell, que valoran de forma positiva que la compañía haya optado por un modelo que impone el reparto de poderes dentro de la cúpula de la tecnológica. Muntra será presidente no ejecutivo y habrá dos consejeros delegados.

Abril-Martorell condensaba todas esas funciones; un diseño que cuenta con menos respaldo entre los inversores ESG, Norges en particular, o los ‘proxy’. El argumento es que la concentración de poderes resta independencia a los consejos de administración de las empresas cotizadas.

Norges ha reducido su participación en Indra del 3,272 al 3,178%

El voto de Norges es significativo no solo porque es uno de los inversores con más peso en el capital de Indra, sino porque se temía que el relevo en la cúpula –cuestionable en su planteamiento inicial desde el punto de vista del gobierno corporativo– pudiera conllevar algún tipo de castigo por parte del inversor nórdico.

De acuerdo con los datos disponibles en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Norges habría reducido recientemente su participación en el grupo.

El pasado 16 de junio comunicó que controlaba un 3,178% del capital de la española -un 2,922% de manera directa, a través de acciones-; lo que supone un ligero retroceso respecto a su posición previa, del 3,272% -un 3,013% directa-.

La cotización de Indra, penalizada

Aunque en principio Indra habría conseguido cerrar de alguna manera la crisis reputacional que cuestionó la independencia del consejo cuando se filtró que Murtra sustituiría a Abril-Martorell -en principio con los mismos poderes y bajo auspicio gubernamental- el relevo todavía deja cicatrices en la evolución en bolsa de la compañía.

Los títulos de la tecnológica arrastran una caída por encima del seis por ciento desde que a finales de mayo se publicaran las primeras informaciones sobre el relevo ‘forzoso’ de Fernando Abril-Martorell.

La caída de las acciones de Indra multiplican por seis la del IBEX

Es una caída significativa si se compara con la evolución del IBEX durante el mismo periodo. Tomando de referencia el cierre del 20 de mayo -la información sobre el cambio de presidencia saltó el día después- el principal índice español se deja alrededor de un punto porcentual. Es decir, que el descenso de Indra multiplica por seis el de la media del mercado.

Los analistas fundamentales tampoco han perdonado el traspié en gobierno corporativo de la compañía.

Aunque el valor ha conseguido recuperar apoyos entre las firmas de inversión, los expertos que aconsejan adquirir títulos son todavía menos que los que lo hacían a finales de abril (su precio objetivo medio también es más bajo).

Hoy lo recomienda el 65% de los expertos; frente al 71% que lo hacía a finales de abril.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad