Iberdrola, Siemens Gamesa, Acciona… tres IBEX para aprovechar el ‘boom’ de la eólica marina en Reino Unido

El proyecto 'verde' del Gobierno de Boris Johnson conlleva una clara apuesta por esta tecnología con la que prevé crear hasta 60.000 empleos

El Gobierno de Boris Johnson quiere presentarse al mundo el próximo mes de diciembre como uno de los impulsores en la lucha contra el cambio climático. Será entonces (si no hay más retrasos, dado que ya los ha habido por la Covid-19) cuando se celebre en Glasgow la COP26, la cita mundial sobre el clima.

Y para entonces el Ejecutivo ‘tory’ aspira a tener ya en marcha su ambicioso plan energético que conlleva diferentes medidas para impulsar las energías menos contaminantes.

Entre ellas, una clara apuesta por la energía eólica marina de la que podrán beneficiarse algunas de las principales compañías energéticas españolas, sobre todo, las que ya operan en ese mercado como Iberdrola, Siemens Gamesa o Acciona, a través de su participada Nordex.

La meta del Gobierno es aprovechar el potencial de esta fuente renovable dada la geografía del país y alcanzar los 40GW construidos de cara al año 2030.

Con ello, asegura, tendría suficiente capacidad para abastecer de energía a todas las viviendas del Reino Unido, según asegura Alok Sharma, secretario de Estado de Negocios, Energía e Industria Estratégica en su prefacio al Libro Blanco de la Energía que acaba de publicar el Ejecutivo británico. Sharma, además, es el presidente de la cumbre COP26.

La previsión es generar, sólo con la eólica marina, 60.000 nuevos puestos de trabajo. “Para 2030, planeamos cuadruplicar la capacidad de la eólica ‘offshore”, recoge el documento.

En cambio, no desglosa la inversión concreta que prevé en eólica marina a lo largo de esta década. Sí recuerda que a finales de 2020, Reino Unido lanzó un programa de financiación de ‘offshore’ valorado en 160 millones de libras (casi 180 millones de euros al cambio actual).

Con este programa inicial, refleja el Libro Blanco, aumentará su capacidad para desarrollar una cadena de suministro competitiva en eólica marina y atraer inversión foránea para este segmento renovable.

“Aumentará nuestra competitividad global. […] La inversión apoyará nueva e importante fabricación de energía eólica marina. Una capacidad necesaria para desarrollar una base industrial competitiva, que esté al servicio de los mercados internacionales y del Reino Unido”, argumenta.

Reino Unido aspira a ser excedentario y poder exportar la energía verde que produzca con la eólica ‘offshore’

¿Por qué habla de mercados internacionales? Porque aspira a exportar parte de esa eólica. “La usaremos como plataforma para multiplicar por cinco las exportaciones de eólica marina a, al menos, 2.600 millones de libras”, indica la citada hoja de ruta energética.

Y es ahí donde entran las empresas españolas, dado su recorrido y experiencia, por un lado, en la instalación de parques eólicos marinos. Por el otro, en la fabricación de componentes para esta industria renovable.

El ‘megaproyecto’ de eólica marina de Iberdrola

Entre los primeros, está Iberdrola, presente en el Reino Unido a través de su filial Scottish Power. De hecho, la compañía ya ha acelerado en este sector, sobre todo en los últimos meses. 

En los nueve primeros meses de este año, el margen bruto (la diferencia entre ingresos y gastos) de su negocio en el Reino Unido, se disparó casi un 43%, hasta los 652,4 millones de euros. Los motivos, el repunte en eólica terrestre (del 4,3%) pero, sobre todo, de la eólica marina (+258%), por la contribución del proyecto East Anglia 1.

Esta es su mayor instalación ‘offshore’ hasta el momento en ese país, que se puso en marcha el pasado mes de agosto (antes ya contaba con otros dos parques eólicos). Y es su principal proyecto, hasta ahora, porque ha conllevado una potencia instalada de 714 megavatios (MW) y 102 turbinas que permiten producir energía para unos 630.000 hogares.

Iberdrola planea la construcción de un complejo de eólica marina denominado East Anglia HUB

En total, East Anglia 1 ha conllevado una inversión de 2.500 millones de libras y 3.500 puestos de trabajo durante su construcción. Además, hay más empresas españolas implicadas, porque la cimentación de los aerogeneradores corrió a cargo de Navantia.

Este proyecto de Iberdrola irá creciendo, porque forma parte del East Anglia HUB, que engloba tres proyectos que suman una capacidad total de 3.100 MW. El desarrollo del complejo está previsto para 2022 y requerirá una inversión de 6.500 millones de libras.

Más oportunidades para los fabricantes de turbinas

Y al margen del operador energético, el megaplan en eólica marina del Reino Unido requerirá la fabricación de aerogeneradores, donde pueden tener un papel estratégico tanto de Siemens Gamesa, como de Nordex, participada por Acciona.

La primera ya asume el creciente papel de esta tecnología. En su último informe anual, publicado en noviembre, la multinacional indica que Reino Unido es el país europeo que más está apostando por esta tecnología, tras la ampliación de sus objetivos hasta los 40 GW de cara a 2030.

Reino Unido es el país europeo que más apuesta por la eólica marina

Además, Siemens Gamesa adelanta que, de cara al presente 2021, sólo en energía eólica (en su conjunto) Reino Unido tiene previsto llevar a cabo cuatro subastas para ampliar la presencia de esta tecnología en el mix energético.

En cuanto a Nordex, la compañía apunta que cuenta tradicionalmente en ese mercado con una cuota de mercado de nuevos pedidos de entre el 12% y el 14%, aunque en el último ejercicio llegó a alcanzar el 30%.

Esas cifras, equivalen a una capacidad instalada actual de 1.531 MW en operación y otros 373 MW en construcción, al cierre de septiembre de 2020.

Las previsiones del Reino Unido son a medio y largo plazo, de aquí a 2030, pero parece claro que estos operadores eólicos van a poder relanzar su negocio británico tras el Brexit.

El reflejo del potencial eólico en bolsa

Ese potencial de la eólica, no sólo en Reino Unido, también en la Unión Europea, está claramente reflejado en la evolución en bolsa de estas compañías, que son tres de los valores con mejor evolución a un año vista.

En el caso de Iberdrola, en comparación con enero de 2020, su cotización se ha disparado más de un 27%. Hay que tener en cuenta que, además, se trata de uno de los valores que integran la selección de ‘magníficos en ESG’ del IBEX.

Se trata de los nueve valores del selectivo con mejores notas en los tres aspectos de este concepto Environmental, Social & Corporate Governance según las principales firmas de análisis (MSCI, Sustainalytics y S&P SAM).

Mientras, en el caso de Siemens Gamesa se ha disparado en un año más de un 129%, lo que le permite ser una de las mejores empresas del selectivo, gracias sobre todo al empuje de esos planes de inversión en sus principales mercados. Y en cuanto a Acciona, la matriz de Nordex, su repunte es más moderado -en línea con el de Iberdrola- es un 26% en un año.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad