Iberdrola acapara el 60% de la inversión renovable de las energéticas del IBEX

La eléctrica liderada por Galán y Endesa, Acciona, Naturgy y Repsol destinarán más de 60.000 millones hasta 2025 a su crecimiento en energía verde

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

“Ya somos un actor relevante en renovables, pero tenemos que serlo mucho más”. Así justificaba el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, el plan estratégico que el grupo energético tiene por delante para los próximos cinco ejercicios -contando con el actual- en el que la energía ‘verde’ va a ser el pilar esencial. 

Pero en esta carrera Naturgy no está sola, ni a la hora de poner en marcha GW renovables, ni en la de captar la atención de los inversores interesados en las energéticas que apuestan por la transición hacia las cero emisiones. En esa competición cada día hay más corredores y están todas las grandes energéticas españolas.

Acciona, Endesa, Iberdrola, Repsol y Naturgy han anunciado inversiones por 60.300 millones de euros de aquí a 2025 en renovables. Con dos matices, en la filial de Enel, ese plan inversor, abarca hasta 2023 e Iberdrola se queda con cerca del 60 por ciento de ese capex.

En todos los casos, las compañías han dado el mismo mensaje. Tratan de convencer a los inversores enfocados en la energía verde con la premisa de ser uno de los actores más relevantes del sector, con una hoja de ruta más comprometida con la descarbonización y la baza de poder aprovechar el potencial de los planes de inversión que se abren tanto en Europa como en Estados Unidos o Asia

Esos 60.300 millones suponen la mitad de los compromisos de capex que las energéticas se han marcado para los próximos años. Las inversiones totales alcanzarán los 123.000 millones.

Casi el 50% de la inversión prevista queda fuera del ámbito renovable entre otros motivos porque las energéticas tienen que realizar fuertes inversiones en sus redes, por la exigencia de una mayor automatización y la transformación tecnológica que conlleva para sus infraestructuras el cambio en el modelo de generación.

Naturgy, la última en subirse a la competición ‘verde’

En el detalle de qué busca conseguir cada una de las grandes energéticas del IBEX, la última en apuntarse en esta carrera es Naturgy, con una inversión en renovables de 8.700 millones de euros

Quiere crecer sin compras (aunque no las descarta si llegan a su mesa) tras poner su primer pie en Estados Unidos hace sólo unos meses, que se perfila como su principal apuesta internacional, junto con Australia. Sin embargo, el principal pilar de crecimiento seguirá siendo Europa.

Respecto a este negocio europeo, donde Naturgy no ha desglosado qué parte de la inversión corresponderá a España, su responsable de renovables, Jorge Barredo sí indicó en la conferencia con analistas de presentación del plan estratégico que sus operaciones en este continente van ligeramente por detrás de lo previsto.

Toca acelerar. Le toca a Naturgy, que pese a elevar el peso de las renovables va a tener un alto peso en su actividad del negocio gasista. Y le ocurre a Repsol, que aunque avance para diversificar hacia la energía verde, de momento, sigue siendo una petrolera. 

Repsol y si exigencia de dejar a un lado (paso a paso) el petróleo

La compañía dirigida por Josu Jon Imaz tiene comprometida una inversión de 5.500 millones de euros en renovables hasta 2025. Esta cifra representa el 30% del total de inversión prevista hasta 2025, que asciende a 18.300 millones de euros.

De momento, en energía ‘verde’, Repsol está centrada en España, aunque, como Naturgy, también ha avanzado en Chile y acaba de realizar su primer paso inversor en renovables en Estados Unidos para aprovechar la nueva ‘ola’ verde de la Administración Biden

La petrolera ha iniciado esta misma semana la producción de su mayor planta fotovoltaica en España, con 264 MW de potencia instalada, situada en Valdecaballeros (Badajoz). En total, la compañía contempla alcanzar los 7.500 MW de generación de bajas emisiones en 2025 y duplicar esa cifra en 2030. 

Este jueves, Repsol presenta resultados de primer semestre e Imaz tendrá que responder a los analistas que siguen a la compañía. A buen seguro, las renovables centrarán el interés no sólo por su potencial, sino porque tiene que decidir si saca a bolsa esta división.

Le queda menos de un año para definir si buscará fondos con esa opción, a través de un socio financiero o industrial o con una combinación de ambas alternativas. 

La mayor inversión en el corto plazo, de Iberdrola 

De momento, la compañía que ha hecho públicos planes más ambiciosos es Iberdrola, que también es la empresa que mayor ponderación tiene en el índice IBEX 35. En su caso, contempla un capex de 75.000 millones de euros hasta 2025

La mayor parte de ese crecimiento, 68.000 millones irán a crecimiento orgánico. Y, de ellos, más de la mitad, alrededor de 35.000 millones, a renovables. 

La compañía encabezada por Ignacio Sánchez Galán sí apunta cuánto tiene previsto destinar a su mercado doméstico. En concreto, 14.300 millones de euros a lo largo de este periodo de cinco años, la mitad a proyectos de reducidas emisiones de C02.

Su foco está, en gran medida, fuera de España. Y lo está porque una de las tecnologías donde más aspira a crecer es en eólica marina, donde España tiene, a día de hora, echado el freno hasta el desarrollo de una nueva normativa que ampare esta tecnología ‘offshore’.

Así, en eólica marina crecerá en Estados Unidos, Reino Unido, Japón Taiwan, Alemania o Francia en otros países. Lo hará mientras estudia segregar esta división con la meta de sacarla a bolsa o buscar un socio que, como con Repsol, le respalde en esta inversión y le haga más atractiva para los inversores, como ocurre con su principal competidora, la danesa Ørsted.

Endesa, foco en España

Si Iberdrola es la que tiene más inversiones en cartera, la cifra más baja corresponde a Endesa. 

En su caso, como filial del grupo italiano Enel, su negocio está centrado en la Península Ibérica y es su matriz la que aprovecha las grandes oportunidades de crecimiento internacional.

La compañía encabezada por José Bogas tiene previstas unas inversiones de 7.900 millones entre este año y 2023. 

Una de las metas es hacer crecer un 50 por ciento su parque instalado, hasta los 11.500 MW, vía inversión de 3.300 millones de euros. 

Acciona, doble gancho con los inversores

Acciona tiene, por su parte, comprometida una inversión de más de 7.800 millones de euros en proyectos bajos en carbono. Lo tiene a través de Acciona Energía, que es 100% renovable, y que este 1 de agosto cumplirá un mes como cotizada y de la que controla el 85 por ciento del capital.

La empresa controlada por la familia Entrecanales, aspira a invertir más del 60 por ciento de su inversión en eólica (incluida la marina) y otro 35 por ciento en solar fotovoltaica.

Y, de nuevo, con más foco fuera que dentro de España. En concreto, prevé que un 27 por ciento de esa inversión vaya para el continente americano, cifra similar a la de Australia y por delante del 18 por ciento que tiene contemplado para su país de origen. 

Queda por delante la segunda mitad de 2021 y las energéticas ya han mostrado sus cartas, ahora falta saber cuál de estos planes de negocio se gana (o pierde) el favor del inversión más comprometidos con la sostenibilidad.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad