González-Bueno arranca la reforma del Banco Sabadell por la gobernanza y la ESG

Creará una comisión en el consejo de Sostenibilidad y Gobierno Corporativo ESG, considerada una de las mejores prácticas. Solo otro banco del IBEX, el Santander, cuenta con una similar

César González-Bueno es todavía el poder invisible de la nueva etapa del Banco Sabadell, pero, sin aparecer en la foto, ya está dejando su impronta en la entidad financiera y está tratando de lanzar el mensaje al mercado de que la ESG va ser una prioridad en su mandato.

La imagen de este lunes, con Tomás Varela, el hasta el domingo director financiero del banco, Josep Oliu, presidente ejecutivo, y Jaime Guardiola, como consejero delegado, no se volverá a repetir.

De izquierda a derecha: Tomás Varela, director financiero, Josep Oliu, presidente, Jaime Guardiola, consejero delegado y Gabriel Martínez, subdirector general del Banco Sabadell, en su última foto juntos en una presentación de resultados del banco.

Para el histórico equipo del Sabadell, la del 1 de febrero fue su última presentación de resultados conjunta. Jaime Guardiola avanzó que la comunicación de las cifras del primer trimestre de 2021 estará capitaneada por González-Bueno, que tendrá a su lado a otra cara conocida de la finanzas españolas: Leopoldo Alvear.

El director financiero de Bankia da el salto a la entidad de origen catalán, tras descolgarse del equipo que se quedará en Caixabank tras la fusión.

Le aporta a González-Bueno el conocimiento de un financiero que gestiona un banco netamente doméstico; un negocio en el que, en principio, la nueva generación de ejecutivos del Sabadell quiere centrar a la entidad.

González-Bueno pone la mejora del gobierno corporativo en el centro de la nueva estrategia del banco

A la espera de que el nuevo equipo dé a conocer cuál será su nuevo plan estratégico, González-Bueno ya ha empezado las reformas, que, en un principio, serán profundas desde la perspectiva del gobierno corporativo.

El Sabadell estaba rezagado en temas como la diversidad o el elevado número de ejecutivos en el consejo; algo que el hasta ahora equipo gestor «ya ha ido mitigando», explica Alicia Prieto desde Corporance Asesores de Voto.

El pasado mes septiembre, antes del fichaje de González-Bueno como consejero delegado, el banco ‘aceptaba’ la renuncia como consejero ejecutivo de José Luis Negro y daba entrada a Alicia Reyes como independiente. Con el resto de nombramientos de consejeras en 2020 y las que ya pertenecían al órgano de gobierno – Aurora Cata SalaMaría José García Beato y Mireya Giné Torrens-, la representatividad femenina alcanza el 26,67%.

A González-Bueno todavía le quedará alguna reforma más para adaptarse a las mejores prácticas en diversidad -el peso de las consejeras todavía es inferior al 30% exigible y está lejos del 40% que se plantea para 2022, y que ya alcanzan entidades como Banco Santander o Caixabank-.

Con 15 consejeros actualmente -el máximo recomendado por el gobierno corporativo- mejorar su diversidad exigirá algún cambio más.

La diversidad es un tema que para muchos grandes inversiones se ha convertido en crucial. Juan Prieto, desde Corporance, reconoce que este año comenzará a exigirlo a las cotizadas en las recomendaciones de voto de cara a las juntas de accionistas.

El paso clave hacia la presidencia no ejecutiva

Josep Oliu anunció oficialmente este lunes -se había publicado en varios medios de comunicación, pero sin comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o de forma pública-, que el banco prepara una reforma de los estatutos, que quitará a la presidencia las funciones ejecutivas.

El ejecutivo no quiso avanzar cuáles serán sus nuevas atribuciones -o si retendrá alguna responsabilidad más allá de la representación institucional, como se espera que suceda en el caso de José Ignacio Goirigolzarri en Caixabank-. «Está por definir», explicó.

Si se confirma este paso, para Corporance, se traduciría en una mejora muy significativa del gobierno corporativo para el Banco Sabadell.

En la última reelección del presidente, que se sometió a la junta en 2019, este asesor de voto recomendó posicionarse en contra, por el carácter ejecutivo de la presidencia y porque ya existían cinco consejeros con poderes ejecutivos en el máximo órgano de gobierno del banco.

La reelección obtuvo entonces un 96% del apoyo del capital. La más baja entre los puntos del orden del día junto a los siempre polémicos informes de retribuciones.

El propio presidente del Banco Sabadell reconoció este lunes que se había optado por revisar las atribuciones de la presidencia para adaptarse a las mejores prácticas de gobierno recomendadas por el regulador financiero, la EBA.

La presidencia no ejecutiva debería venir acompañada de una revisión a la baja de la retribución, más en línea con la de Guerrero o Gual

Para el Sabadell, con el peso histórico de Josep Oliu, sería un cambio muy significativo, pero habrá que ver exactamente cómo se ejecuta en los estatutos y su efecto en las remuneraciones.

Los dos presidentes no ejecutivos de bancos del IBEX –Pedro Guerrero (Bankinter) y Jordi Gual (Caixabank), cuentan con retribuciones más reducidas que la de Oliu.

En concreto, Guerrero habría percibido 719.000 euros en 2019; Gual un total de 1,38 millones y Josep Oliu (entre retribución fija y variable), algo más de tres millones.

Una vez abandonadas sus funciones ejecutivas, la retribución también debería alinearse con la de los presidentes no ejecutivos.

El Sabadell imita al Santander en la comisión de sostenibilidad

Otra novedad que quiere implementar el Banco Sabadell en su nueva etapa es crear una comisión de sostenibilidad en el consejo de administración. Concretamente, según avanzó Josep Oliu el lunes, el banco planea poner en marcha una denominada «Comisión de Estrategia y Sostenibilidad».

Ligar la sostenibilidad directamente al consejo de administración «es algo que están demandando cada vez más los inversores y reforzaría el gobierno del banco», señala Juan Prieto.

Hace muy pocos días, en su famosa carta anual, BlackRock, por ejemplo, demandaba que las empresas elevaran la sostenibilidad hasta el consejo y los inversores activistas de Climate Action 100+, en su último documento, exigían darle ese rango a las empresas de líneas aéreas.

Menos de la mitad del IBEX cuenta por ahora con una comisión de sostenibilidad

Es un paso que pone al Sabadell un escalón más allá en sostenibilidad. De hecho, solamente un banco del IBEX -el Banco Santander– cuenta con una comisión específica de sostenibilidad, considerada una de las mejores prácticas en esta materia.

En el caso del banco que lidera Ana Botín, se denomina «Comisión de banca responsable, sostenibilidad y cultura«, y está formada al completo por consejeros independientes.

Menos de la mitad del IBEX ha puesto en marcha una similar hasta el momento.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad