Glencore: el gigante del carbón que llevará a referéndum entre sus accionistas su estrategia climática

La compañía suiza someterá a votación consultiva en la junta del próximo mes de abril su hoja de ruta hacia la neutralidad climática

El mayor comerciante mundial de materias primas y gigante del carbón Glencore se compromete a someter a votación (consultiva) su plan para las emisiones cero en 2050 en su Junta General de Accionistas. Así lo ha aprobado su Junta de Gobierno, tras anunciar en diciembre pasado su compromiso con alcanzar las cero emisiones netas en 2050.

La multinacional suiza, dedicada a la producción y comercio de minería y metales, energía y agricultura, se suma así a los estándares de compromisos climáticos que están adoptando las grandes empresas en línea con el Acuerdo de París.

Glencore tiene además entre sus accionistas a BlackRock. Y su CEO, Larry Fink, se ha encargado de insistir en los últimos meses en que BlackRock reducirá posiciones en las empresas que no se comprometan con un Plan de cero emisiones netas en 2050, además de una reducción inminente de su exposición al mercado del carbón.

Glencore, considerado uno de los mayores productores de carbón del mundo, estaba por este motivo en la mirilla de los grandes gestores, los inversores institucionales y el activismo inversor, como el grupo Climate Action 100+, que aglutina la acción de concienciación climática (engagement) de 500 inversores globales con 52 billones de activos bajo gestión para lograr la decarbonización de la economía.

CA100+ nació en 2017 con el objetivo de promover la concienciación y la acción para la descarbonización de la economía entre los mayores responsables de gases de efecto invernadero en el mundo (Glencore estaba entre ellos). Blackrock se sumó a CA100+ en enero de 2020.

Glencore ha aprovechado la presentación de resultados para avanzar sus nuevos compromisos

El grupo minero anunció en diciembre su compromiso con las cero emisiones, pero su Junta de Gobierno, su cuerpo directivo, ha decidido dar un paso más, tal y como ha anunciado este martes en la presentación de resultados.

En sus cuentas, asume el compromiso de cero emisiones para 2050 y la reducción de su exposición al negocio del carbón a medida que la economía se descarboniza. Pero lo más relevante es que en abril próximo, Glencore llevará ante la Junta general de accionistas su estrategia climática, para someterla a votación (consultiva).

Está por definir todavía cómo se articulará esta estrategia climática, pero Glencore, se encuentra entre las cuatro mayores empresas del negocio del carbón por capitalización, contemporiza en su informe de resultados que el carbón “todavía representa el 25% del consumo energético global y, aunque se reducirá en el tiempo, continuará contribuyendo hasta 2050 en cualquiera de los escenarios plausibles del cambio climático”.

La compañía suiza mantendrá vivas sus minas mientras exista demanda

En este sentido, la multinacional, que diversifica su negocio entre la minería y los metales, la energía y la agricultura (es el mayor exportador de grano), sostiene que su negocio de carbón térmico “representa menos del 5%” de sus ingresos y “está previsto que se sitúe en el marco de entre el 10% y el 15%” del beneficio bruto de explotación (ebitda) en el medio plazo (en 2020 fue del 8%) “y se sitúe en torno al 0 en el largo plazo”.

Y subraya: “Mientras haya demanda por el carbón, y sea económico hacerlo, continuaremos operando nuestras minas hasta que alcancen el fin de sus vidas”.

Glencore, con una capitalización de mercado de 39.000 millones de euros, presentó sus resultados este pasado martes, arrojando unas pérdidas de 1.900 millones de dólares, tras lograr un ebitda de 11.560 millones de euros.

Los resultados son a pesar de todos mejor de lo esperados, y la acción ha cosechado en esta semana una subida del 4%, además de avivar los rumores de un ciclo alcista en las materias primas.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad