Encuesta de SOCIAL INVESTOR al IBEX: esta es su hoja de ruta en sostenibilidad para 2021

Telefónica, Cellnex, Ferrovial, Mapfre, Amadeus, Acerinox... son una muestra de la veintena de empresas que desgranan sus planes. La prioridad común es la lucha contra el cambio climático

Frenar el cambio climático es una prioridad para las compañías del IBEX. Esta es una de las principales conclusiones de una encuesta realizada por SOCIAL INVESTOR entre los pesos pesados de la bolsa española, en la que han participado una veintena de valores.

El foco está en cómo minimizar el impacto de la actividad de estas empresas, tanto desde el punto de vista de las emisiones contaminantes, como de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por Naciones Unidas y a los que gran parte de compañías hacen referencia.

Esta prioridad que dan las cotizadas al cambio climático no está desligada de otras iniciativas. Por ejemplo, tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal de Estados Unidos sitúan la prioridad medioambiental como pilar de su política monetaria a futuro.

Hay sectores, como el energético, donde la descarbonización y la reducción de emisiones cobran especial relevancia como retos en sostenibilidad de cara al próximo ejercicio.

Otros, como la banca, también da peso a la inclusión de los criterios medioambientales en su propia gestión financiera, en el núcleo de su actividad.

Más peso a la ESG y acelerar a descarbonización

Pesos pesados del IBEX, como Cellnex indican la nueva etapa que se abre el próximo de enero. En su caso, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones pondrá en marcha su nuevo plan de ESG (Environmental, Social & Corporate Governance), que abarcará hasta 2025, con una revisión y actualización intermedia y en profundidad en 2023.

Sus ejes de actuación están puestos en “la política medioambiental y de cambio climático; la transición energética; la puesta en práctica y profundización de las políticas de equidad, diversidad e inclusión; la gestión del talento; la visibilización del impacto en términos de progreso social de la actividad de la compañía”, enumera Toni Brunet, Director de Asuntos Corporativos y coordinador del Plan ESG en Cellnex.

Como ejemplo, cita el efecto de la extensión de las redes de telecomunicaciones en el territorio como un factor de superación de la brecha digital. Además, destaca que, desde el punto de vista de la ESG, una de las comisiones de su consejo de administración tendrá la responsabilidad directa sobre los temas de Sostenibilidad y ha constituido un Comité Ejecutivo específico para los temas ESG.

Telefónica destaca que su “principal reto es contribuir a la recuperación económica y social logrando que esta sea más justa, verde y próspera para todos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son, en este sentido, nuestra hoja de ruta”, indica Elena Valderrábano, directora de Ética Corporativa y Sostenibilidad de la operadora.

“Nos hemos fijado unos objetivos muy ambiciosos para seguir teniendo la mejor red del mercado, segura, ultrarápida y baja en emisiones, ya es 100% renovable”, destaca. “De hecho, nuestro compromiso es tener cero emisiones netas en 2025, yendo así más allá del Acuerdo de París. Además, vamos a ayudar a descarbonizar la economía”, a través de la digitalización.

“Buscaremos nuevas oportunidades de financiación sostenible que nos ayuden a acelerar. En este sentido, para nosotros es importante que las redes de telecomunicaciones y la digitalización sean consideradas como “inversiones verdes” dentro de la Taxonomía de finanzas sostenibles de la Unión Europea”, prioriza.

Además, Elena Valderrábano  destaca que la ‘teleco’ sigue “avanzando en materia de transparencia e integración de los aspectos ESG en la estrategia, con el alineamiento de los KPIs no-financieros con el plan de negocio, el aseguramiento razonable de indicadores, y el ‘engagement’ con analistas, inversores ESG, agencias de rating…”

Elena Valderrábano, directora de Ética Corporativa y Sostenibilidad de Telefónica.

Otro de los grandes nombres del selectivo, Ferrovial, también destaca que su plan de sostenibilidad está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La constructora ha “implementado una hoja de ruta de descarbonización que incluye medidas como la reducción de las emisiones de CO2 en un 32% respecto a las registradas en 2009, lograr que la mitad de la flota de los vehículos sea eléctrica y una mejora del 30% de la eficiencia energética, todo ello para 2030. Además, se ha fijado como objetivo para 2025 lograr que el 100% del suministro provenga de energía renovable”, adelanta de cara a los próximos años.

En su futuro más inmediato, seguirá desarrollando Horizon 24, su plan estratégico 2020-2024, para crear valor a través de las infraestructuras sostenibles de alto valor concesional.

Destaca que la compañía trabaja en la descarbonización de sus negocios habituales (aeropuertos, autopistas, construcciones), pero también en el desarrollo de nuevos modelos de negocio (movilidad, agua y electrificación) que, con un enfoque más respetuoso con el medio ambiente.

El impulso de la economía circular

La aseguradora Mapfre destaca que, a las puertas de 2021, acaba de adherirse al Pacto por una Economía Circular, que impulsa el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y que busca promover el ahorro energético, reducir el impacto ambiental, desarrollar productos y servicios con criterios ecológicos e implicar a la sociedad en un modelo de consumo responsable.

En esta línea, la compañía adelanta que se ha comprometido a minimizar la generación de residuos (papel, plástico, cartón y equipos electrónicos, entre otros) en todo el grupo, y conseguir, en 2021, la Certificación Residuo Cero en su sede de Madrid.

Las compañías turísticas del Ibex, también tienen en el foco el cambio climático. “El año 2021 será muy probablemente crítico para la sostenibilidad del sector de la industria del viaje. Todos los actores del sector tenemos que trabajar en colaboración para conseguir que la industria sea menos vulnerable. En particular, los ámbitos de la salud y la sostenibilidad deberán ser reforzados”, apunta Lucas Bobes, responsable global de Sostenibilidad en Amadeus.

El objetivo, apunta, es “acelerar la transición hacia una industria más sostenible ayudando a informar a los viajeros sobre el componente de sostenibilidad de los viajes, además de los tradicionales de horarios, disponibilidad y tarifas. La tecnología debe también jugar un papel creciente en conseguir que las operaciones en la industria sean más eficientes y reducir el impacto medioambiental tanto en términos absolutos como en impacto por viajero”.

En el mismo sector, el gestor de aeropuertos Aena indica que, durante los últimos meses ha actualizado los objetivos de la Estrategia de Aena contra el Cambio Climático que serán incluidos en el Plan de Accion Climática de la compañía.

“Nuestro objetivo es adelantar al 2026 el programa de neutralidad de carbono y que todos los aeropuertos sean carbono neutrales”, asegura Amparo Brea, que es la Directora de Innovación, Sostenibilidad y Experiencia al Cliente de Aena.

Otro de sus objetivos es incrementar del 70% al 100% el porcentaje de autoabastecimiento procedente de las instalaciones de energías renovables, por ejemplo, a través de instalaciones de energías renovables obteniendo el 100% del autoabastecimiento, que conlleva una inversión de más de 350 millones de euros hasta 2026; y compra de energía 100% renovable con garantía de origen en todos los aeropuertos de la red.

Amparo Brea, directora de Innovación, Sostenibilidad y Experiencia al Cliente de Aena

IAG, cabecera de Iberia y Vueling, no indica objetivos concretos para 2021, pero destaca que mantiene el su compromiso para lograr emisiones netas cero de CO2 para 2050.

“Nuestras aerolíneas están invirtiendo en nuevos aviones que son hasta un 40% más eficientes en términos del consumo de combustible y están trabajando con start-ups para explorar la tecnología que permite la propulsión de aviones con hidrógeno”, indica la empresa. Además, el los próximos 20 años, invertirá 400 millones de dólares en el desarrollo de combustibles a partir de residuos, que genera un 70% menos de emisiones de CO2.

Adelantar la reducción de emisiones contaminantes

En el sector industrial, Acerinox explica que, en los últimos meses ha desarrollado su  plan estratégico de Sostenibilidad basado en cinco pilares. Uno de ellos es la ecoeficiencia y Lucha contra el Cambio Climático. Busca, por ejemplo, reducir el mix energético a través de la compra de energía renovable. En España, el 15% la energía que consume procede de estas fuentes.

Además, el grupo acerero señala que se ha fijado el objetivo de reducir un 1% anual la intensidad relativa de emisiones (emisiones de CO2 por tonelada producida); y que actualmente ya emplea un alto porcentaje de contenido de materiales reciclados, en la producción de acero inoxidable, aproximadamente un 91%.

Acerinox también destaca, entre sus decisiones estratégicas, que ha comenzado a buscar financiación «verde» ligada a índices ESG. “En este sentido ya hemos cerrado una primer préstamo de 80 millones dee euros con un banco español al que seguirán otros dos en los que estamos trabajando en estos momentos”, adelanta la compañía.

La compañía farmacéutica Almirall señala que, de cara a 2021, continuará con el desarrollo de su estrategia de lucha contra el cambio climático, ampliando los objetivos de reducción de la huella de carbono, con una apuesta muy firme por la eficiencia energética y el consumo de energía verde y de auto-producción. “El haber logrado en 2020 la calificación A-, Leadership de CDP, nos anima a seguir mejorando en esta dimensión”, asegura César Hernández Martín, Head of Corporate Social Responsibility de Almirall.

“Decidimos hacer en 2020 un nuevo diagnóstico, interno y externo, en materia de ESG, así como un nuevo análisis de materialidad ajustado a esta nueva realidad. El resultado de dicho ejercicio ha dado lugar a la formulación y aprobación por nuestro consejo de administración de una nueva Estrategia en ESG, que ya está siendo implementada a través de 15 áreas de trabajo”, indica.

Por su parte, el fabricante de envolturas para productos cárnicos Viscofan asegura que su reto más importante para el próximo año es, también, “seguir avanzando en la lucha contra el cambio climático y encontrar soluciones basadas en hidrógeno verde para la producción de energía que se puedan aplicar en nuestro proceso industrial con el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero”.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad