Entrevista a Eloi Planes (Fluidra): “Podemos mejorar nuestros objetivos de reducción de emisiones”

El presidente de la última incorporación al IBEX avanza que a medida que Rhône Capital reduzca su participación en Fluidra, aumentará el peso femenino y de independientes en el consejo

Fluidra es la empresa más joven del IBEX 35, porque llegó al selectivo el pasado 29 de marzo. Y, desde entonces, también puede sacar pecho de ser una de las cotizadas con mejor comportamiento en el parqué, con un alza que, en tres meses, supera el 40%.

Un trimestre en los que la compañía presidida por Eloi Planes ha presentado su primera estrategia ESG, denominada ‘Responsibility Blueprint‘, con horizonte hasta 2026 y cuyos objetivos, previsiblemente, revisará al alza antes de esa fecha.

“No pudimos hacer compromisos más ambiciosos, simplificamos los objetivos, para que estos fueran tractores, pero podemos mejorarlos”, explica a SOCIAL INVESTOR Eloi Planes. 

Como ejemplo, el presidente ejecutivo de la compañía especializada en piscinas, cita las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de Alcance 1, las que dependen de la propia empresa.

Ahí la empresa se marcó a mediados de abril el objetivo de alcanzar la neutralidad en 2027. “Podemos mejorarlo en un año”, apunta Planes. También para ese mismo ejercicio Fluidra se marcó la neutralidad en el Alcance 2, relativo a la energía adquirida. 

“En Alcance 3 [que depende de agentes externos a las empresas, como sus proveedores] hemos puesto el objetivo de lograrlo en 2050, pero tenemos diferentes análisis planes concretos por lo que podemos adelantar”, en referencia a esta última meta.

En este mismo sentido, Planes indica que, en el modelo industrial de su sector, no es igual de sencillo conseguir la neutralidad en todos los mercados. Como ejemplo, cita que Fluidra cuenta con fábricas en Sudáfrica, donde “no es tan fácil tener renovables”, en cuanto a la fuente energética de su producción.

Sus ‘rating’ iniciales en ESG

Respecto a los ‘rating’ en sostenibilidad con los que ha debutado en el Ibex hace prácticamente tres meses, la compañía catalana inició su andadura en el selectivo con la revisión ESG por parte de S&P, que le otorgó una calificación de 69 puntos. Además, hasta ahora sus revisión externa en sostenibilidad conllevaba la participación -desde 2020- en CDP (Carbon Disclosure Projects) de transparencia medioambiental.

“Lo importante era empezar a estar medidos”, reconoce Planes sobre la calificación de la agencia estadounidense. Fluidra también está bajo revisión de otras firmas, como Sustainalytics, MSCI y Clarity, aunque, en la información que estas firmas hacen pública a los usuarios, no desglosan los ‘rating’.

La empresa sí los incluye en su informe integrado anual. En él, recoge que MSCI califica a la compañía como BBB, ‘nota’ que mantiene desde 2019. Por su parte, Sustainalytics la sitúa dentro del riesgo ESG alto -aquellas compañías cuya valoración supera los 30 puntos-, con una nota de 31,7; aunque un año antes estaba en riesgo severo, con 40,3. Y Clarity le otorga 68 puntos en materia de buen gobierno, 60 en social y 58 en la dimensión ambiental.

«En igualdad aún estamos lejos. Ahí tenemos recorrido»

“Los compromisos de la estrategia ‘Responsibility Blueprint’ son alcanzar una puntuación de 80 en la calificación ESG de S&P y para eso tenemos que mejorar en varios temas”, reconoce Planes. 

No sólo en lo relativo a las emisiones, ya citadas, también en otros aspectos ligados al componente social de la ESG, como es la gestión de riesgos, y a la G de buen gobierno corporativo. 

“En igualdad aún estamos lejos. Somos una empresa industrial y nos ha costado poner en marcha KPI de igualdad. Ahí tenemos recorrido”, asume.  “En ‘gap’ salarial sí hemos ya un esfuerzo muy fuerte con el compromiso de llegar al equilibrio en 2024, pero también puede ser antes”.

“A nivel de mujeres en el equipo directivo, también estamos avanzando y va a seguir esa redefinición, porque va a aumentar el peso de las mujeres en posiciones directivas más altas”.

Al cierre de 2020, la remuneración media de su plantilla de Fluidra se situaba en los 35.870 euros. Sin embargo, en el caso de las mujeres, esa media, se rebajaba hasta los 29.878 euros; mientras que en el de los hombres ascendía a 38.794.

En la fotografía global de su plantilla, que se situaba a cierre de ejercicio en los 5.436 empleados, el 33% de los puestos de trabajo estaban ocupados por mujeres, en una ratio que baja al 19% si sólo se tienen en cuenta los puestos de dirección.

Un consejo que tendrá más independientes y mujeres

Otro de los ámbitos ESG donde el presidente de Fluidra anticipa cambios es en la composición del consejo de administración. “Tenemos una parte importante de dominicales”, indica Eloi Planes en referencia a los puestos ocupados por las familias fundadoras de la compañía (Planes, Garrigós, Serra y Corbera), que suman el 25% del capital.

«Tendremos un consejo de tres dominicales, dos ejecutivos y cinco o seis independientes»

Un consejo de 12 integrantes donde solo hay una mujer y cuatro consejeros independientes.

La clave será, argumenta, aprovechar la salida gradual de Rhône Capital, que aún se mantiene como accionista de referencia pero que en tres meses ha rebajado su exposición desde el 21% al 16% del capital, según los datos que figuran en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que, actualmente, cuenta con dos consejeros. 

“Rhône irá saliendo y sustituiremos sus consejeros dominicales por mujeres con calificación de independientes”, explica. “Tendremos tres dominicales, dos ejecutivos [el presidente ejecutivo y el CEO] y cinco o seis independientes”.

En cuanto a la retribución de sus dos principales ejecutivos, esta se ha ligado a la consecución de las métricas ESG. “La base era muy buena y lo que buscábamos era tener tracción, conseguir que fuera un plan en el que estuviera involucrado todo el consejo de administración”.

“Es un plan de retribuciones de arriba a abajo”, justifica en lo relativo a ampliar estas metas al resto de la plantilla.

“Los primeros objetivos han sido muy pragmáticos, empezando por el presidente y el CEO y, después, los bajaremos al resto de la organización. Este año se aplicarán al equipo directivo y, progresivamente, a un conjunto importante de la compañía”, indica Planes. “Buscamos conseguir implicación, a distintos niveles, y que sea una cuestión transversal para toda la compañía”. 

Diálogo con inversores ESG

En cuanto a cómo es el diálogo con los inversores ESG, siendo ‘el benjamín’ del IBEX, Eloi Planes, reconoce los cambios. 

“En 2007 vimos a entre 80 y 100 inversores. De todos con los que hablé, sólo uno, un inversor suizo, estaba especializado en ESG. Hoy todos preguntan por ello, sean especializados o generalistas. Las preguntas ESG siempre caen”.

En esta década, el principal movimiento corporativo fue la fusión con la estadounidense Zodiac. Desde entonces, mantiene su ‘apetito’ comprador pero con operaciones de menor escala que no cambian radicalmente su estrategia ESG. 

“Hay una diferencia importante con 2017. Entonces fue una operación de fusión de dos compañías con el mismo nivel y ahora hablamos de empresas más pequeñas y más fáciles de integrar. Puede influir en ESG, pero sería algo circunstancial”. 

De cara a ese desarrollo a futuro, Planes afirma que el ‘guidance’ que ha dado la compañía es “muy positivo”, porque “es un buen año para el sector. Estamos en un cambio de paradigma. Es un cambio estructural porque hoy es muy difícil imaginarse un proyecto inmobiliario que no cuente con piscina.

“Con la pandemia, la gente ha cambiado sus preferencias en cuanto a sus viviendas y está el teletrabajo. Estamos en un momento de cambio y no sabemos cuánto durará”. De entrada, Fluidra contempla un crecimiento del mercado del 5% anual, donde la compañía estará por delante con avances de ingresos del 6%

En cuanto al primer balance en el IBEX, reconoce que ha sido “muy positivo para los accionistas. “Nos ha dado más visibilidad y más llegada al mundo inversor y una mejor ponderación de precios. Entramos en el IBEX por nuestra posición de liquidez y nos ha empujado más todavía”, resume.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad