Enagás saltará del gas al hidrógeno sin grandes inversiones en red

El grupo calcula que el 75% de la red europea está preparada para funcionar con el nuevo combustible menos contaminante

A los grandes grupos energéticos las buenas noticias les están llegando de los ambiciosos planes de transformación hacia las renovables que llegan de Bruselas y, también, de Washington.

Así le ocurre a Enagás, que tiene en el hidrógeno una de sus palancas de crecimiento a futuro.

“Es muy importante el avance y la rapidez de la Unión Europea y las infraestructuras están muy preparadas para el despliegue de los gases renovables, sea hidrógeno verde, azul o [el mezclado con gas] ‘blended”, ha destacado el presidente del grupo, Antonio Llardén, en el encuentro con inversores de resultados a cierre de mitad de año.

Y es ahí donde el gestor español de redes gasistas tiene una clara oportunidad a futuro, porque no va a tener que transformar por completo sus infraestructuras, sino ‘reciclar’ las actuales.

Las opciones en Europa y Estados Unidos

“En 2040 cuando ya se consuma gran cantidad de hidrógeno, un 75% puede ser transportado por las infraestructuras actuales y un 25% en nuevas infraestructuras o almacenamiento”, ha destacado.

De momento, asume Llardén, es pronto para hablar de cifras de inversión concretas, vinculadas a los planes ‘Fit fot 55’ de la Comisión Europea y, también, a los fondos Next Generation, donde Enagás ha presentado proyectos pero donde prefiere cautela a la hora de hablar sobre cuáles puede recibir. 

“En dos años, en función de los ritmos que marque la Unión Europea, y los fondos Next Generation tendremos un dibujo más preciso”, ha apuntado Llardén. “La UE está viendo que pueden funcionar, podemos hacer que funcione. No va a ser inmediato pero lo vamos a poder desarrollar muy bien”. 

Lo anterior, en Europa, porque en Estados Unidos también tiene planes de desarrollo del hidrógeno, ligadas a su participada Tallgrass. Allí, Enagás asume el cambio de política tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca

En concreto, según ha apuntado su consejero delegado, Marcelino Oreja, en Estados Unidos, la apuesta por el hidrógeno es muy importante y está ligada a la capacidad de almacenamiento. “Hay oportunidades de crecimiento, para transportar hidrógeno y podemos desarrollarlas”.

En total, Enagás tiene identificados, entre hidrógeno y biometano, 55 proyectos que conllevan una inversión de 6.300 millones de euros. No se trata de proyectos en solitario, sino con socios y que dependen también de ayudas de las Administraciones.

La mayoría de esos proyectos, casi 6.000 millones, corresponden al hidrógeno e incluyen alianzas industriales.

Enagás ha desglosado estas oportunidades de crecimiento vía descarbonización de la economía durante la presentación de resultados a cierre de junio, que ha concluido con una reducción de su beneficio del 9,8% (213 millones de euros), motivada por la menor retribución en España. En cambio, mantiene el objetivo de llegar un beneficio de 380 millones al cierre del ejercicio.

Endesa se la juega con los fondos Next Generation

Este martes, en la semana clave de resultados del IBEX, también ha sido el turno de Endesa. En su caso, los resultados han estado marcados por la evolución del precio de la luz, que su consejero delegado, José Bogas, prevé que se mantenga alto hasta 2023, dada la evolución prevista para las materias primas, en concreto, el gas. 

En su caso, la eléctrica filial de Enel ha cerrado el semestre con una caída del beneficio neto del 26%, a 832 millones de euros, dado que la eléctrica tiene que comprar energía en el mercado y se ve perjudicada cuando los precios (por el gas o por el carbono) están más altos, lo que daña sus márgenes. 

Sin embargo, en cuanto a sus planes de futuro, mantiene su apuesta hacia la energía verde, con el foco en los planes Next Generation.

En su caso, sí que define a qué proyectos va. En su caso, aspira a lograr hasta 23.300 millones de euros. La mayor parte, más de 8.100 millones, ligados con renovables. También, vinculados a almacenamiento (4.560 millones de euros), redes  (3.727 millones de euros) o hidrógeno renovable (2.955 millones de euros).

Habrá que esperar a la segunda parte del año para ver si estos proyectos, sean de Endesa, de Enagás o de otras energéticas, comienzan a materializarse.

El mercado ha reaccionado en positivo en cuanto al anuncio de Enagás que, al cierre de sesión, se ha apuntado un alza del 1,7%, que deja su acción por encima de los 19 euros. Endesa, en cambio, ha retrocedido un 1,6% hasta 20,89 euros, en una sesión donde el IBEX 35 presenta números rojos, con una caída del 0,87%, que deja el índice en los 8.699 puntos.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad