Elon Musk es el líder del club de los millonarios verdes que China domina

La explosión del sector de los vehículos eléctricos, las baterías y la energía solar está detrás de esta nueva oleada de multimillonarios. El gigante asiático copa el 80 por ciento de los puestos

Hace seis años, más o menos cuando aún estaba fresca la tinta del Acuerdo de París, se llamaba «verde» a aquel multimillonario que donaba fondos a causas medioambientales. Podían tener una mansión con paneles solares, o un híbrido o dos aparcados en el garaje.

La gran fortuna de Elon Musk procede de una empresa que ha revolucionado el transporte eléctrico y está acelerando la desaparición del motor de combustión interna, responsable del 10 por ciento de las emisiones de carbono de todo el mundo.

Si bien es cierto que Musk no rehúye el conflicto y la pataleta -como ejemplo vale la reciente encuesta sobre si debería o no vender el 10 por ciento de participación en Tesla- también ha dejado claro el gran potencial de creación de riqueza de las inversiones ecológicas.

Las fortunas verdes pueden crecer con rapidez, pero también pueden ser extremadamente volátiles. Como ejemplo, otra vez Elon Musk. En la semana del 8 al 12 de noviembre, su patrimonio, se redujo en 50.000 millones de dólares en apenas dos días.

Pero, en contraste, ha aumentado un 70 por ciento en lo que va de año, hasta los 288.000 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, lo que le sitúa muy por encima de Jeff Bezos, Bill Gates y Mark Zuckerberg, y le ha convertido en la persona más rica de la historia reciente.

El tamaño de su fortuna está a la altura del máximo patrimonio neto ajustado a la inflación de John D. Rockefeller, una fortuna amasada con combustibles fósiles.

El rico del futuro

Musk es un ejemplo de la riqueza que se pueden alcanzar en las próximas décadas. La tecnología de bajas emisiones de carbono no es un nicho industrial: es la industria en sí.

Queda patente en los compromisos de gran alcance firmados en la cumbre del clima COP26 en Glasgow, Escocia, donde instituciones financieras con 130 billones de dólares de activos se han comprometido a alcanzar el nivel cero, así como en las enormes fortunas que se están creando con la transición a la energía limpia.

Los multimillonarios del ranking Bloomberg Green demuestran la explosión del sector de los vehículos eléctricos, las baterías y la energía solar.

No todos los fondos de estas fortunas proceden de empresas en línea con el clima cuyos productos principales reducen las emisiones de gases de efecto invernadero. En el caso de Musk, su patrimonio neto verde, o la parte de su fortuna ligada a los coches y la energía solar, es de 247.900 millones de dólares, el 86 por ciento de su riqueza total, pero no incluye sus intereses en otras actividades, como los cohetes espaciales.

En total, estas fortunas verdes tienen un valor aproximado de medio billón de dólares, más del doble de la capitalización bursátil de Chevron y han experimentado un aumento del 41 por ciento desde febrero, cuando Bloomberg actualizó la lista por última vez. Gran parte de esa subida se debe a Tesla, cuyas acciones se han disparado por el aumento de la producción, el incremento de los beneficios y la inclusión el año pasado en el índice S&P 500.

Esto ha enriquecido a accionistas de todos los tamaños y ha puesto en escena a uno de sus mayores inversores, con sede en Singapur, Leo KoGuan, por méritos propios.

Los magnates de la energía solar de China se incrementan gracias a las políticas gubernamentales

Los multimillonarios de todo el espectro verde son cada vez más ricos. Los magnates de la energía solar de China se han disparado gracias a las políticas gubernamentales y al aumento del coste del gas natural, que han incrementado la demanda de paneles solares.

El ritmo de la nueva capacidad solar está en camino de aumentar más del 20 por ciento este año, tras un volumen récord en 2020, según datos de Bloomberg Intelligence. El valor combinado de las fortunas solares del ranking se ha multiplicado por más de dos desde febrero.

El 80 por ciento de los multimillonarios de la lista proceden de China, una señal de la preeminencia del país como centro de fabricación de tecnologías limpias, a pesar de la llamativa ausencia de su líder en la cumbre COP26.

Los magnates que fabrican vehículos eléctricos o las baterías que los alimentan siguen siendo los dominadores. Los mayores inversores en Contemporary Amperex Technology, el mayor proveedor mundial de baterías para los fabricantes de coches eléctricos, superaron las ganancias de Musk en términos porcentuales.

Sin embargo, quedan muchos retos por delante. El director general del fabricante de automóviles Nio, Li Bin, ha bajado seis peldaños, y Li Xiang y Fan Zheng, de Li Auto, han caído fuera del ranking, al verse obstaculizada la producción por los problemas en la cadena de suministro.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad