El mercado se reconcilia con las renovables antes de la COP26

Las cotizadas españolas viven un rally bursátil desde el comienzo de octubre y llegan a la cita climática con el máximo apoyo de los analistas y con mucho potencial alcista

Las renovables españolas viven un rally bursátil desde el comienzo de octubre. El sector llega a la COP26 con el máximo apoyo del consenso y con los potenciales disparados

La COP26 arranca el domingo y las renovables españolas llegan a la cita en un momento dulce con el mercado, tras un primer semestre cargado de dudas sobre su capacidad de crecimiento frente a las grandes energéticas y posibles dificultades para cumplir con sus planes estratégicos. 

Las incertidumbres llevaron a estos valores a registrar caídas durante los seis primeros meses del año, aunque sus resultados siguiesen mostrando un balance sólido con contratos de cada vez mayor envergadura. 

Solaria es un ejemplo de castigo pese los buenos resultados al poner en duda su plan estratégico. Además, toca sumar que se disparó cerca del 250 por ciento el año pasado, lo que también ayudó a tomar beneficios. 

“Excusas para recoger beneficios” 

Pero la situación ha cambiado y la compañía del IBEX sube más de un 20 por ciento en lo que va de mes. “Las dudas puestas sobre el sector son una excusa para recoger beneficios sin argumentos. El panorama está aclarado y los bajistas se han dado cuenta de ello en casos como Solaria”, aclara el director de análisis de GVC Gaesco Valores, Víctor Peiro

Los bajistas se retiran de Solaria aunque ahora se fijan en Audax

Y es que los fondos de cobertura han levantado el pie del acelerador en Solaria, uno de los valores más castigados desde el pasado curso por los hedge funds. En cambio, los ataques siguen contra otra compañía del sector, Audax Renovables, siendo el valor de toda la Bolsa española con más bajistas en su capital social e incrementando su peso de forma sostenida. 

Pese a ello, el consenso cierra filas en ambos valores y la mayoría de expertos que recoge el panel de expertos de Bloomberg insta a “comprar” acciones de ambas compañías. En el caso de Audax, el 100 por ciento de los expertos que sigue a la compañía aconseja tomar posiciones. 

Potenciales del 60% y recomendaciones de compra del 90% 

Lo mismo sucede con el potencial de revalorización para los próximos 12 meses, que en el caso de Solaria supera el 15 por ciento y en el de Audax Renovables el 60 por ciento: el mayor de todo el sector. 

Todas las renovables firman potenciales a doble dígito de cara a un año y la inmensa mayoría de los expertos insisten en “comprar” acciones de estas compañías. Ecoener cuenta con el apoyo del 75 por ciento del consenso y un potencial cercano al 45 por ciento. 

Grenergy, que sube un 10 por ciento en lo que va de mes, arroja un potencial superior al 30 por ciento y el 88,9 por ciento del consenso recomienda “comprar” acciones. Greenalia, avance del 10 por ciento en octubre, también ofrece un potencial superior al 30 por ciento con el 66,7 por ciento de los expertos aconsejando “comprar”. 

Acciona Energía, la referencia 

Acciona Energía, la joya de la corona del grupo Acciona con una capitalización de 10.200 millones de euros, es la referencia del sector tanto en valor bursátil (la siguiente es Solaria con 2.140 millones), como por capacidad de negocio, lo que se deja notar en las valoraciones del mercado. 

Avanza más de un 15 por ciento desde que saltase al Mercado Continuo a cierre de junio, no tiene recomendaciones de “vender” (90 por ciento “comprar” y 10 por ciento “mantener”), ofrece un potencial superior al 15 por ciento y los expertos señalan que es la que mejor posicionada está para beneficiarse del entorno actual

El sector también estuvo presionado por la nueva legislación del Gobierno de España sobre el sector, que tanto han sufrido las grandes eléctricas del IBEX 35, el conocido como “hachazo” a los “beneficios caídos del cielo”. En la nueva normativa se contemplaba que también serían penalizados los PPA. 

Marco regulatorio aclarado 

Los PPA son contratos de entrega de energía a largo plazo y base de negocio de las renovables, pero al final se quedaron fuera del impacto al alejarse la presión impositiva en la energía renovable y estas cotizadas reaccionaron también al alza. Por otro lado, los tipos de interés bajos benefician al sector para su financiación a largo plazo, pero la inflación puede borrar su efecto. 

En este sentido, el analista de Mirabaud Research España Álvaro Navarro señala que el impacto sería menor “pues el incremento de la inflación viene por la subida de la energía, lo que, en principio, debería ser favorables para estas empresas”. 

Acciona Energía es la mejor posicionada y la que tiene mejor capacidad para los PPA y la venta de energía al mercado si el impacto del incremento de los precios supera al beneficio de los tipos de interés bajos cuando los bancos centrales comiencen a incrementarlos, resume Navarro. 

Cinco claves de inversión para la COP26 

Con este marco llegan las renovables a la COP26 y Víctor Peiro tiene claro que son “la solución a la difícil situación que vive el mercado de la energía y el mercado ahora es consciente de ello”. Una visión que comparte Navarro el cual añade que “el fondo de negocio de estas cotizadas muestra su capacidad para seguir creciendo en el entorno actual”

Por su parte, el CIO de Lombard Odier Private Bank, Stéphane Monier, señala que los inversores deben tener presentes cinco prioridades en el encuentro. La primera pasa porque se ofrezca “claridad” sobre la estrategia para frenar el calentamiento global: “La trayectoria de la economía real está lejos de 1,5 grados y dificulta la asignación de capital”

La segunda versa sobre eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles: “Es fundamental que los inversores financien a las empresas de industrias en transición”. La tercera, crear mejores mecanismos de fijación de los precios del carbono. 

La cuarta, fomentar y constituir marcos de inversión comunes con los que “movilizar el capital privado» y la quinta trata sobre poner el foco en la naturaleza con “hojas de ruta más claras y ambiciosas, objetivos industriales y vías de inversión para abordarlas, incluyendo la deforestación, la biodiversidad y la acidificación de los océanos”. 

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad