El maremoto en bolsa de las renovables persiste, pese al ‘boom’ por la descarbonización

Acciona Energía nada contracorriente y suma casi un 7 por ciento desde su debut el 1 de julio, pero los números rojos siguen siendo la tónica predominante

Renovables. Eólica. Imagen de Unsplash

A unas semanas de iniciarse el cuarto trimestre del año, la vista de los inversores vuelve a centrarse en el sector energético… y no solo por la oferta pública de adquisición (OPA) parcial del fondo IFM por Naturgy.

También, por la OPA del fondo EQT por Solarpack, una renovable de dimensiones menos ambiciosas; y por  la opción de que regresen las salidas a bolsa en el sector en esta recta final de 2021.

Hay, por tanto, expectación por cómo cerrará el año en el mercado de las renovables después de los vaivenes previos al parón estival. 

Por un lado, por la salida a bolsa de Acciona Energía el pasado 1 de julio, que tuvo que rebajar sus propias expectativas. Por otro, por el pinchazo en el estreno de Econer, ante la falta de apetito inversor que, además, supuso a otra renovable, Opdenergy posponer ‘sine die’ su oferta pública de venta (OPV) a la espera de un cambio en la dirección del viento.

¿Y cómo está el mercado? ¿Se ha retomado el interés por las renovables en plena polémica por el alza de los precios de la luz o sigue el pinchazo?

En líneas generales, algunas de las cotizadas ligadas a la energía verde están atenuando su desplome, pero la gran mayoría de las cotizadas vinculadas a este segmento energético han ampliado la tendencia descendente de la primera mitad del ejercicio.

Con una excepción, Acciona Energía. La firma controlada por su matriz, que mantiene el control sobre el 75 por ciento de su capital, ha remontado un 7,1 por ciento desde el toque de campana del pasado 1 de julio.

La compañía, cuyo eje de negocio es exclusivamente ‘cero emisiones’ ha cerrado la semana a los 30,7 euros por acción, cuando llegó al parqué a 28,66. Hay que recordar que, tras meses de tanteo en el mercado, Acciona optó por la franja inferior de precios, en un ejercicio de prudencia (o de cierto temor) ante las dudas de los inversores. 

El despegue de Acciona Energía

Prudencia que le supuso ver diluirse hasta un tercio de las expectativas de ingresos a los que aspiraba con la OPV. 

De hecho, su presidente José Manuel Entrecanales, reconoció justo antes del debut en el parqué que el precio con el que se vestía Acciona Energía ante el mercado “no era el óptimo”.

No se llegó a la aspiración más alta (se rebajó la expectativa de ingresos de 14.000 a 8.800 millones de euros), en su opinión, por tres motivos: cierta saturación en el mercado de OPV ligadas a la energía, las tensiones inflacionistas a escala global y la incertidumbre regulatoria del sector en España.

A pesar de estos augurios, Acciona Energía ha hecho despegar su capitalización hasta superar los 10.100 millones de euros y dejá así lejos el valor en el parqué de su sociedad de cabecera, ya que Acciona se queda rozando los 7.800 millones. 

Ese avance del 7 por ciento de Acciona Energía también contrasta con la evolución global del IBEX 35. El selectivo, desde el 1 de julio, ha perdido más de un 3,2 por ciento. 

A futuro, Acciona Energía también concentra recomendaciones de compra. En concreto, más del 83 por ciento de los analistas que recoge la agencia Bloomberg recomienda el valor, frente a un 16,7 por ciento que se decanta por mantenerlo en cartera. Ninguno aboga por su venta.

A doce meses, el precio objetivo que marcan se sitúa en los 36,21 euros por acción.

Paso atrás de Solaria

Situación diferente es la de la única firma 100 por cien renovable del Ibex. En lo que va de año, Solaria ha perdido casi un 36 por ciento de su valor en el parqué. Sus títulos rozan los 15 euros y su capitalización los 1.800 millones.

Sin embargo, el consenso de Bloomberg es optimista de cara a su evolución de aquí a un año, porque marca un precio objetivo de 20,98 euros por título.

Y casi un 53 por ciento de los analistas cuya opinión refleja la agencia estadounidense se decanta por la compra del valor, frente a un 23 por ciento que recomienda tanto mantenerla como su venta.

En cuanto a Grenergy y Solarpack comienzan a lograr atenuar el desplome. La primera cae en el conjunto de 2021 casi un 18 por ciento y la segunda cerca de un 8 por ciento. En cambio, entraban en julio con caídas de más del 24 y del 9 por ciento. 

La cruz de Audax, Soltec y Econer

En ambos casos hay ciertos factores que han marcado el valor. Grenergy ha sido la primera empresa cotizada que ha aprobado las acciones de lealtad, que dan más poder a fundador, que controla 6 de cada 10 títulos y frena así la especulación con el valor de cara a posibles inversores oportunistas.

Mientras, Solarpack tiene sobre la mesa la OPA lanzada por el fondo EQT, que valora cada título en 26,5 euros (cerró el viernes a 26,3). Una oferta que cuenta con el respaldo de los principales accionistas de la firma fotovoltaica. 

En cambio, las tres firmas del continuo que no levantan el vuelo son Audax, Soltec y Econer

Las dos primeras, con rebajas muy diferentes, del 4,6 y del 53 por ciento en lo que va de año. Y Econer, con un retroceso del 10 por ciento desde su debut este pasado mayo.

En este contexto, no parece que soplen vientos a favor de Opdenergy para que la firma retome sus planes de salir al parqué, que paralizó a finales de abril, cuando aspiraba a captar más de 900 millones de euros. 

De momento, parece que no hay decisión tomada al respecto, según indican fuentes conocedoras, a pesar de que este mes de agostó se volvió a entrever la opción de su salto al parqué.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad