El índice SOCIAL INVESTOR cerrará el año sin cambios en su composición

El índice ‘best in class’ mantiene como integrantes a Amadeus, BBVA, Caixabank, Enagás, Endesa, Iberdrola, Inditex, Naturgy y Red Eléctrica. Cellnex se perfila como una alternativa para el futuro

Bolsa de Madrid. EFE

Quedan tres meses para el cierre del año y las compañías que integran el índice SOCIAL INVESTOR encaran el trimestre bajo una clara percepción de estabilidad. 

Así se desprende del análisis trimestral que realiza la redacción de SOCIAL INVESTOR que, al cierre de septiembre, ha analizado las notas en materia de sostenibilidad que otorgan las tres principales agencias de calificación del ramo: MSCI, Sustainalytics y S&P.

Una composición de este selectivo ‘best in class’ en materia ESG en el que permanecen las nueve compañías que actualmente lo integran: Amadeus, BBVA, Caixabank, Enagás, Endesa, Iberdrola, Inditex, Naturgy y Red Eléctrica.

Las claves para estar en el ‘best in class’

Estos nueve valores cumplen al mismo tiempo tres condiciones que les permiten estar en este ‘top 9’ de la sostenibilidad. 

Las nueve cotizadas cuentan con una calificación AA o AAA según los baremos de puntuación de MSCI

Además, presentan un riesgo ESG medio, bajo o nulo según Sustainalytics. Y, por último, logran una de las tres medallas a la mejor sostenibilidad, que pueden ser de oro, plata o bronce, otorgadas por S&P.

En este trimestre estival no ha habido ninguna otra compañía del IBEX que haya logrado mejorar sus notas alcanzando esas tres valoraciones ‘premium’ en ESG. Hay que tener en cuenta que S&P realiza un análisis anual.

Sin embargo, tampoco MSCI ha realizado cambios significativos. De hecho, sólo ha mejorado dos notas. Una de ellas, de una compañía que, además, ya está en el índice.

Pasos adelante de Endesa y Cellnex 

Se trata de Endesa, que mejora su calificación a AAA partiendo de AA, un paso que la refuerza como compañía líder en ESG dentro del sector eléctrico. 

MSCI valora positivamente cuatro aspectos de Endesa. Por un lado, su gobierno y su conducta corporativa. Por otro, las relaciones con la sociedad en la que opera -donde no parece que le influya en notas ESG la actual situación por la evolución de los precios eléctricos- y las oportunidades en generación de energía renovable.

Además, la filial del grupo Enel está en la media de su sector en otros cuatro conceptos: emisiones de carbono, desarrollo de capital humano, gestión de emisiones tóxicas y uso de los recursos hídricos. Y, en cambio, no está rezagada en ninguna materia.

La otra compañía que mejora en los análisis que realiza MSCI es Cellnex. El operador de torres de telecomunicaciones se queda dentro de la media de su sector, pero pasa de BBB a calificación A; con lo que se queda a un paso de ser uno de los líderes de su industria.

En este caso, MSCI sí ve dos cuestiones en las que la cotizada española va rezagada. Por un lado, la gestión de sus equipos y de su fuerza laboral. Por otro, el esfuerzo en ampliar el alcance de los servicios de telecomunicaciones en las sociedades donde opera, especialmente en mercados en desarrollo.

En cambio, MSCI valora a su favor el liderazgo que ejerce en cuestiones de gobierno corporativo. Mientras, está en la media de su sector en emisiones de gases con efecto invernadero.

Comparación con el IBEX

De esta forma, el índice afronta la renta final de 2021 tras un mes de septiembre en el que ha tenido una evolución ligeramente mejor a la del IBEX

El ‘best in class’ de los valores sostenibles ha retrocedido un 0,38 por ciento en el noveno mes del año, frente al 0,58 por ciento del conjunto del IBEX 35.

En cambio, en lo que va de ejercicio, está por detrás, mientras el principal índice de la bolsa española avanza un 8,9 por ciento en lo que va de 2021, el índice SOCIAL INVESTOR remonta un 4,4 por ciento.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad