Chris Hohn va más allá en el IBEX: se refuerza en Cellnex tras su exitoso asalto a Aena y Ferrovial

El inversor supera el 2,5% de los derechos políticos, con su campaña 'Say on climate" en vigor, y podría forzar a la empresa de telecomunicaciones a mejorar sus compromisos climáticos

Es uno de los fondos activistas climáticos más relevante, The Children’s Investment Fund (TCI), controlado por el magnate Chris Hohn. Una firma que después de desembarcar en el accionariado de Ferrovial y de Aena -a la que obligó a dar un volantazo en su gestión climática-, acaba de acelerar en otra firma del IBEX. 

The Children’s Investment Fund ha duplicado su participación en Cellnex, el grupo de infraestructuras de telecomunicaciones, hasta alcanzar el 2,552% de los derechos de voto (es una posición a través de derivados), según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Un movimiento que llega después de que Cellnex haya realizado una ampliación de capital millonaria, por valor de 7.000 millones de euros y ya después de la celebración de su junta de accionistas -para ver la mano de Hohn igual tenemos que esperar hasta 2022, algo que cuadraría con su campaña «Say on Climate»-.

Cellnex, por el momento, no forma parte de las empresas a las que se ha invitado a participar. Esta campaña persigue que ciertas compañías asuman un compromiso con las emisiones cero, que, obligatoriamente les fuerza a presentar la medición de sus emisiones y objetivos de reducción.

Marcó el cambio de rumbo en Aena

Hay que recordar que la presencia del fondo británico en las empresas suele conllevar un acelerón en lo relativo a la gestión ESG (Environmental, Social & Corporate Governance). En el caso de Aena fue muy claro, al exigir a la gestora de aeropuertos controlados por el Estado que se marcara una hoja de ruta con compromisos exigentes en materia de sostenibilidad.

Y, después de reclamarlo, Aena se ha convertido en la primera compañía española que ha incorporado en sus propios estatutos el compromiso de luchar contra el cambio climático, que ha cuajado en la presentación de su primer plan climático anual a la junta de accionistas celebrada este año.

En Ferrovial, en cambio, Hohn no hizo campaña pública, sino que el grupo de manera voluntaria sometió a votación en su cita anual su plan climático.

En concreto, el grupo constructor -y gestor del aeropuerto londinense de Heathrow- prevé conseguir una reducción de emisiones de CO2 del 17% en el año 2024 y del 35,3% al final de la presente década década. La meta final será en 2050 cuando, asegura, conseguirá la neutralidad.

Un accionariado atomizado en Cellnex

Ahora, el fondo TCI gana peso en Cellnex, al pasar en sólo unos días de controlar el 1,32% del accionariado a algo más del 2,5%. 

De esta forma, se convierte en uno de los accionistas del gestor de infraestructuras de telecomunicaciones que presenta un accionariado atomizado, en el que también están presentes BlackRock, Criteria, el fondo soberano de Singapur GIC, el de Abu Dabi o Norges Bank.

También, Edizione -la familia Benetton, que aún mantiene la principal posición, del 8% según la CNMV.

De momento, la empresa encabezada por Tobías Martínez mantiene un plan ESG para el periodo 2025 en la que prevé una reducción de su huella de carbono del 50% en 2030 y del 100% en 2050.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad