César González-Bueno acelera el giro ESG del Banco Sabadell

El banco presentará un plan de sostenibilidad a la junta de accionistas en 2022 -aunque no se votará- y se integra en la Net Zero Banking Alliance, asumiendo el Acuerdo de París

Ya no queda ningún banco del IBEX que no se haya comprometido con los objetivos del Acuerdo de París. A tres días de que arranque la COP 26, el Banco Sabadell adelantaba este jueves durante la presentación de sus resultados trimestrales que se había integrado en la Net Zero Banking Alliance (NZBA), lo que le compromete a descarbonizar totalmente su cartera en 2050 y a ir presentando objetivos intermedios y alineados con la ciencia.

Bankinter se sumó también hace unos días y el Banco Santander, BBVA y Caixabank formaron parte del grupo fundador de esta alianza, creada bajo el paraguas de Naciones Unidas y que integra a casi 90 bancos del mundo. La entrada del Banco Sabadell convierte al IBEX en el índice europeo, entre los principales del continente, que cuenta con más bancos integrados en esta red.

César González-Bueno, su consejero delegado, avanzó el jueves que tras este compromiso presentará a la junta de accionistas del próximo año un plan de sostenibilidad. Según explicó el primer ejecutivo del Sabadell a SOCIAL INVESTOR, la intención del banco es presentar su hoja de ruta, pero no someterla a votación.

Por el momento, aunque la bolsa española está siendo un mercado un activo en el voto de planes climáticosAENA, Ferrovial, Iberdrola o Gestamp los han presentado-, ningún banco ha dado ese paso todavía.

Estrategia «realista y efectiva»

González-Bueno no avanzó el contenido del futuro plan de sostenibilidad, pero sí especificó que la estrategia que presente será realista y efectiva, y que contará con objetivos “ejecutables, relevantes y medibles en el corto, medio y largo plazo».

«Creemos que es un tema muy importante, pero también muy complejo, especialmente a lo que se refiere al nivel 3 (scope 3)», reflexionó, porque es un reto para las relaciones entre la banca y sus clientes.

«Hay que dejar de financiar a las empresas que polucionan, pero solo a las que no toman soluciones»

César González-Bueno, consejero delegado del Sabadell

«Plantea dilemas muy importantes. Porque dejar de financiar a aquellas empresas que polucionan es muy fácil. Lo que hay que hacer es dejar de financiar a los que polucionan, pero no toman soluciones», valoró.

La reflexión de González-Bueno la comparten otros bancos españoles, que apuestan más por la política de mantener el grifo del crédito abierto para aquellas empresas que se tomen en serio la transición energética, que por cerrarlo.

El sector financiero es uno de los que se encuentran bajo el escrutinio del activismo, que le acusa de continuar financiando o participando en los procesos de financiación de las empresas de combustibles fósiles en mayor medida que en financiación verde.

La banca, sin embargo, se niega a aplicar criterios de exclusión en el crédito; algo que sí se produce en la industria de la inversión colectiva, de los que hemos visto algunos ejemplos en la última semana.

Un giro completo en menos de un año

Entre todas las patas de la ESG, la medioambiental era una que César Gonzalez-Bueno había dejado pendiente tras su incorporación al Banco Sabadell y, a la espera del plan de sostenibilidad de 2022, ahora queda resuelta.

Desde su nombramiento en diciembre, del que todavía no ha pasado un año, la entidad ha dado pasos adelante en materia de gobernanza. Uno de los primeros pasos fue crear una presidencia sin poderes ejecutivos, que ostenta Josep Oliu.

Gonzalez-Bueno valoró este jueves positivamente el modelo de gobernanza del banco e insistió en que estaba demostrando su validez. El mercado también parece que le da la razón ya que en doce meses el Sabadell se anota en bolsa un 161 por ciento y es el mejor valor del IBEX-.

Aunque antes de la incorporación de su nuevo consejero delegado, ya había incrementado la diversidad del consejo, es una materia en la que necesariamente tendrá que continuar acelerando, si quiere que la representatividad alcance el 40 por ciento recomendando por el último código de buen gobierno de la CNMV.

La representatividad femenina en el consejo del Sabadell es hoy del 27 por ciento -cuenta con cuatro consejeras sobre un total de 15 componentes dentro del principal órgano de gobierno del banco-.

A nivel social, como a casi toda la banca, le sigue pesando la fuerte reducción de empleo que está enfrentando el sector. El único punto positivo de la destrucción de puestos de trabajo que vive el sector es que la reducción de plantilla se está realizando con bajas voluntarias y prejubilaciones.

Este también es en el caso del Banco Sabadell, que acaba de abrir el proceso de adhesiones y el objetivo es cerrar el ERE, que afectará a 1.380 personas, con voluntarios.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad