BlackRock cuestiona el 40% de las remuneraciones del IBEX

El mayor inversor del mundo ve inadecuadas las remuneraciones de Iberdrola, ACS, Endesa, Amadeus y de otros diez componentes del principal índice español

El mayor inversor del mundo está siendo muy crítico con las políticas de remuneraciones de las empresas más grandes de la bolsa española. De acuerdo con sus informes de proxy voting, hasta 14 compañías del IBEX vieron al gigante retirarles su apoyo al menos en el informe de retribuciones de 2020 durante la última temporada de juntas de este año.

En la lista de empresas damnificadas aparecen compañías de todos los sectores y de mayor y menor peso del índice. Así, su oposición la ha sufrido desde el valor con más peso del IBEX –Iberdrola– hasta el segundo más pequeño, que es Pharma Mar.

Hasta el momento, BlackRock ha publicado su informe de proxy voting para las juntas celebradas hasta el pasado 30 de junio. Por lo que los datos no incluyen a Inditex, que reunió a sus accionistas el 13 de julio.

El gigante avanzó hace unos días que la política de remuneraciones había sido una de las temáticas a las que más se había opuesto durante la temporada de juntas en Europa; y desde luego han sido los puntos del día que se han merecido una mayor oposición siguiendo su política de 'stewardship'.

Porque BlackRock asegura que esta guía necesariamente no significa que los gestores de cada junta hayan ejecutado estas recomendaciones de voto durante el transcurso de la junta.

"Los gestores tienen libertad para votar por las acciones de los fondos que administran en función de su análisis del impacto económico de un elemento de votación en particular. Si bien los votos habitualmente se emiten de manera uniforme, lo que refleja la posición de BlackRock Investment Stewardship, los administradores de cartera pueden votar, y a veces lo hacen, de forma diferente a la posición de BlackRock Investment Stewardship", puntualiza.

Castigo a los consejeros 'responsables' de las retribuciones

Además de rechazar 13 informes de remuneraciones correspondientes a 2020 -en el caso de Caixabank solo se abstuvo-, BlackRock se ha posicionado en contra de los consejeros que forman parte de la comisión de retribuciones.

La votación del informe de retribuciones es meramente consultiva por lo que, aunque se rechace, la compañía no debe dar marcha atrás. Es lo que ha sucedido, por ejemplo, en el caso de Amadeus.

A pesar de que la junta ha rechazado las retribuciones del año pasado, la compañía tiene que adoptar ninguna medida. BlackRock habría sido uno de los accionistas que se opuso y cualitativamente su opinión es importante para el gigante de las reservas, porque es su primer accionista.

BlackRock se ha opuesto a la reelección de cuatro consejeros del comité de remuneraciones de Amadeus

De acuerdo con Bloomberg, el gigante estadounidense controlaría actualmente un 5,05% del capital de Amadeus; y ningún otro titular goza de una posición tan fuerte.

Además del informe de remuneraciones, BlackRock también se habría opuesto a la reelección como consejeros de David Webster, Clara Furse, Peter Kuerpick y Francesco Loredan; todos ellos miembros del comité de retribuciones en el que detecta deficiencias.

Otros consejo que ha recibido varios votos en contra contra sus miembros ha sido Almirall. Aunque la posición en el capital de BlackRock es mucho menos relevante que en el caso de Amadeus (ocuparía el puesto 11 en el ranking de accionistas, con una posición del 0,55%), su oposición también ha sido significativa.

Además de al informe de retribuciones, ha rechazado la reelección de Tom McKillop, Gerhard Mayr (preside la Comisión de Nombramientos y Retribuciones) y Georgia Garinois-Melenikiotou. En todos los casos, la explicación que da el gigante para su oposición es la misma: "las retribuciones no están alienadas con la evolución de la empresa o las políticas de sus comparables".

Iberdrola, ACS y Acciona también han sufrido el rechazo al informe de remuneraciones de 2020 y la oposición a la reelección de algún consejero dentro de una comisión similar. Así lo especifica en el caso de Juan Manuel Gonzalez Serna; de la eléctrica; en el de Carmen Fernández Rozado y Jose Eladio Seco Dominguez en ACS o; en el de Javier Sendagorta Gomez del Campillo en Acciona.

Otra vía que BlackRock ha utilizado para 'castigar' las políticas de retribuciones ha sido votar en contra del informe de gestión. Por ejemplo, ha recurrido a esta vía en el caso de Endesa o Colonial.

Los triples 'noes'

El gigante de la inversión no se ha quedado aquí y ha sido todavía más duro con compañías como Endesa, Bankinter, el Banco Sabadell o Colonial.

Para estas compañías, el inversor -que ha publicado recomendaciones de voto para todas las compañías del IBEX esta temporada-, ha rechazado además del informe de remuneraciones, también la política de retribuciones (que marca la propuesta salarial para los próximos ejercicios) e indirectamente ha castigado a alguno de los consejeros con su rechazo o ha votado contra el informe de gestión.

En el caso de Bankinter o el Banco Sabadell, los consejeros penalizados fueron Fernando Maria Masaveu Herrero y Anthony Frank Elliott Ball, respectivamente.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad