BBVA responde al activismo

El banco especifica nuevos objetivos de descarbonización, adelantando los plazos exigidos por su adhesión a la Net Zero Banking Alliance. Los inversores pro clima se lo demandaban

BBVA avanza en sus compromisos climáticos. El banco que preside Carlos Torres anunció este miércoles nuevos objetivos para la descarbonización de su cartera más allá de los que ya eran públicos para el carbón.

La entidad financiera había avanzado que ampliaría sus objetivos antes de que finalizara el año, y ha preferido elegir la semana de la cumbre climática de Glasgow para concretarlas, en vez de dejarlo para el próximo 18 de noviembre, cuando celebra su Investor’s Day.

BBVA cumple así con una promesa al activismo climático. En julio, un grupo de gestoras entre las que figuraban AvivaFidelityM&G Investments, EOS en Federated Hermes, coordinadas por ShareAction, lanzaron una petición a numerosos bancos -entre ellos a todos los integradas en la Net Zero Banking Alliance (NZBA)-, para que presentaran antes del próximo verano objetivos claros de descarbonización para las industrias más contaminantes, para aquellas que tuvieran más peso en su cartera de crédito.

Según ShareAction, entre los 68 bancos contactados en esta campaña, respondieron 44. La cifra, no obstante, se reduce cuando se incluye solo a las entidades que aceptaron adelantar la publicación de objetivos.

«Entre ellos, 19 han confirmado que darán a conocer nuevos objetivos climáticos antes de la COP 26, de que acabe el año, o de su junta de accionistas de 2022″, señala la firma sin ánimo de lucro. «Esto incluye a BBVA, BNP Paribas, Citigroup y Standard Chartered«, puntualiza. Puede consultar aquí la carta de respuesta del BBVA, firmada por Antoni Ballabriga.

Ni Abanca, ni Ibercaja, ni Caixabank, ni el Banco Santander constan dentro del grupo de entidades que habrían recogido el guante a la iniciativa activista (todos ellos formaban parte de la NZBA cuando arrancó la campaña).

De hecho, ShareAction utiliza al banco que preside Ana Botín como ejemplo de lo que le cuesta al sector ofrecer compromisos concretos cuando se trata de la industria del gas y del petróleo.

«Muchos bancos siguen siendo reacios a traducir su ambición a largo plazo con sus políticas de combustibles fósiles, incluso cuando eligen utilizar escenarios alineados con esta ambición», señala Jeanne Martin, Senior Campaign Manager de Share Action.

«Tomemos por ejemplo Santander. Fue noticia a principios de este año cunado fijó objetivos basados en el escenario neto cero, recientemente publicado por la IEA (Agencia Internacional de la Energía)», señala.

«A primera vista, parece un movimiento audaz del Santander. Sin embargo, el banco no actualizó sus políticas de combustibles fósiles para reflejar estos hallazgos», puntualiza.

«Esto es preocupante, ya que el banco todavía no ha cumplido con el requisito de eliminar totalmente la energía basada en carbón», valora Jeanne Martin.

El Santander se ha comprometido a publicar como tarde en septiembre de 2022, objetivos de descarbonización para sectores como el petróleo y gas, el transporte, la minería y la siderometalurgia. Así lo anunció el pasado mes de febrero, al publicar sus primeros vetos para las empresas con ingresos procedentes del carbono.

Las metas intermedias del BBVA

BBVA, a pesar de haber adelantado la publicación de objetivos -desde que las entidades se incorporan a la NZBA cuentan con 18 meses para hacerlos públicos y la alianza ha nacido en abril de este año- tampoco consigna de forma específica metas para el gas y al petróleo.

Indirectamente, sectores como el de la generación de electricidad o el del automóvil se pueden ver afectados, pero la industria de los hidrocarburos no figura en su listado (véase infografía). El banco especifica que los sectores afectados por sus objetivos representan un 60 por ciento de las emisiones mundiales.

BBVA-Compromisos_descarbonizacion_sectores-ES-sostenibilidad
Fuente: BBVA

En paralelo, el grupo también se ha comprometido a convertir a su gestora de activos –BBVA Asset Management– en ‘cero emisiones’ en 2050 tras su integración en la Net Zero Asset Managers (NZAM).

La gestora del BBVA, que controlaba al cierre del primer semestre más de 44.000 millones de euros en activos en España, publicará objetivos concretos más adelante. «Analizaremos nuestra cartera de activos estableciendo un primer objetivo de volumen de activos que formarán parte del compromiso de descarbonización», avanza en un comunicado.

Sigue así la estela de Santander Asset Management, que se integró en este grupo en marzo. Son los dos únicos bancos cotizados con gestoras dentro de la alianza.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad