BBVA. La rentabilidad bate a la sostenibilidad en su Investor Day

El mercado le exigía visibilidad sobre cómo iba a invertir su exceso de capital. Lo ha resuelto con su oferta de adquisición sobre el capital que no controlaba de Garanti

El objetivo ROTE o el uso del exceso de capital son los principales anuncios que espera el mercado por parte de BBVA en el Investor Day, después de un 2021 plagado de comunicaciones sobre su estrategia ESG

BBVA celebrará su Investor Day el próximo jueves 18 de noviembre y las expectativas sobre anuncios ESG relevantes quedarían limitados, si se atiende al trabajado realizado por la entidad a lo largo del año, y las expectativas de los analistas ante los anuncios que se puedan producir.

El grupo presidido por Carlos Torres Vila disparó muchas de las balas que podría haber utilizado en esta asamblea y ha optado por dispararlas en la COP 26, cuando especificó objetivos de descarbonización a corto medio plazo, por sectores industriales concretos.

Es la única entidad española entre las cotizadas que forman parte de la Net Zero Banking Alliance (NZBA) que ya ha dado ese paso.

Previamente, el banco ya había anunciado a principios de marzo que dejará de financiar al carbón en 2030 en las economías desarrolladas y en 2040 en las emergentes

En julio, comunicó que duplicaba su objetivo de canalizar financiación sostenible hasta los 200.000 millones de euros hasta 2025, el doble del objetivo inicial anunciado en febrero de 2018.

Batería de anuncios ESG de julio a septiembre 

“La sostenibilidad es una prioridad estratégica para BBVA. Los retos como el cambio climático o la lucha contra la desigualdad, suponen una tarea titánica que nos afecta a todos y que debemos abordar a un ritmo sin precedentes”, señaló Torres en aquel momento. 

Ese mismo mes, dio un nuevo impulso a su estrategia verde al crear el área global de Sostenibilidad que está liderada por Javier Rodríguez Soler, hasta ese momento ‘country manager’ de los Estados Unidos. 

Más recientemente, en septiembre, la gestora del grupo, BBVA Asset Management, firmó los Principios de Inversión Responsables promovidos por las Naciones Unidas, conocidos como UN PRI. La rúbrica por parte de BBVA supuso también incluir a las gestoras del banco en Europa, México, Colombia, Perú y Argentina

También aprovechó septiembre para informar de que se convertía en la primera entidad en España en calcular la huella de carbono de todos sus clientes, una vez ya realizaba este cálculo en el negocio de empresa, siendo también pionera en este ámbito. 

BBVA perfiló sus objetivos de carbonización al calor de la COP 26 

Ya este mes, al calor de la COP 26, BBVA precisó y lanzó nuevos objetivos de descarbonización más allá de los que ya eran conocidos respecto a la financiación al carbón, algo que pedían al banco cerca de una decena de gestoras coordinadas por ShareAction

Los nuevos objetivos pasan por la generación de electricidad o el automóvil, aunque dejó fuera de la lista la industria de los hidrocarburos. Desde el banco señalaron que los sectores más afectados representan un 60 por ciento de las emisiones mundiales. 

Con todo, BBVA señaló a principios de año que hará públicos “a lo largo de 2021 sus planes y objetivos para acompañar la descarbonización de sus clientes” con medidas que contribuyan “al objetivo de cero emisiones netas en 2050 en línea con los objetivos del acuerdo de París”. 

Una ponencia específica para sostenibilidad 

Por tanto, puede que los de Torres Vila no hayan dicho su última palabra sobre ESG este año y más si se atiende al hecho de que una de las ponencias del Inverstor Day correrá a cargo de Rodríguez Soler bajo el título “La sostenibilidad como oportunidad de crecimiento del negocio”, aunque ya tiene menos margen para las sorpresas.

En este sentido, los analistas de Barclays estiman que la entidad debería responder a tres preguntas clave para calibrar su implicación actual con la ESG: ¿cuál es el riesgo de una menor productividad tras la reestructuración de plantilla?, ¿cómo evoluciona la cartera de préstamos en consonancia con la ESG y la exposición a préstamos de energía renovable? Y ¿Qué acciones tomará para minimizar el riesgo de venta indebida de productos mientras se busca una mejora de en los ingresos?”. 

Desde la entidad londinense también señalan que BBVA podría lanzar una nueva cifra sobre la evolución del objetivo líneas de financiación sostenible de 200.000 millones de euros hasta 2025 tras comunicar a cierre de semestre que llevaban 67.000 millones. 

¿Adquisiciones a la vista?

Más allá de estos mensajes, las firmas de inversión centran el foco en cómo usará BBVA el exceso de capital, una vez ya se conoce el inicio de la recompra de acciones propias que se elevaría hasta el 10 por ciento del capital social y en un posible anuncio de objetivo de rentabilidad en base al ROTE

De inicio, los analistas de Deutsche Bank señalan que a los precios actuales de BBVA, cotiza sobre los 6 euros, la recompra rondaría el 8,8 por ciento y que incluso teniendo en cuenta dicho impacto el CET 1 “fully loaded” podría seguir entre niveles del 13,5-14 por ciento hasta 2023. 

Pese a ello, el equipo de análisis de la casa alemana insiste en que “las dudas sobre el potencial uso del exceso de capital siguen siendo significativas entre muchos inversores”, por lo que no se descarta que el banco dé una guía más clara en este sentido.

Misma línea en la que se mueve Barclays al señalar que debería ofrecer una nueva estrategia, aprovechando este capital, para aumentar su base de clientes y lograr un mayor posicionamiento en el mercado de préstamos gracias a sus capacidades digitales. 

Un ROTE entre el 10 y el 12 por ciento 

“El banco intentará aumentar las cuotas de mercado en regiones clave como México y Turquía”, señalan desde Barclays. Por su parte, el Investor Day contará con dos ponencias para ambas geografías y otra para España

Otros de los puntos que estarían sobre la mesa este jueves, coinciden los expertos, es un posible anuncio sobre el objetivo de rentabilidad medido a través del ROTE. Para los analistas de la firma británica Torres Vila podría anunciar una rentabilidad del 12 por ciento excluyendo el exceso de capital. Según sus estimaciones, BBVA puede lograr un ROTE medio del 9 por ciento entre 2022 y 2024

Desde Morgan Stanley señalan que la entidad de origen vasco está capacitada para anunciar un ROTE “saludable” sobre el 10 por ciento gracias a un crecimiento del beneficio operativo que podría elevarse al 3 por ciento hasta 2024 con una rentabilidad por dividendo del 4,6 por ciento. Todo gracias a la mejora de México, la reducción de costes en España, la recuperación en préstamos y el fuerte impulso de las comisiones.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad