BBVA elevará por encima de los 100.000M su objetivo de financiación sostenible este año

La entidad no descarta incorporar a su gestora de activos a alguna alianza internacional 'cero emisiones', tras su integración como fundador en la 'Net Zero Banking Alliance'

El BBVA se unirá a la oleada de bancos internacionales –JPMorgan y Bank of America acaban de aumentarlos-, que revisarán este año su objetivo de financiación sostenible, según ha explicado Onur Genç, consejero delegado de la entidad, durante la rueda de prensa de presentación de resultados del primer trimestre.

Los objetivos iniciales anunciados por el banco -movilizar 100.000 millones entre 2018 y 2025- se estarían quedando cortos y la entidad estaría valorando aumentarlas y anunciaría los nuevos objetivos a «finales de este trimestre o principios del siguiente», según ha avanzado Genç este viernes a SOCIAL INVESTOR.

La nueva meta podría conocerse a finales de este trimestre o principios del siguiente

Al cierre del primer trimestre, el BBVA ya había movilizado 59.000 millones de este programa, tras inyectar otros 8.000 millones en los tres primeros meses del año; lo que le llevaría a ir un ejercicio por delante de sus propios objetivos.

El BBVA, que acaba de integrarse en la Net Zero Banking Alliance como miembro fundador y que compromete a la entidad a descarbonizar sus operaciones completamente en 2050, también reconoce que estudia otras alternativas.

A este respecto, Onur Genç no descarta que otras áreas de negocio, como la gestora de activos, pueda integrarse en alguna alianza similar. Por el momento, solo la gestora del Banco Santander forma parte de una red ‘activista’ que no solo se compromete a reducir las emisiones indirectas de la cartera, sino también a fomentar entre sus participadas el impulso de estos objetivos.

La reciente reforma de la Ley de Sociedades de Capital fomenta justo la implicación de los accionistas y es un aliciente para que las gestoras promuevan políticas claras de ‘engagement’; una de ellas a nivel climático. En términos generales todavía las gestoras españolas están retrasadas frente a otras comparables en sus políticas de implicación.

Resultados del primer trimestre

El Grupo BBVA alcanzó un beneficio de 1.210 millones de euros en el primer trimestre de 2021, una cifra, que, de acuerdo con el banco, le situaría en el entorno de los resultados trimestrales previos a la pandemia.

La cifra de este ejercicio es difícilmente comparable con la lograda en los tres primeros meses de 2020, cuando sufrió pérdidas por 1.792 millones, provocadas por las mayores provisiones y también por un fuerte deterioro del valor del fondo de comercio de sus actividades en Estados Unidos.

En términos de solvencia, la ratio CET 1 ‘fully loaded’, se situó en el 11,88% a 31 de marzo de 2021, lo que supone una generación de capital de 15 puntos básicos con respecto a la cifra de diciembre de 2020 (11,73%).

En términos pro forma, que considera las plusvalías derivadas de la venta del negocio de Estados Unidos, así como el objetivo de recompra del 10% de las acciones de BBVA, esta ratio se coloca en el 13,55%. Es decir, «por encima de la parte alta del rango objetivo de gestión del Grupo de entre el 11,5% y el 12%», puntualiza la entidad.

La junta de accionistas ha autorizado al BBVA a afrontar recompras de títulos para su posterior amortización equivalentes al 10% del capital. No obstante, el banco también ha avanzado que se reserva este capital para afrontar hipotéticas operaciones de crecimiento que puedan surgir.

El banco quiere recuperar un pay-out del 35-40%

El BBVA espera poder retomar su política de dividendos previa a la crisis -pagar el 35%-40% del pay out- una vez el Banco Central Europeo (BCE) levante las restricciones a estos pagos.

Una de las operaciones que ha estudiado es la posible integración con Banco Sabadell, aunque la fusión ha sido descartada por el momento.

El BBVA justifica el ERE en que la rentabilidad de España no alcanza su coste de capital

El banco ha puesto en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que está negociando con los sindicatos. El consejero delegado del BBVA ha justificado su necesidad para que la entidad sea «sostenible a medio plazo».

En este sentido, ha reconocido que el negocio español, que a la vez incluye el área de servicios centrales, no obtiene la rentabilidad suficiente como para cubrir el coste de capital.

Si bien Genç no ha puntualizado exactamente cuál es el ROE (rentabilidad de los recursos propios) del negocio en España, sí que ha apuntado que es inferior al doble dígito.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad