Acciona Energía: la burbuja renovable deja en mínimos su OPV

Solo colocará un 15% del capital y reduce la banda máxima orientativa de su precio de debut, hasta los 27,5 euros. El estreno está previsto para el 1 de julio

Planta fotovoltaica de Amareleja

Acciona pisa el freno en la salida a bolsa este jueves de su filial renovable Acciona Energía. O tira de prudencia. La compañía presidida por José Manuel Entrecanales ha comunicado a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV) que rebaja el rango de precios de la Oferta Pública de Venta (OPV).

Lo reduce desde un margen de entre 26,73 a 29,76 euros a, con ese mismo suelo, un techo de 27,50 euros por título.

De esta forma, el valor de la cotización también se resiente en su parte alta. En concreto, pasa de los 9.800 millones euros a un máximo de 9.056 millones -el precio base se mantiene en los 8.800-.

La compañía de infraestructuras hace así patente el impacto que ha tenido el pinchado de las renovables en esta primera mitad del año. En un principio, su filial de energía verde llegó a estar valorada en un máximo de hasta 14.000 millones de euros.

La compañía asegura que la revisión de la banda de precios se ha tomado «previa consulta a las entidades coordinadoras globales de la Oferta».

Un pinchazo del mercado que golpeó con fuerza a Ecoener en su salto al parqué a principios de mayo -con una caída del 15% en su debut- y el frenazo a las intenciones de cotizar de rivales en renovables de Opdenergy y Capital Energy.

Confirma la demanda para cubrir la OPV

Además, indica que «las propuestas no vinculantes de compra de acciones recibidas de inversores cualificados hasta el momento son suficientes para cubrir el volumen inicial de la Oferta».

Es decir, «el 15% del capital de Acciona Energía, más un 15% de dicho volumen inicial objeto de la opción de sobre-adjudicación de acciones dentro de la banda indicativa y no vinculante de precios revisada».

De hecho, la pasada semana ya comunicó que había alcanzado una demanda suficiente para cubrir ese 15%.

Además, la compañía de infraestructuras ya había adelantado que su voluntad era mantener bajo control de la matriz el control de hasta un 70% del capital de la filial.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad