Acciona, BBVA, Cellnex, Inditex, REE… hacen frente común para descarbonizar al G20

Seis centenares de empresas, entre ellas más de una decena de españolas, reclaman compromisos climáticos más ambiciosos a los países más ricos del mundo

Queda un mes para que la presidencia italiana del G20 celebre la cumbre de líderes prevista para el 30 y el 31 de octubre. Y siendo una de las últimas oportunidades para presionar a las grandes economías mundiales sobre sus compromisos climáticos antes de la celebración de la COP 26 -está previsto que la conferencia arranca el 1 de noviembre en Glasgow-, el sector empresarial no ha querido dejar pasar la ocasión de pedir una mayor ambición climática en este tema.

A través de una carta, un megalobby empresarial mundial, ‘We Mean Business Coalition‘, compuesto por 600 empresas han exigido a los líderes de las mayores economías del mundo compromisos claros en la lucha contra el cambio climático.

Varias empresas españolas figuran como firmantes. Entre ellas, compañías del IBEX como Acciona, BBVA, Cellnex, Red Eléctrica, Iberdrola, Inditex, Melia Hotels, Siemens-Gamesa o Telefónica, pero también otros representantes muy conocidos, como Abanca, CAF, Familia Torres, Ferrocarrils de la Generalitat, Ibercaja o Veolia.

En su petición, los grupos empresariales reclaman compromisos claros, que permitan la consecución efectiva del Acuerdo de París. En este sentido, BBVA explica cuáles son los tres puntos más importantes que se reclaman en la carta:

  • Ambición en los objetivos de reducción de emisiones a la mitad para 2030 y emisiones netas nulas como máximo en 2050, a través de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDCs, por sus siglas en inglés).
  • Compromiso para “poner fin de inmediato” a la financiación y el desarrollo de nuevos proyectos de carbón para generación eléctrica, y a establecer planes para su eliminación gradual para 2030 en economías desarrolladas, y para 2040 para otros países.
  • Alineación de los recursos públicos y políticas fiscales vinculados a los fondos de recuperación de la COVID-19 con los objetivos de descarbonización del Acuerdo de París. En concreto reclama cumplir los compromisos existentes de financiación climática como la contribución anual de 100.000 millones de dólares por parte de los países desarrollados a las economías emergentes.

Asimismo, también «pide la progresiva eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles (idealmente para 2025) y la obligación para las empresas de divulgación de información financiera relacionada con los riesgos, las oportunidades y los impactos climáticos», señala el banco presidido por Carlos Torres en un comunicado.

La carta advierte de cómo se están sucediendo los eventos climáticos por todo el mundo. «Hoy en día somos testigos de los efectos devastadores del calentamiento global a lo largo y ancho del planeta. Los fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo deben ser una señal de alerta para todos de que no hay tiempo que perder”, advierte.

En esta línea, pide colaboración al conjunto de países que forman parte del G20. “Muchas de nuestras empresas operan en varios países del G20. Un entorno de políticas armonizadas en todo el G20 nos permitiría abordar conjuntamente la descarbonización de las cadenas de valor, productos y servicios, a la vez que facilitaría el cumplimiento de objetivos compartidos de clima y desarrollo sostenible”, afirma la misiva.

El G20 representa cerca del 90 por ciento del PIB mundial y el 80 por ciento del comercio global, y es responsable de casi el 80 por ciento de las emisiones globales de carbono.

Para las empresas adheridas a este manifiesto, el G20  “tiene una responsabilidad colectiva y una oportunidad histórica de demostrar su liderazgo mundial para abordar de manera decisiva el cambio climático sin dejar atrás a nadie”, señala el BBVA.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad